La escoliosis es una curva con desplazamiento lateral de la columna vertebral, que le da a la columna un aspecto de «S» o de «C» en vez de una «I» recta.

La escoliosis puede provocar que los huesos de la columna giren (roten), y así un hombro, omóplato (escápula) o cadera queden más arriba de un lado que del otro.

El término «idiopático» significa que la causa de este trastorno es desconocida (en la mayoría de los casos).

  • Frecuencia de la escoliosis:
    • Ocurren curvas de escoliosis que miden por lo menos 10° en el 1.5% al 3.0% de la población.
    • Ocurren curvas que superan 20° en el 0.3% al 0.5% de la población.
    • Ocurren curvas que superan 30° en el 0.2% al 0.3% de la población.
  • Ocurren curvas pequeñas de la columna con frecuencia similar en niños y niñas, pero las niñas tienen más probabilidad de tener una curva escoliótica progresivamente más grande que requiera tratamiento.

Causa

  • En la mayoría de los casos de escoliosis, no se conoce la causa exacta (idiopática). Sin embargo, puede ocurrir escoliosis en varias personas de una misma familia. Cuando ello ocurre, hay probablemente un componente genético para la causa.

Clasificación

  • La escoliosis puede ocurrir a cualquier edad.
    • La escoliosis idiopática adolescente ocurre después de los 10 años. Es el tipo más común.
    • La escoliosis infantil ocurre en niños menores de 3 años. Puede ser resultado de vértebras con forma anormal de nacimiento (congénita), diversos síndromes, trastornos neurológicos, o causas desconocidas (idiopática).
    • La escoliosis juvenil ocurre en niños que tienen entre 3 y 10 años de edad. No es común.
  • La escoliosis por lo general no causa dolor, disfunción neurológica ni problemas respiratorios. La preocupación del aspecto cosmético de la espalda a menudo es la inquietud primaria del paciente y de los padres.

Examen, signos

  • El médico le pedirá a su niño que se incline hacia adelante, lo que mostrará cualquier deformación (vea la imagen arriba). Esto se llama «prueba de Adam de inclinación frontal». El médico también controlará si hay diferencias de longitud de los miembros, signos neurológicos anormales u otras causas potenciales.
A %d blogueros les gusta esto: