Ante síntomas persistentes que sugieran la posibilidad de sufrir alergia, es probable que el médico le recomiende someterse a diversas pruebas de diagnóstico para averiguar la causa exacta de su condición. Una de ellas puede ser la prueba de inmunoglobulina E (IgE) alérgeno específica.

Este tipo de análisis empezó a realizarse en 1974 en un laboratorio de Suecia, donde se acuñó el acrónimo RAST (Radioallergosorbent test), que aún se emplea para referirse a la prueba de inmunoglobulina E alérgeno específica, también conocida como AEIgE (sus siglas en inglés).

En la actualidad el sistema es automático y cuenta con más de 400 alérgenos para contrastar con la muestra de sangre.

En la mayor parte de los casos, la historia clínica concienzuda permite identificar los alérgenos. La prueba de IgE alérgeno específica se reserva para detallar mas el diagnóstico.

Los alérgenos son las proteínas presentes en el polen de las plantas, los restos de piel de animales y el moho o algunos alimentos, entre otros, y que provocan la alergia.

Las pruebas de alergia sirven para medir la reacción del sistema inmunológico ante esos alérgenos. Cuando una sustancia provoca alergia, el sistema produce una cantidad elevada de anticuerpos para “luchar” contra el alérgeno, y esos anticuerpos son los que provocan los síntomas de alergia.

En las pruebas se mide la cantidad de anticuerpos del tipo inmunoglobulina E (de ahí el uso del acrónimo IgE) presentes en la sangre. Si los niveles son elevados, es posible que el paciente sufra alergia.

Existen dos tipos de pruebas de inmunoglobulina:

  1. Prueba de inmunoglobulina E total– Mide el número total de anticuerpos presentes en la sangre.
  2. Prueba de inmunoglobulina E alergeno específica– Mide el nivel de anticuerpos que el cuerpo produce como respuesta a alérgenos específicos. Los anticuerpos son diferentes dependiendo del alergeno que provoca la reacción. La prueba de IgE alérgeno específica puede desvelar cuál es la sustancia que ha provocado la reacción alérgica.

Tipos de prueba de IgE alergeno específica

La prueba de inmunoglobulina E alérgeno específica puede llevarse a cabo por dos vías: un test en la piel y un análisis de sangre. Los expertos recomiendan diseñar la prueba basándose en el contexto clínico del caso que se vaya a estudiar:

  • Si se sospecha que un alérgeno presente en el aire, se recomienda probar alérgenos de exterior, con árboles, césped y plantas presentes en la flora típica de la zona en la cual vive el paciente.
  • Los alergenos de interior deberían incluir especies de ácaros del polvo como
    • Dermatophagoides pteronyssinus
    • Dermatophagoides farina
    • Cucarachas
    • Ciertos mohos
    • Restos de piel de mascotas (perro y gato, típicamente)

Por otro lado, ciertos alimentos, venenos y medicamentos se incluirán si así lo sugiere la historia clínica del paciente.

Prueba de IgE alergeno específica in vivo- Se lleva a cabo sobre la piel del paciente. Sigue siendo uno de los test de alergia que se realizan con mayor frecuencia.

Prueba de IgE alergeno específica in vitro- En la prueba de inmunoglobulina E alergeno específica se cuenta con la ventaja de que solo hace falta una muestra de sangre. Eso permite realizarla en:

  • Pacientes con la piel afectada (como personas con dermografismo o dermatitis atópica)
  • También es una opción para personas con riesgo de anafilaxis (reacción alérgica grave)

Un inconveniente es que su coste es más elevado que el de las pruebas cutáneas.

La extracción de sangre suele durar menos de cinco minutos y no requiere una preparación especial.

Interpretación de los resultados de la prueba de inmunoglobulina E alergeno específica

Las concentraciones elevadas de anticuerpos IgE suele sugerir que el paciente experimenta una reacción alérgica. No obstante, también es un hallazgo compatible con otras enfermedades, incluyendo:

  • Inmunodeficiencias primarias
  • Infecciones
  • Enfermedades inflamatorias
  • Cáncer

A veces, la prueba se emplea para determinar la dosis exacta de medicamentos que el paciente necesita.

La prueba es más sensible para los alérgenos presentes en

  • Polen
  • Ciertos alimentos
  • Ácaros del polvo
  • Moho

Y menos cuando se trata de

  • Venenos
  • Medicamentos
  • Sustancias químicas

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

A %d blogueros les gusta esto: