ODONTOPEDIATRAS EN MÉRIDA

En este Portal de odontopediatras en Mérida encontrara varias alternativas para el cuidado de sus pequeños. Contar con un buen odontopediatra es fundamental. Es al odontopediatra a quien podemos recurrir para mantener la salud de los niños y asegurarse de que tengan un crecimiento saludable.

La salud oral es una parte integral de la salud general del niño. La odontopediatría es la especialidad de la odontología que trata el cuidado oral preventivo y terapéutico de niños y adolescentes.

 

El principal objetivo durante el tratamiento dental es dirigir a niño para que su actitud sea positiva frente al tratamiento. Consiguiendo su cooperación y confianza podremos crear un buen ambiente dental y lograr que el niño se lleve una buena experiencia formando así una base para futuras interacciones positivas con el odontólogo y el equipo instrumental odontológico.

Dra. Nelly del Carmen Castro Linares

Odontopediatra
Ced. Prof. 1409695  Ced. Esp. AE-002923
Universidad del Ejército y Fuerza Aérea

  • Atención a mujeres embarazadas
  • Odontología para el bebe.
  • Odontología para niños con discapacidad.
  • Odontología para niños con enfermedades sistémicas.

CONSULTORIO: 
Calle 37 x28 local 2 Jardines de Pensiones

PREVIA CITA:
Tel: 987-77-03
Cel: 999-220-10-24

Enviar WhatsApp

yllenodontopediatra@gmail.com

Happy Dent

Odontopediatras

M.O.I. Georgina Lugo Cabrera
Ced. Prof. 6738407 /Ced. Esp. 7994916

M.O.I. Víctor M Ortega Solís
Ced. Prof. 6597404. / Ced. Esp. 7994910.

Atención Odontológica Integral para:
Niños, adolescentes y adultos.
Odontología preventiva para el bebé y la mujer embarazada.Atención a personas con capacidades especiales.

Nuestros servicios:

  • Odontopediatría
  • Ortopedia dentomaxilofacial.
  • Ortodoncia
  • Endodoncia
  • Periodoncia
  • Cirugía maxilofacial
  • Rehabilitación

Calle22 #81 x 7 y 9 Col. San Antonio Cinta, cerca del centrito.
Tel.(999) 948 42 47 / Cel. 9992 17 02 75 / 9992 18 42 60

happydent@live.com.mx
ver pagina web

CLINI DENT

Servicios de especialidad con Calidez!

C.D.Ana Lilia Falcón Vázquez
Odontopediatra.

C.D. César M. Delgado Campos.
Especialista en Ortodoncia, Cirugía e Implantes.

C.D. Rubí Moguel
Especialista en Endodoncia

Servicios:

Odontología General | Cirugía oral
Implantes | Ortodoncia | Periodoncia
Prótesis | Blanqueamiento.

C.21 #103C x 22 y 24 Chuburna de Hidalgo.

Tel. 195 55 16
Urgencias 9992 417227

analilia.falcon@clinident.mx

SITIO WEB

Dra. Estefanía González Mendiburu

Odontopediatra | Odontología Estética

Ced. Prof. 7763593
Ced. Esp. 9199975

Odontóloga odontopediatra egresada de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Especialista en el cuidado bucal de bebes, niños y adolescentes.

Cuidamos desde el mas pequeño hasta el mas grande de la casa.

Estamos preocupados por la salud bucal de toda su familia.

Atención especial a adultos (control de ansiedad).

dentopiamid@gmail.com

dentista.enmerida.net

Calle 31B # 207 x 22 y 24 Col. Miguel Alemán. Mérida Yucatán.

Tel. 999 287 59 05

Cel: 9992 23 60 80

Enviar whatsapp

estefmendiburu@gmail.com

Clínica Dental Campestre

CD. Félix Manuel Enríquez Rivera
Odontología Integral y Pediátrica
Ced. Prof. 7460525
Ced. Esp. 9199959

Servicios:

  • Emergencias Odontológicas Pediátricas
  • Atención a Adolecentes y Niños
  • Ortopedia Maxilar

ACEPTAMOS VISA Y MASTERCARD.

Dirección.
1D #247 x 36/38 Fracc. Campestre, Mérida, Yucatán.

Tel. 9991927837

Correo: enriquezfel@hotmail.com

Dra. Martha L. Herrera Zetina

Ced. prof. 6057643 | Ced. Esp. 7482465

Servicios:

  • Odontología para bebés, niños y jovenes
  • Atención a mujeres embarazadas
  • Atención a niños con requerimientos especiales.
  • Ortopedia maxilar.

English spoken 100% fluent.

Dirección.
Calle 24 #97G x 19 y 21 Colonia Itzimná

Teléfono.
(999) 289 45 84

Celular.
9992 92 14 59

 

Síguenos y entérate de nuestras promociónes del mes en:

M.O.I. Daniela Gutiérrez Reyes

Odontopediatra

Ced. Prof. 7994791
Ced. Esp. 9199977

Egresada de la Universidad Autónoma de Yucatán
Maestría en Odontología Infantil

Servicios:

  • Limpiezas
  • Resinas
  • Blanqueamiento
  • Brackets
  • Paladares para niños
  • Rechinamiento dental
  • Selladores
  • Extraciones infantiles
  • Pulpotomías
  • Coronitas
  • Emergencias pediatricas

English spoken 100% fluent.

Dirección:
C. 16 #166 x 11A y 13 Col. Prado Norte

Teléfono: 999 565 2801

Cel: 9994 37 46 80
Enviar whatsapp 

Cel: 9992 92 26 65
Enviar whatsapp 

Smile Kids Mérida

Odontopediatría y Ortodoncia

Ced. Prof. 7476224
Ced. Esp. 9199976

Clínica Dental Especializada
en la atención a bebes, niños y adolescentes

servicios:

  • Odontología Infantil
  • Ortopedia Maxilar
  • Ortodoncia
  • Brackets Metálicos
  • Brackets Estéticos
  • Odontología Integral
  • Endodoncia
  • Cirugía Maxilofacial
  • Rehabilitación Oral

Previa cita
Tel: 999 943 9825

Cel: 9992 58 86 50
Enviar whatsapp 

smileodontologíaespecializada@gmail.com

Dirección:

Calle 12 #313 Fracc. San Carlos
Mérida, Yucatán

Horario:

L-V
10am a 2pm y 4pm a 8pm

sábados
10am a 2pm

Dra. Stephanie León Bolaños

Especialista en Odontopediatría y Endodoncia

Ced. Prof. 6945358
Ced. Esp. 10024527

 servicios:

  • Odontología para niños con discapacidad
  • Odontología para el Bebé
  • Rehabilitaciones estéticas en niños
  • Coronas de zirconia
  • Ortopedia dentofacial
  • Odontología para embarazada

Previa cita
Tel: 999 4819776

www.thewhiteloft.mx

Dirección:

The White Loft

Av. Cámara de Comercio #266 x 34 y 36 San Ramón Norte. Mérida, Yucatán

Alimentos que ayudan a prevenir la caries en tus pequeños

Alimentos que ayudan a prevenir la caries en tus pequeños

Es bien sabido por todos que los alimentos con altos contenidos de azúcares son los que provocan más caries en los niños. Por lo que, se deben evitar dulces, repostería, refrescos y papas fritas. Además, los alimentos con azúcar que se pegan a los dientes, como los chiclosos, chicles, caramelos, malvaviscos y bombones, son más dañinos por tener mayor tiempo de contacto con el azúcar en los dientes. Como éstos, también hay algunos alimentos que pueden ayudar a evitar la aparición de caries, pero lo más importante es que lleves a tu hijo con el dentista para verificar que su dentadura se desarrolle adecuadamente:

La fruta

Los productos endulzados naturalmente como las frutas son menos cariogénicos. De hecho, diversos estudios han demostrado que la fruta no causa caries, e incluso en algunos pacientes ayuda a disminuir su incidencia.

Arroz, papas y pan

Algunos alimentos con alto contenido de almidón tienen poco efecto cariogénico, como por el arroz, las papas cocidas o el pan. Pero hay alimentos con almidón como las papas fritas y las galletas que son casi tan cariogénicas como alimentos con azúcar refinada.

La leche

Aunque contiene lactosa, se considera de baja cariogenicidad puesto que es alcalina y eso neutraliza al ácido que se forma durante el proceso carioso. Sin embargo, si se le da la leche a los niños en la noche con el biberón para que se duerman, pueden llegar a generarse caries en muchos de los dientes, por la alta cantidad de tiempo que está la lactosa de la leche disponible para las bacterias, y por la disminución de la salivación durante la noche que es importantemente protectora contra la caries.

Agentes anti-caries

Se ha comprobado el efecto del calcio, los fosfatos, la vitamina D y las proteínas como agentes anti-caries ya sea antes o después de la salida de los dientes. En el caso del calcio, si un niño tiene una deficiencia nutricional importante de este mineral, también tendrá problemas en la calcificación de sus dientes que todavía no han salido.

Enfermedades bucales

Enfermedades bucales

Las enfermedades bucales no sólo afectan a la zona de la boca, sino que impactan en diversas partes del organismo del ser humano; por eso es importante tener una correcta higiene que garantice la eliminación de bacterias.

Para las personas, es muy importante contar con una sonrisa blanca y saludable, pero al no cuidarla adecuadamente pueden aparecer las incómodas infecciones. Por ello, nuestros odontopediatras te explican las 5 enfermedades más comunes en Mérida.

1.- Caries: Es una grieta que se presentan en los dientes, causada por los ácidos de los alimentos en descomposición.  Regularmente se registra en la parte exterior, pero si no se atiende a tiempo, puede afectar el nervio, ocasionar dolor agudo y perder la pieza dental. La deficiente higiene bucal y la ingesta de comida azucarada favorecen su aparición.

2.- Gingivitis: Se genera por un mal cepillado de dientes, el escaso uso de hilo dental y el tabaquismo. Consiste en la inflamación de las encías causada por un proceso infeccioso (bacterias) o la acumulación de placa bacteriana y sarro. Si no es atendida a tiempo, puede afectar el hueso y convertirse en una periodontitis. Entre sus síntomas se encuentran: sangrado, inflamación, enrojecimiento, sensibilidad al frío y mal aliento.

3.- Periodontitis: Es una infección progresiva de las encías y pérdida del hueso alrededor del diente, lo que provoca que el desprendimiento de las piezas dentales. La mayoría de los casos es consecuencia de la acumulación prolongada de placa bacteriana y sarro en los dientes. Sus síntomas principales son: enrojecimiento intenso de la encía, inflamación sin dolor y sangrado leve al comer o durante el cepillado.

4.- Cáncer bucal: Cuando no existe una limpieza adecuada, la boca puede albergar muchos gérmenes y bacterias, que ocasionan este tipo de enfermedad. Se manifiesta a partir de cualquier llaga, inflamación o ulceración que dure mucho tiempo. Algunos factores de riesgo que detonan el padecimiento son: tabaquismo, alcoholismo, dieta deficiente en vitaminas A, E, C o hierro, una infección viral o la exposición excesiva al sol.

5.- Halitosis: Una mala higiene bucal, caries y el tabaquismo son las causas del mal aliento en los adultos. Es importante visitar al dentista para que realice un diagnóstico y recete un tratamiento adecuado.

¿Cuándo debo llevar por primera vez al odontólogo a mi hijo?

¿Cuándo debo llevar por primera vez al odontólogo a mi hijo?

Todos los padres suelen preguntarse cuándo es el momento ideal para la primer cita del bebé con el odontólogo pediatra. Los expertos coinciden en que desde que la madre se entere que está en embarazo, debe solicitar consulta con su odontólogo pediatra; en el mejor de los casos, pedir una cita que haga parte de los planes de odontología infantil.

Ese control es muy importante porque la madre puede prevenir problemas con su dentadura a causa de la pérdida de calcio, mineral que irá, más bien, a favorecer al niño en formación. Por ello, las piezas dentales de la mujer se debilitan, e incluso tienden a fracturarse o perderse, por una enfermedad periodontal (en los tejidos de soporte de los dientes) que puede aparecer durante la gestación. Además, después del nacimiento, es ideal visitar al odontólogo pediatra desde temprana edad, pues es el especialista que podrá dar pautas específicas e individualizadas a la madre, el padre o quienes estén a cargo del niño sobre prevención. Todo para proteger, entre otros aspectos, el esmalte de los dientes, para que no se vea atacado por las enfermedades de la boca.

¿A qué edad deben llegar los primeros dientes de mi bebé?

Los dientes temporales, llamados comúnmente ‘dientes de leche’ por su color blanquecino, empiezan su erupción o salida hacia los seis meses de edad. Aun así, es normal que existan algunas variaciones individuales que hagan que los dientes se anticipen o retrasen. Ello no debe preocupar a los padres, pero sí es importante que hacia los seis meses se consulte al odontólogo pediatra para hacer seguimiento al proceso de erupción. Entre los márgenes normales está que esos primeros dientes salgan durante el primer año de vida

¿Cómo son esos primeros dientes?

Los dientes de leche o temporales son más pequeños que los dientes permanentes y que las capas de esmalte y dentina (tejidos de la corona del diente) son, también, más delgadas que las de los dientes definitivos. Sin embargo, hay que decir que la formación de esos primeros dientes se da desde que el bebé está en el útero. La primera etapa inicia hacia la semana 6 u 8 de gestación, aproximadamente, cuando se forma la sustancia básica de los dientes de leche. Luego, entre el tercer y cuarto mes, se forma el tejido duro que rodea los dientes y se fijan los cimientos de la dentición permanente.

Los primeros dientes del bebé representan un gran avance en su desarrollo en todos los aspectos. Son el primer paso para aprender a comer “como adultos”, y también impulsan el habla del niño, ya que le ayudan a producir sonidos correctos y comprensibles. Los constantes movimientos de masticación también estimulan el crecimiento de la mandíbula.

Al mismo tiempo, los dientes de leche, que deben haber salido cuando tu hijo cumpla los tres años, desempeñan un papel importante en la alineación y el espaciado de los dientes permanentes. Si un diente de leche se pierde muy pronto debido a la caries, los dientes vecinos podrían desplazarse para ocupar su lugar. Esto podría provocar que no quede espacio para el diente permanente cuando llegue, obligándolo a hacerse sitio y a crecer torcido. Así que es muy sensato cuidar de los dientes de leche del bebé, limpiándolos regularmente desde el momento en que salen.

¿Cuándo deben caerse los dientes de leche?

¿Cuándo deben caerse los dientes de leche?

«¡Mamá, se me está cayendo un diente!». Esas palabras representan un punto importante en el crecimiento de tu niño. Sabemos que los dientes de leche se tienen que caer para que puedan crecer los dientes permanentes. Y es un proceso que tarda seis años o más.

Muchos niños se emocionan cuando sienten que uno de sus dientitos se mueve. También se alegran al saber que pronto los visitará el «ratoncito de los dientes» o el «ratoncito Pérez». Sin embargo, otros pequeños le temen al dolor. Si tu niño está angustiado, puedes tranquilizarlo asegurándole que probablemente no sufrirá dolor.

El primero en salir es el primero en caerse
Los 20 dientes de leche de un niño, típicamente empiezan a brotar entre los 4 y 7 meses de edad. Para los 3 años, casi todos los niños tienen bien instalados todos sus dientes de leche, los cuales suelen caerse en el mismo orden en que salieron.

Esto significa que los dientes del medio de la mandíbula inferior son normalmente los primeros en caerse, alrededor de los 5 años. Los dos superiores centrales serán los siguientes. Hay niños que pierden sus primeros dientitos a los 4 años, mientras que otros no los pierden hasta los 7. Generalmente mientras más temprano le salieron los dientes a un niño, más pronto se le caerán.

Es posible que a algunos niños se les empiecen a caer los dientes de leche muy temprano, antes de que los permanentes estén listo para salir. Esto puede suceder debido a un accidente o a una enfermedad dental. Cuando esto sucede, es común que el dentista coloque una prótesis de plástico (hecha a la medida) en el espacio donde estaba el diente temporal, mientras que sale el definitivo. Esto evitará problemas futuros de espaciamiento entre los dientes.

Si a tu niño se le empiezan a caer los dientes temporales antes de los 4 años, es recomendable que consultes con un dentista para asegurarte que no se debe a una enfermedad.

También puede ser que un niño de 7 años tenga todavía los dientes de leche. Aunque lo más probable es que no tenga ningún problema, es aconsejable llevarlo al dentista para que le haga algunos estudios de rayos X.

Adiós a los dientes de leche

Anima a tu niño a que mueva suavemente el diente que está flojito. Algunos dientes que están a punto de caerse, se pueden torcer para que se caigan por completo, ya que en la mayoría de los casos, la raíz está desintegrada.

Recuérdale a tu hijito, sin embargo, que no debe arrancar un diente que no esté listo para caerse, ya que la raíz quedará más propensa a una infección. Cuando los dientes de leche que están flojos tardan en caerse, algunas veces es necesario llevar al niño al dentista. Esto sin embargo, no es muy común.

La pérdida de los dientes de leche es raramente tan dolorosa como la dentición. Si tu hijito se queja de un dolor en el fondo de su boca, es posible que le estén brotando los molares.

Puedes aliviarle el dolor con un analgésico tópico (gel o crema), como el ibuprofeno o el acetaminofén. Pero lo más seguro es que el dolor no tarde mucho en desaparecer.

Bienvenidos los nuevos dientes
No te asustes cuando veas que los dientes nuevos son más grandes, ya que es normal. Los dientes permanentes también suelen ser menos blancos que los de leche y tienen crestas más afiladas puesto que todavía no se han gastado.

Aunque no es muy común, existen casos en los que algunos dientes permanentes salen antes de que se caigan los de leche, creando dos hileras de dientecitos. Esta etapa es temporal y se conoce como los «dientes de tiburón».

Ahora que los dientes permanentes empiezan a salir, el cepillarse la dentadura es más importante que nunca. Seguramente tendrás que supervisar y ayudar a tu hijito hasta que tenga unos 8 años.

Se recomienda que uses una pequeña cantidad (del tamaño de un chícharo o guisante) de pasta dental. Algunos médicos aconsejan usar pasta de dientes sin flúor hasta que el niño pueda escupir, sobre todo si el agua de la llave ya contiene fluoruro.

Es recomendable que le compres a tu niño un cepillo de dientes nuevo cada dos o tres meses para reducir la proliferación de bacterias dañinas y también para mantener el cepillo en buen estado. Asegúrate de llevar a tu hijo al dentista dos veces al año.

La mayoría de los niños pierden sus últimos dientes de leche alrededor de los 12 años de edad, cuando los molares aparecen.

https://espanol.babycenter.com/a10900073/cu%C3%A1ndo-y-c%C3%B3mo-se-caen-los-dientes-de-leche#ixzz4oRc6k6Q0

Caries en niños

Caries en niños

Nuestros dientes tienen una capa de Esmalte en su superficie que es lo que los protege del desgaste y le da su dureza.

Pero en nuestra boca hay bacterias. Algunas de ellas, entre las que destaca el Streptococo Mutans se pegan al esmalte, especialmente en sus recobecos y proliferan. En su crecimiento producen ácidos que degradan el Esmalte. Cuando el hueco crece lo hace también la zona en la que las bacterias pueden reproducirse y poco a poco se originan huecos que van profundizando. En esta fase la caries no se detecta la mayoría de las veces, porque no duele.

Si la perforación atraviesa totalmente el Esmalte, sigue sin doler, pero a veces empezamos a notar que el diente “se cala”. Es decir, que percibimos molestias al tomar alimentos más calientes o más fríos de lo normal.

Tras el Esmalte la perforación continúa atravesando la Dentina. Más blanda y porosa que el esmalte, la progresión a través de ella suele ser más rápida y empieza a afectar a la Pulpa (la porción más profunda donde están los nervios del diente). Cuando irrita los nervios es cuando aparece el auténtico dolor de dientes, pero es tarde. La infección ya a atravesado todas las barreras.

Si infecta la Pulpa, puede progresar a través de la raíz y producir inflamación en los tejidos que rodean el diente. Eso es un Flemón.

¿Cómo se trata la Caries en Niños?

Caries en los Dientes de Leche

La mayoría de los Niños aún con dientes de leche, no colaborarán para que se trate una caries. Por eso, lo habitual en una Caries de un diente de leche no es hacer una Endodoncia (limpiar y eliminar el material infectado con un torno para rellenar luego el hueco con un “Empaste”), sino un sellado. El Sellado consiste en cubrir la Caries con un material que evita que las Bacterias de la Placa dentaria reciban más alimento, lo que enlentece o detiene la progresión de la caries el tiempo suficiente para que el Diente de Leche sea sustituido por uno definitivo antes de que la Caries haya perforado el Esmalte.

Pero a veces ya ha perforado y está produciendo infección. En esos casos, dependiendo de la edad del niño y de la importancia del problema tu Odontólogo te aconsejará la mejor opción, desde el sellado hasta la extracción del Diente de Leche.

Caries en Dientes definitivos

En niños que ya tienen los dientes definitivos la solución suele ser la Endodoncia (limpiar y eliminar el material infectado con un torno para rellenar luego el hueco con un “Empaste”). Y en algunos casos en que la caries está ya muy avanzada puede ser necesaria la Extracción. Es de nuevo tu Odontólogo la persona indicada para aconsejarte.

Más importante: Cómo se Previene la Caries en Niños

Hay niños que tienen más facilidad para desarrollar Caries que otros. En algunos casos el Esmalte es menos resistente a los ácidos de las Bacterias de la Placa. Esto es algo genético y que no es evitable.

Pero en la mayoría de los casos de Caries el problema son los Hábitos del que las sufre:

Falta de Higiene dentaria.

Cuando los restos de comida permanecen en los dientes más tiempo y en abundancia, la Placa Bacteriana crece. Y en sus capas más profundas es donde proliferan los gérmenes que producen ácido.

Una correcta higiene dentaria elimina los restos de comida y una parte importante de la Placa Bacteriana evitando que tenga la profundidad suficiente para que proliferen las bacterias causantes de Caries.

Hay quien dice que los dientes deben limpiarse desde que están en la boca y que debe hacerse desde que aparece el primer diente de leche. Hay quien aconseja hacerlo después de cada toma. En la práctica esto es bastante complicado de lograr en niños de meses. Pero además es innecesario.

Las Caries en Dientes de Leche suelen aparecer en dos localizaciones en la mayoría de los casos: Incisivos superiores y Muelas.

El primer caso no se debe a una falta de higiene dentaria, sino que aparece en niños que toman con frecuencia líquidos azucarados a presión (zumos, infusiones con azúcar, batidos… en biberón o con pajita).

En las Muelas aparece porque quedan restos de comida de la masticación incrustados en las grietas naturales de las muelas. Pero son muy pocos los niños que sin tomar Chucherías con frecuencia desarrollan caries que progresen antes de que las muelas de leche se sustituyan por las definitivas.

Por tanto, más importante que limpiar los Dientes de Leche es evitar el exceso de azúcares en la Dieta de los Niños. Evita las bebidas azucaradas y las chucherías.

¿Cómo recomiendo empezar la Higiene Dentaria en los Niños?

Los Niños son Jugadores de Imitación. Lo que significa que si cuando nos vé cepillarnos los dientes tenemos un cepillo para él es fácil que quiera imitarnos.

Así empiezan casi todos los niños a familiarizarse con la Higiene Dental. Unos lo hacen antes y otros después. Poco a poco empezará a hacer mejor los movimientos y a completar mejor el cepillado.

Dos detalles a tener en cuenta:

– Cepillo: Debe ser lo más blando posible. El Esmalte de los Dientes de Leche es más blando y un cepillo duro puede dañarlo, especialmente en el borde entre el esmalte y la encía.

– Pasta de Dientes: Baja en flúor y poca o ninguna. Los niños suelen tragarse la pasta de dientes, porque les gusta el sabor. Algunos pueden llegar a usar “el cepillo como cuchara”. El problema es que un exceso de Flúor puede ser perjudicial porque mancha los dientes.

Todo este juego debe llevar a que cuando lleguen los dientes definitivos el niño tenga ya la costumbre y la habilidad de hacer un cepillado adecuado de dientes después de cada comida.

De todas las comidas, la esencial para evitar las caries es el cepillado tras la Cena. Hacer de ello una costumbre compartida es un buen hábito: Lavarse las manos, la cara y los dientes tras cenar, hacer “pis” y a dormir…

Pero lo mejor es que se cepillen los dientes tras cada comida, y especialmente en aquellas en las que se haya tomado productos ricos en azúcar.

Se pueden usar pastas de dientes para adultos desde que están los dientes definitivos, pero al principio, mientras tenga tendencia a tragársela cuanta menos cantidad mejor.

Revisiones por el Odontólogo

Yo suelo recomendar a mis pacientes que un niño vaya al “Dentista” desde el momento en que sea posible una exploración con su colaboración. En eso hay niños que lo permiten desde los 2 años o antes y otros que no irían ni con 40.

Pero incluso cuando no haga gracia si aparece una Caries o cuando lleguen los dientes definitivos todos deberían hacerse al menos una revisión al año.

Busca uno que consiga ser agradable con tu hijo, inténtalo las veces que haga falta, premia a tu hijo por su colaboración, pero hazloY no cometas el típico error de amenazarlo: “Cepíllate bien los dientes y no comas chucherías o “tendrás que ir al Dentiiiissstaaaa (tono macabro)”.