Puede que te suceda como a mí que cuando me lo dijo el médico me asusté y pensé que mi niño tendría que utilizar esos zapatones tan grandes en un pie o en ambos, pero no fue así. Hay diferentes tipos de zapatos según el problema. ¿Quieres saber si tu niño necesita zapatos ortopédicos? Continúa leyendo para conocer más del tema.

Por qué un niño debería usar zapatos ortopédicos

Puede ser porque tenga una pierna más corta que la otra; esto puede ser notable a simple vista porque la diferencia es importante o bien puede que no lo sea, pero que de todas formas deba usar calzado ortopédico para evitar posibles problemas de columna u otros.

Hay niños que necesitan utilizar éste tipo de calzado toda la vida, pero dependiendo del caso puede ser suficiente una plantilla especial con realces que se coloca dentro del calzado habitual cambiándolo con otro tipo de zapato más rígido.

Sin embargo, también hay afecciones que se corrigen en unos cuantos meses o años y luego pueden dejar de hacer uso del calzado ortopédico.

Hoy en día hay variados y modernos modelos de calzado ortopédico para niños, por lo que nadie se da cuenta de que lo es.

Cuándo un niño debe usar zapatos ortopédicos

Cuando tiene pie plano

Esto es cuando la planta del pie carece de arco; hasta que el niño no tiene 6 años de edad no puede saberse con seguridad si necesitará de calzado especial o no, ya que el pie continúa desarrollando su anatomía.

Cuando padece de Toeing

Sucede porque el niño camina juntando la parte interna de las piernas y/ o rodillas, también conocido como toeing. Se soluciona colocando una cuña dentro del calzado y utilizando zapatos rígidos; además el profesional recomienda la realización de actividades como andar a caballo, caminar descalzo en la arena y montar en bicicleta, entre otras.

Los niños y el calzado ortopédico

En la actualidad ya no se indica la utilización de calzado correctivo a menos que la problemática biomecánica sea muy importante o dificulte el andar del niño. Estos por lo general tienen un buen desarrollo de sus pies si los zapatos que utilizan de modo habitual son adecuados para ellos.

Para evitar que los niños tengan problemas en el desarrollo de sus pies los zapatos deben ser planos, de suelas flexibles, antideslizantes, livianas y porosas para que permitan que el pie respire.

¿Tu niño ha utilizado zapatos ortopédicos? Cuéntanos por qué, cuánto tiempo…, a otros padres les interesará tu testimonio.

A %d blogueros les gusta esto: