Si su niño o adolescente padece de cáncer o de una enfermedad de la sangre, un hematólogo/oncólogo pediátrico tiene la experiencia y calificaciones para evaluarlo y tratarlo. La naturaleza singular del cuidado de niños y adolescentes con enfermedades sanguíneas y cáncer, se aprende a través de un adiestramiento avanzado, así como de la experiencia práctica. Los hematólogos/oncólogos pediátricos tratan a niños desde el nacimiento hasta que son adolescentes y adultos jóvenes.

¿Qué tipo de adiestramiento tienen los hematólogos/oncólogos pediátricos?

Los hematólogos/oncólogos pediátricos son doctores en medicina que han tenido

  • Al menos cuatro años de estudios universitarios médicos
  • Tres años de residencia en pediatría
  • Al menos tres años más de adiestramiento posterior a la residencia en hematología/oncología pediátrica
  • Certificación de la Junta Americana de Pediatría («American Board of Pediatrics»)

¿Qué tipos de tratamientos brindan los hematólogos/oncólogos pediátricos?

Los hematólogos/oncólogos pediátricos diagnostican, tratan y supervisan el manejo de niños y adolescentes con las siguientes afecciones:

  • Cánceres tales como leucemia, linfomas, tumores cerebrales, tumores óseos y tumores sólidos
  • Enfermedades de las células sanguíneas, tales como trastornos de las células blancas, de las células rojas y de las plaquetas
  • Trastornos de sangrado

¿En dónde puedo encontrar un hematólogo/oncólogo pediátrico?

Los hematólogos/oncólogos pediátricos ejercen en diversos ambientes médicos, incluyendo hospitales infantiles, centros médicos universitarios y hospitales comunitarios grandes.

A %d blogueros les gusta esto: