ENDOCRINÓLOGOS PEDIATRAS EN MÉRIDA

En este Portal de Endocrinólogos Pediatras en Mérida encontrara varias alternativas para el cuidado de sus pequeños. Contar con un buen Endocrinólogo Pediatra es fundamental. Es al Endocrinólogo Pediatra a quien podemos recurrir para mantener la salud de los niños y asegurarse de que tengan un crecimiento saludable.

 

Los Endocrinólogos Pediátras se encargan del diagnóstico, tratamiento y supervisión de trastornos hormonales incluyendo los siguientes: Problemas de crecimiento, tales como estatura baja. Pubertad precoz o tardía. Los problemas que ve un endocrinólogo pediátra suelen ser muy distintos a los que comúnmente ve un endocrinólogo que atiende a adultos. Un adiestramiento especial en condiciones pediátricas relacionadas con el crecimiento y el desarrollo es importante. Los problemas hormonales a menudo están presentes de por vida. 

 

Los Endocrinólogos Pediátras tratan trastornos hormonales en todas las etapas de la niñez y la adolescencia. Por ejemplo, las hormonas deciden cómo crece y madura un niño. Las glándulas endocrinas, tales como la glándula pituitaria, liberan hormonas al torrente sanguíneo. La endocrinología es la ciencia que estudia estas glándulas y los efectos de las hormonas.

 

Dr. Yahir Arturo Centeno Navarrete 

Endocrinología Pediatrica

Ced. Pediatra. 10137178
Ced. Endocrinología. 10995969
Posgrado en  Hospital de Pediatría del
«Centro Médico Nacional Siglo XXI»

  • Evaluación del crecimiento
  • Talla baja y talla alta.
  • Pubertad precoz
  • Hipercolesterolemías
  • Hipertrigliceridemías
  • Hipotiroidismo congénito o adquirido
  • Hipertiroidismo
  • Hiperplasia Suprarrenal Congenita
  • Alteraciones menstruales en la adolescente
  • Cáncer de tiroides
  • Alteraciones del calcio, fosforo y vitamina «D»
  • Micropene
  • Alteraciones en la forma de genitales
  • Obesidad infantil
  • Diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2

Chavitos Clinic
Alta Especialidad en Pediatria
Av. Colón con Av. Itzaes
(Frente a glorieta de la Dondé)
Tel: (999) 287 3670
(999) 289 1360

Centro Medico de las Americas CMA
Edificio Anexo
Consultorio 13 – 1er piso.

Calle 54 #365 por 33-A y Av. Pérez Ponce.
Mérida Yucatán. México

Tel: 999 9433770
999 315 8218

Enviar whatsapp

Dra Rossana Espinosa Peniche

Endocrinóloga Pediátrica

Ced. Esp.85366577

 

Diabetes Melitus | Obesidad | Talla baja

Deficiencia de hormonas de crecimiento | Pubertad | Alteraciones Tiroideas | Hiperplasia suprarrenal congénita.

 

  • Hospital Star Médica Consultorio 515 Mérida Yucatán.
    Tel.(999)9302880 ext 2515
    rossana.ep@gmail.com
 
  • Av. Colón con Av. Itzaes (Frente a gloriera de la Dondé)
    Tel. (999)2873670
    Cel. (999)2711461
    respinosa@chavitosclinic.com

Dra. Ericka Flores Vicario

Endocrinóloga Pediatra

Ced. Pediatra. 4700003
Ced. Endocrinologia.7130378

Mérida
Hospital Star Médica Consul. 516 Merida Yucatan.

Tel. 999 943 53 22
Next. 998 294 29 87
cel. 9981 68 77 52

ver pagina web

Las dietas sin carne en niños pueden tener consecuencias neurológicas

Las dietas sin carne en niños pueden tener consecuencias neurológicas

Debido a los cambios de alimentación y modas que mucha gente lleva a cabo hoy en día, donde los niños no son excluidos, pediatras y expertos en nutrición han lanzado una alerta sobre los riesgos de las dietas restrictivas donde excluyen de los menús la leche, la lactosa, el gluten o la carne.

El doctor Francisco Javier Martín, responsable del Servicio de Gastroenterología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, afirmó que en los últimos años se ha detectado un aumento de niños con déficits neurológicos como consecuencia de la no ingesta de carne. “Hay cada vez más familias que imponen dietas veganas a sus hijos, lo que les causa un déficit importante de vitamina B12, que afecta negativamente a su posterior desarrollo neurológico” y recomienda a los padres que «no quiten de los menús de sus hijos alimentos de gran aporte nutricional sin consultarlo antes con un especialista».

Algo parecido sucede con la lactosa o el gluten, y los expertos comentan que al quitarles esos nutrientes a los niños, sin ser intolerantes, le estamos quitando nutrientes que necesitan.

Al respecto, Italia dio un paso más para proteger a los niños de las malas decisiones alimentarias de sus familias después de que un niño de Génova estuviera varios días en coma debido a las carencias en vitaminas fundamentales derivadas de una dieta de estas características. Y el Parlamento italiano tramita un proyecto de ley que plantea penas de cárcel para aquellos padres que alimenten a sus hijos con dietas veganas.

Trastornos endocrinos en niños

Trastornos endocrinos en niños

Un trastorno endocrino no es más que un cambio del nivel de hormonas en la sangre. También se les conoce como trastornos hormonales, ya que son causados por desequilibrios hormonales. Más secreción o la secreción de hormona descontrolada lleva a cualquier trastorno endocrino. Por lo tanto, podemos concluir que la producción excesiva o la falta de hormona también pueden causar daños al cuerpo. Hay una serie de causas de los trastornos endocrinos, puede ser un problema autoinmune, o la disfunción de la glándula endocrina. La diabetes, el hipotiroidismo, etc., son algunas de las enfermedades endocrinas en los niños. Ahora, echemos una mirada detallada a la información sobre estos trastornos que se producen en los niños.

Diabetes: La diabetes no es un problema de salud no sólo en los adultos, incluso los niños pueden sufrir de diabetes. La diabetes tipo 1 (diabetes juvenil) y la diabetes tipo 2 son los dos tipos de diabetes en niños. La insulina es una hormona producida por la glándula tiroides, que regula el nivel de azúcar en la sangre en el cuerpo. La diabetes es el resultado de un desequilibrio de insulina. En la diabetes tipo 1, la insulina no se produce en cantidad suficiente, mientras que en la diabetes tipo 2, la insulina se produce, pero el cuerpo no responde a la misma. Los cambios en la dieta, inyecciones de insulina, etc., pueden ayudar al niño a controlar el nivel de azúcar en la sangre.

Trastorno del crecimiento: La hormona del crecimiento humano es segregada por la hipófisis. Es la hormona responsable del crecimiento general del cuerpo humano. El exceso de la secreción de esta hormona de crecimiento conduce al desorden endocrino llamado gigantismo, donde el tamaño total del cuerpo del niño es excepcionalmente grande en comparación a su edad. Mientras que sucede lo contrario cuando esta hormona se secreta en cantidades muy inferiores. La deficiencia de la hormona del crecimiento también puede causar niveles bajos de azúcar en los niños.

Trastorno de la tiroides: El hipotiroidismo y el hipertiroidismo son dos tipos de trastornos de la tiroides. El hipotiroidismo es una consecuencia del bajo nivel de las hormonas tiroideas en la sangre, mientras que el hipertiroidismo es una consecuencia del alto nivel de hormonas tiroideas. Los síntomas del hipertiroidismo son la sudoración excesiva, agrandamiento de la tiroides, etc., mientras que los del hipotiroidismo son piel seca, fatiga, etc. Estos trastornos en los niños pueden ser tratados con diferentes medicamentos y la cirugía, si fuese necesaria.

La pubertad precoz: Para las niñas, el promedio de edad de la pubertad es desde los 10 años, mientras que para los varones es desde los 12. La pubertad precoz es cuando el niño muestra los signos de la pubertad a una edad muy temprana. Para las niñas  esta edad temprana es antes de 7-8 años, mientras que para los niños es antes de los 9 años. Los síntomas de la pubertad precoz serán diferentes según el género. Las niñas presentan síntomas como el desarrollo de los senos,  menstruación, etc., mientras que los niños mostrarán signos como el engrosamiento de la voz, la ampliación del pene, etc.  Este trastorno endocrino es debido a una disfunción del hipotálamo.

Síndrome de Cushing: El síndrome de Cushing es el aumento del nivel de cortisol en la sangre, que es una hormona producida por las glándulas adrenales. Este exceso de secreción puede ser debido a los medicamentos como corticosteroides o debido a un tumor en la glándula pituitaria. El tratamiento de esta enfermedad depende de la causa. La debilidad muscular, obesidad, presión arterial alta son algunos de los síntomas de esta enfermedad, que generalmente tienen un inicio tardío.

Esta fue una breve información sobre los trastornos endocrinos en los niños. Cuando los padres vean cualquiera de los signos y síntomas de estos trastornos, se debe consultar a un pediatra lo antes posible, para proporcionarle al niño un tratamiento adecuado.

Trastorno de la glándula tiroides en niños

Trastorno de la glándula tiroides en niños

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se encuentra en la base del cuello, delante de la tráquea. El control del metabolismo de la tiroides juega un papel esencial en el crecimiento y en el desarrollo neuro-psicológico de los niños así como en el aprendizaje.

Al igual que los adultos, los niños frecuentemente sufren de enfermedades de la tiroides ya sea porque el cuerpo produce muy poca hormona tiroidea (hipotiroidismo) o porque produce demasiada (hipertiroidismo).
Los niños pueden nacer sin la glándula tiroides funcionando correctamente o pueden desarrollar problemas con su funcionamiento como resultado de otras causas tales como insuficiente yodo en su dieta, una enfermedad autoinmune como la tiroiditis de Hashimoto o la enfermedad de Graves o una lesión en su glándula tiroides.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

Las enfermedades de la tiroides que pueden afectar a los niños son:
– Hipotiroidismo congénito: los niños nacen con esta enfermedad y no producen suficiente hormona tiroidea para mantener el funcionamiento y crecimiento de su cuerpo. La falta de yodo en la dieta de la madre durante el embarazo puede causar un tipo de hipotiroidismo severo llamado cretinismo. En la actualidad, todos los recién nacidos son sometidos a un examen de sangre para evaluar la función de su tiroides dado que el no detectar el hipotiroidismo congénito y no tratarlo es causa de deficiencia mental y escaso desarrollo físico.
Hipertiroidismo neonatal: ocurre en hijos de madres embarazadas que sufren de hipertiroidismo por la enfermedad de Graves y transmiten la enfermedad a su hijo. El niño puede nacer con los síntomas, que desaparecen varios meses después de nacer.
Hipotiroidismo e insuficiencia tiroidea leve:El hipotiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides produce poca hormona tiroidea. Los síntomas pueden incluir cansancio, frío, latidos cardiacos lentos, entre otros. En la insuficiencia tiroidea leve, los niveles de hormona tiroidea son normales, pero los de hormona estimulante de tiroides son altos. No tienen síntomas, pero si no se trata el niño puede desarrollar hipotiroidismo.
 Hipertiroidismo e hipertiroidismo leve: Sin tratamiento, el hipertiroidismo puede ser causa de complicaciones, por ejemplo, cardiovasculares.
– Enfermedad de Hashimoto: es una condición autoinmnune en que el sistema inmunólogico ataca a la glándula tiroides. Ciomo resultado, la glándula no produce suficiente hormona tiroidea.
 Enfermedad de Graves: es también una enfermedad autoinmune en el que el sistema del inmunológico ataca la células tiroides. Sin embargo, en este caso, la tiroides produce abundancia de la hormona tiroidea creando la condición de hipertiroidismo.

SÍNTOMAS

Los síntomas que pueden relacionarse con enfermedades de la tiroides en los niños pueden incluir:
– Prolongada ictericia en los recién nacidos
– Retraso en el crecimiento de los huesos y/o los dientes
– Dificultad de aprendizaje
– Retraso en alcanzar la pubertad
– Cambios en el comportamiento y/o rendimiento escolar
– Falta de sueño
– Inquietud e irritabilidad

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

El diagnóstico oportuno de las enfermedades de la tiroides en niños es extraordinariamente importante debido a que el no tratarlas puede repercutir gravemente en el desarrollo físico e intelectual.En la actualidad, y de manera rutinaria, todos los centros asistenciales del país realizan un examen de sangre a los recién nacidos para descartar el hipotiroidismo congénito.
En los controles de niño sano, el médico examina la glándula tiroides y revisa la historia médica familiar para evaluar la necesidad de estudios complementarios.

¿CÓMO SE TRATA?

Las enfermedades de la tiroides en niños deben ser tratadas. Su médico le explicará cuál es la terapia indicada para su hijo.

Reduce el Riesgo de Infecciones de tu Bebé

Reduce el Riesgo de Infecciones de tu Bebé

Los gérmenes son parásitos y pueden vivir en el cuerpo de tu bebé durante mucho tiempo, desde unos días hasta años. Infectan las células rápidamente y extraen su energía para vivir. Los gérmenes producen unos deshechos llamados toxinas, que son las que producen los síntomas de las diferentes enfermedades de las que pueden ser causantes estos microorganismos.

Los bebés no son capaces muchas veces de luchar contra los gérmenes ya que su sistema inmunitario no está completamente desarrollado, sobre todo en los menores de 6 meses y los bebés de riesgo, que pueden ser contagiados de forma más fácil y las enfermedades que desarrollen a partir del contagio pueden llegar a convertirse en graves. Por ello, se debe evitar el posible contacto de los bebés con los gérmenes lo máximo posible. Un pediatra alergólogo es el experto en el diagnostico y tratamiento de las alergias, asma y enfermedades relacionadas con el sistema de defensa y podrá brindarte indicaciones sobre la correcta salud de tu bebé.

Existen medidas que los padres deben tomar para evitar que sus bebés se infecten con algún tipo de germen:

  • Medidas higiénicas y de limpieza como lavarse las manos cuando se está en contacto con el bebé, cuando se prepara su comida o cuando se cambia de pañal, taparse la boca al toser o estornudar, mantener limpias y desinfectadas las superficies con las que está en contacto el bebé, limpiar sus juguetes, lavar bien su ropa con un jabón neutro, utilizar material de higiene y alimentación distinto al del resto de la familia o utilizar pañuelos desechables.
  • Mantener alejadas a las personas con resfriados o enfermedades que puedan contagiar al bebé.
  • La alimentación a base de leche materna es beneficiosa para la salud del niño porque proporciona anticuerpos para poder combatir los gérmenes que penetren en su organismo.
  • Procurar no estar mucho tiempo en espacios cerrados y sin ventilación o en ambientes muy fríos o cargados.
  • No exponer a los niños al humo del tabaco porque debilita las mucosas facilitando la entrada de virus.
  • Para los bebés en riesgo, evitar llevarlos a la guardería antes de cumplir un año puesto que es el lugar donde más facilidad tienen los bebés de ser contagiados.

Es imposible evitar por completo el contagio de gérmenes, sin embargo, todas estas medidas, sumadas a las vacunas recomendadas por los médicos, contribuyen a reducir el riesgo de infección.

También existen tratamientos preventivos para evitar el contagio de virus como el Virus Respiratorio Sincitial, recomendados a lactantes y bebés con enfermedades respiratorias, cardiopatías congénitas, con síndrome de Down o prematuros. Cuando un bebé presenta síntomas de enfermedad por el contagio de algún germen (fiebre, exceso de mucosidad, falta de apetito, vómitos, diarrea o inflamaciones), se debe acudir inmediatamente al pediatra para que se le pueda aplicar un tratamiento adecuado a la enfermedad que tenga.

Trastornos endocrinológicos en niños

Trastornos endocrinológicos en niños

El sistema endocrino del cuerpo humano se compone de un número de glándulas, que producen hormonas. Estas hormonas no son más que mensajeros que viajan por el torrente sanguíneo y regulan las diferentes actividades del cuerpo. De este modo, el sistema endocrino controla todos los procesos que tienen lugar en nuestro cuerpo, desde el crecimiento de una célula para controlar el estado de ánimo y hasta el control del comportamiento. Por lo tanto, las funciones endocrinas principales del sistema son la regulación de la función del tejido, el desarrollo y crecimiento del cuerpo, el metabolismo, la regulación del humor, los procesos reproductivos, e incluso las funciones sexuales. La glándula pituitaria, el hipotálamo, la glándula tiroides, las glándulas suprarrenales, glándulas reproductivas son algunas de las glándulas de nuestro sistema endocrino. Todas estas glándulas segregan hormonas diferentes que regulan diferentes funciones del cuerpo.

Trastornos endocrinos en los niños

Un trastorno endocrino no es más que un cambio del nivel de hormonas en la sangre. También se les conoce como trastornos hormonales, ya que son causados por desequilibrios hormonales. Más secreción o la secreción de hormona descontrolada lleva a cualquier trastorno endocrino. Por lo tanto, podemos concluir que la producción excesiva o la falta de hormona también pueden causar daños al cuerpo. Hay una serie de causas de los trastornos endocrinos, puede ser un problema autoinmune, o la disfunción de la glándula endocrina. La diabetes, el hipotiroidismo, etc., son algunas de las enfermedades endocrinas en los niños. Ahora, echemos una mirada detallada a la información sobre estos trastornos que se producen en los niños.

Diabetes: La diabetes no es un problema de salud no sólo en los adultos, incluso los niños pueden sufrir de diabetes. La diabetes tipo 1 (diabetes juvenil) y la diabetes tipo 2 son los dos tipos de diabetes en niños. La insulina es una hormona producida por la glándula tiroides, que regula el nivel de azúcar en la sangre en el cuerpo. La diabetes es el resultado de un desequilibrio de insulina. En la diabetes tipo 1, la insulina no se produce en cantidad suficiente, mientras que en la diabetes tipo 2, la insulina se produce, pero el cuerpo no responde a la misma. Los cambios en la dieta, inyecciones de insulina, etc., pueden ayudar al niño a controlar el nivel de azúcar en la sangre.

Trastorno del crecimiento: La hormona del crecimiento humano es segregada por la hipófisis. Es la hormona responsable del crecimiento general del cuerpo humano. El exceso de la secreción de esta hormona de crecimiento conduce al desorden endocrino llamado gigantismo, donde el tamaño total del cuerpo del niño es excepcionalmente grande en comparación a su edad. Mientras que sucede lo contrario cuando esta hormona se secreta en cantidades muy inferiores. La deficiencia de la hormona del crecimiento también puede causar niveles bajos de azúcar en los niños.

Trastorno de la tiroides: El hipotiroidismo y el hipertiroidismo son dos tipos de trastornos de la tiroides. El hipotiroidismo es una consecuencia del bajo nivel de las hormonas tiroideas en la sangre, mientras que el hipertiroidismo es una consecuencia del alto nivel de hormonas tiroideas. Los síntomas del hipertiroidismo son la sudoración excesiva, agrandamiento de la tiroides, etc., mientras que los del hipotiroidismo son piel seca, fatiga, etc. Estos trastornos en los niños pueden ser tratados con diferentes medicamentos y la cirugía, si fuese necesaria.

La pubertad precoz: Para las niñas, el promedio de edad de la pubertad es desde los 10 años, mientras que para los varones es desde los 12. La pubertad precoz es cuando el niño muestra los signos de la pubertad a una edad muy temprana. Para las niñas  esta edad temprana es antes de 7-8 años, mientras que para los niños es antes de los 9 años. Los síntomas de la pubertad precoz serán diferentes según el género. Las niñas presentan síntomas como el desarrollo de los senos,  menstruación, etc., mientras que los niños mostrarán signos como el engrosamiento de la voz, la ampliación del pene, etc.  Este trastorno endocrino es debido a una disfunción del hipotálamo.

Síndrome de Cushing: El síndrome de Cushing es el aumento del nivel de cortisol en la sangre, que es una hormona producida por las glándulas adrenales. Este exceso de secreción puede ser debido a los medicamentos como corticosteroides o debido a un tumor en la glándula pituitaria. El tratamiento de esta enfermedad depende de la causa. La debilidad muscular, obesidad, presión arterial alta son algunos de los síntomas de esta enfermedad, que generalmente tienen un inicio tardío.

Esta fue una breve información sobre los trastornos endocrinos en los niños. Cuando los padres vean cualquiera de los signos y síntomas de estos trastornos, se debe consultar a un pediatra lo antes posible, para proporcionarle al niño un tratamiento adecuado.

Deficiencia de la hormona de crecimiento en niños

Deficiencia de la hormona de crecimiento en niños

La hipófisis se encuentra en la base del cerebro. Esta glándula controla el equilibrio de las hormonas del cuerpo. También produce la hormona del crecimiento, la cual hace que un niño crezca.

La deficiencia de la hormona del crecimiento puede estar presente al nacer. Puede ser el resultado de una afección. Una lesión cerebral grave también puede causar deficiencia de esta hormona.

Los niños con defectos físicos de la cara y el cráneo, como labio leporino o paladar hendido, pueden tener disminución del nivel de la hormona del crecimiento.

La mayoría de las veces, se desconoce la causa de la deficiencia de la hormona del crecimiento.

Síntomas

El crecimiento lento se puede notar por primera vez en la lactancia y continuar a través de la infancia. El pediatra a menudo dibuja la curva de crecimiento de niños en una tabla de crecimiento. Los niños con deficiencia de la hormona del crecimiento tienen una tasa de crecimiento lenta o pareja. Es posible que el crecimiento lento no se vea hasta que un niño tenga 2 o 3 años de edad.

El niño será mucho más bajo que la mayoría de los niños de la misma edad y sexo. Tendrá proporciones corporales normales, aunque la contextura corporal puede ser gordita. A menudo, la cara del niño se ve más joven que otros niños de la misma edad. Además tendrá una inteligencia normal en la mayoría de los casos.

En niños mayores, la pubertad puede llegar tarde o no llegar en absoluto, según la causa.

Pruebas y exámenes

Un examen físico, que incluye peso, estatura y proporciones corporales, mostrará signos de crecimiento lento. El niño no seguirá las curvas de crecimiento normal.

Una radiografía de la mano puede determinar la edad ósea. Normalmente, el tamaño y forma de los huesos cambian a medida que la persona crece. Estos cambios se pueden observar en una radiografía y con frecuencia siguen un patrón a medida que un niño va creciendo.

Los exámenes a menudo se hacen después de que el pediatra ha explorado otras causas del crecimiento insuficiente. Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Factor de crecimiento insulinoide (IGF-1, por sus siglas en inglés) y proteína 3 de fijación del factor de crecimiento insulinoide (IGFBP-3, por sus siglas en inglés). Estas son sustancias que produce el cuerpo estimulado por las hormonas del crecimiento. Los exámenes pueden medir estos factores de crecimiento. Las pruebas de la deficiencia exacta de la hormona del crecimiento implican un examen de estimulación, el cual tarda varias horas.
  • Una resonancia magnética de la cabeza puede mostrar el hipotálamo y la hipófisis.
  • Se pueden hacer exámenes para medir otros niveles hormonales, debido a que posiblemente la falta de hormona del crecimiento no sea el único problema.

Tratamiento

El tratamiento implica inyecciones de hormona del crecimiento aplicadas en el hogar. Estas se aplican con frecuencia una vez al día. Los niños mayores a menudo pueden aprender cómo aplicarse ellos mismos la inyección.

El tratamiento con hormona de crecimiento es a largo plazo y a menudo dura varios años. Durante este tiempo, el niño debe ser visto regularmente por el pediatra para garantizar que el tratamiento esté funcionando. El proveedor cambiará la dosis de la medicina si es necesario.

Los efectos secundarios serios de la terapia con hormona del crecimiento son poco comunes. Los efectos secundarios frecuentes incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Retención de líquidos
  • Dolores articulares y musculares
  • Deslizamiento de los huesos de la cadera

Expectativas (pronóstico)

Cuanto antes se realice el tratamiento de la afección, mayor será la probabilidad de que un niño crezca hasta alcanzar una estatura adulta cercana a lo normal. Muchos niños crecen 4 pulgadas (unos 10 cm) o más durante el primer año y 3 pulgadas (7.6 cm aprox.) o más durante los siguientes 2 años. Posteriormente, la tasa de crecimiento disminuye lentamente.

La terapia con hormona del crecimiento no funciona para todos los niños.

Sin tratamiento, la deficiencia en la hormona del crecimiento puede llevar a estatura baja y retraso en la pubertad.

La deficiencia en la hormona del crecimiento puede ocurrir con deficiencias de otras hormonas, como las que controlan:

  • La producción de hormonas tiroideas
  • El equilibrio hídrico del cuerpo
  • La producción de hormonas sexuales masculinas y femeninas
  • Las glándulas suprarrenales y su producción de cortisol, DHEA y otras hormonas