PEDIATRAS EN MÉRIDA

En este Portal de pediatras en Mérida encontrara varias alternativas para el cuidado de sus pequeños. Contar con un buen Pediatra es fundamental. Es al pediatra a quien podemos recurrir para mantener la salud de los niños y asegurarse de que tengan un crecimiento saludable, asi como de recurrir a él en el momento de alguna enfermedad o sintoma que se detecte fuera de lo normal, en este directorio los pediatras especialistas brindan sus servicios en la ciudad de Mérida Yucatán. México.

Algunos de las especialidades que podemos encontrar son: Alergologos Pediatras, Cardiologos Pediatras , Cirujanos Pediatras, Dermatologos Pediatras, Endrocrinologos Pediatras. Neurologos Pediatras, Oftalmologos Pediatras, Ortopedistas Pediatras, Odontologo Pediatra y Neonatologos Pediatras.

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

La mayoría de las arritmias cardíacas, trastornos de la actividad rítmica del corazón, no son graves. La Dra. Luca Santini, experta en cardiología en Roma , habla sobre las arritmias y las consecuencias que pueden causar.

¿Qué es una arritmia?

Nuestro corazón es un motor real formado por un sistema mecánico, representado por cuatro cámaras cardíacas, atrios y ventrículos, que tienen la tarea de bombear sangre en circulación, desde un sistema eléctrico, que permite su activación y funcionamiento. y un sistema hidráulico que lleva oxígeno al corazón a través de la sangre a través de las arterias coronarias.

Una arritmia cardíaca es una alteración de la secuencia regular y fisiológica de los latidos del corazón, por lo tanto, una alteración del ritmo normal del corazón (llamado «ritmo sinusal») debido a un problema del sistema eléctrico de este motor.

¿Cuáles son los principales tipos de arritmias?

Las principales arritmias se pueden dividir en:

  • Arritmias : el corazón late demasiado lento, de manera irregular o regular, pero de manera inadecuada, con una frecuencia cardíaca demasiado baja. Muchas bradicardia-arritmias se deben a un mal funcionamiento del «nódulo sinusal auricular», la verdadera batería del corazón, que consiste en un grupo de células especializadas ubicadas en el techo de la aurícula derecha (al nivel de la salida de la vena cava superior) y que Tiene la tarea de generar impulsos eléctricos, o nuestro ritmo cardíaco. Con el tiempo, esta batería podría descargarse (al igual que con nuestro automóvil).

El nodo sinusal también puede ajustar la frecuencia de acuerdo con las necesidades del cuerpo. Por ejemplo, cuando durante una carrera necesitas una frecuencia más alta para enviar sangre a todos los músculos involucrados en el esfuerzo físico, la batería generará más pulsos acelerados. Por lo tanto, una «batería defectuosa» puede no realizar correctamente esta función reguladora.

El primer tipo de arritmias brady se refiere a las representadas por un defecto en la formación del impulso eléctrico por el nodo sinusal. Es decir, consiste en no generar, a veces, un latido. Las características principales son, por lo tanto, la interrupción del ritmo y la muy baja frecuencia.

El segundo tipo de arritmias son causadas por defectos de conducción del impulso y están representadas por interrupciones reales de la progresión del impulso. Los más frecuentes son los que ocurren a nivel del nódulo ventricular del atrio, una especie de estación grande, entre los atrios y los ventrículos, y es el único punto donde la electricidad puede pasar del primero al segundo.

Ambas condiciones pueden ser asintomáticas o involucrar síntomas, las principales son fatiga, dificultad para tolerar los esfuerzos físicos, mareos y una sensación de pesadez en la cabeza, hasta un verdadero síncope (pérdida de conciencia). La mejor terapia está representada por la implantación de un marcapasos, un estimulador artificial que, al escuchar los latidos del corazón, resuelve el problema de la pausa mediante la estimulación del corazón, siempre que se produce el problema.

  • Taquiarritmias : se caracterizan por un aumento injustificado y anormal de la frecuencia cardíaca, las más frecuentes y menos graves son las que afectan a las aurículas (supraventriculares).

La más importante de las taquiarritmias auriculares es la fibrilación auricular , una arritmia.que afecta a alrededor del 3-5% de la población general con una prevalencia que aumenta con la edad (alrededor del 10-12% después de los 75 años). Representa la principal causa de hospitalización por arritmia. La prevalencia de la fibrilación auricular ciertamente aumentará en las próximas décadas debido al rápido envejecimiento de la población. Se caracteriza por ritmos totalmente irregulares, a menudo de alta frecuencia, que no siguen una secuencia rítmica fisiológica. La fibrilación auricular puede determinarse por una patología cardíaca subyacente, pero a menudo también se manifiesta en corazones mecánicamente sanos, debido a un problema eléctrico primitivo y exclusivamente eléctrico.

En algunos casos, la fibrilación auricular es asintomática y el paciente no siente ningún trastorno en particular, a menudo se manifiesta con palpitaciones, malestar, astenia y sibilancias y, a veces, puede causar o agravar una condición de insuficiencia cardíaca.

La fibrilación auricular puede detenerse espontáneamente, a menudo dentro de las 48 horas. En este caso se denomina fibrilación auricular paroxística. En otros casos, por otro lado, puede tener una naturaleza más sostenida, autosostenida y perpetuarse hasta que los médicos intervengan para interrumpirla con un procedimiento llamado cardioversión ; En este caso se llama fibrilación auricular persistente .

Debe recordarse que una de las características principales de la fibrilación auricular es que se repita con nuevos episodios (fibrilación auricular recurrente). Para evitar las recaídas de la fibrilación auricular, los pacientes generalmente toman terapia profiláctica con fármacos antiarrítmicos o pueden realizar terapia no farmacológica por ablación . En algunos casos, las terapias disponibles, tanto farmacológicas como no farmacológicas, no logran mantener el ritmo sinusal y el médico, de acuerdo con el paciente, puede decidir hacerlo crónico o rendirse a él, aceptándolo, comprobando periódicamente que el corazón tiene Una frecuencia adecuada y después de un tratamiento anticoagulante de por vida. En estos casos, la fibrilación auricular se vuelve estable y crónica y se define.Fibrilación auricular permanente.

  • Taquicardias supraventriculares paroxísticas : son arritmias no peligrosas caracterizadas por palpitaciones particularmente molestas, que a menudo ocurren en sujetos más jóvenes. Se deben a un «contacto falso» causado por la presencia congénita de una «vía doble», una variante anatómica que significa que, en algunas condiciones, un cortocircuito eléctrico real capaz de perpetuar arritmias autosuficientes muy rápidas. La terapia ablativa, es decir, la interrupción, de la conducción eléctrica en uno de los dos cables que constituyen la «doble vía», en este caso, representa la mejor solución al problema.
  • Arritmias ventriculares: son potencialmente peligrosas porque la función del ventrículo es permitir el flujo de sangre a todos los órganos. Si se produce un problema a nivel ventricular, se podría producir un paro cardíaco y el cese de la actividad electromecánica del corazón. A menudo, las arritmias ventriculares pueden ocurrir en presencia de una patología estructural cardíaca como las cardiomiopatías dilativas primarias o la cardiopatía isquémica.

Por ejemplo, los pacientes que han tenido ataques cardíacos son más propensos a las arritmias ventriculares. Un infarto es causado por la obstrucción de uno de los vasos que suministran al corazón (vasos coronarios). Al no recibir más oxígeno debido a la obstrucción, una parte de ella está sufriendo necrosis (esta parte del tejido muere debido a la falta de nutrición). Por lo tanto, se forma una cicatriz que pierde la capacidad de conducir la electricidad, creando circuitos anormales que pueden dar lugar a arritmias. Estos pueden degenerar en fibrilación ventricular y por lo tanto en paro cardíaco. En este caso, es necesario intervenir inmediatamente a través de la desfibrilación , el único medio que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

La desfibrilación es un procedimiento muy similar a la cardioversión descrita anteriormente, con la única diferencia de que usualmente usa descargas en energías más altas y se pone en práctica especialmente en emergencias, donde la vida del paciente se encuentra en grave peligro; es decir, la desfibrilación no es una intervención planificada, mientras que la cardioversión eléctrica es un procedimiento programado electivo.

¿Por qué se requiere tratamiento anticoagulante en presencia de fibrilación auricular?

La fibrilación auricular aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebralisquemia cerebral (necrosis de las células del cerebro) que se llama «cardio-embólica». De hecho, la incidencia de accidente cerebrovascular isquémico es del orden del 5% al ​​año en pacientes con fibrilación auricular, considerablemente más alta en comparación con el 0,2 – 1,4% de los sujetos sin antecedentes de arritmia. Esto significa que un paciente con fibrilación auricular tiene un riesgo de tener un derrame cerebral hasta 5 veces más alto que aquellos que no tienen una arritmia. No solo eso, el accidente cerebrovascular asociado con la fibrilación auricular suele ser más grave que el debido a otras causas, con un 50% de probabilidad de muerte al año y una discapacidad del 60% en caso de supervivencia. La razón por la que esta arritmia se asocia con un riesgo tan alto de experimentar un evento embólico cerebral es que, en presencia de fibrilación auricular,el caos de los impulsos eléctricos que pasan a través de los atrios hace que la contracción mecánica sea inefectiva, con la consecuencia de que la sangre contenida en ella se puede estancar y con el tiempo (después de al menos 24-48 horas) coagularse. Por lo tanto, el riesgo es que algunos fragmentos de trombo (corpúsculos sólidos de la sangre coagulada) puedan desprenderse y seguir la corriente circulatoria obstruya los vasos más pequeños del cerebro, causando la muerte de las células que deben recibir oxígeno y alimento de los mismos vasos.

Por lo tanto, está claro que reconocer y diagnosticar la fibrilación auricular lo antes posible es la herramienta más poderosa disponible para la prevención del accidente cerebrovascular cardio-embólico y sus consecuencias clínicas, ya que nos permite comenzar de inmediato la terapia de anticoagulación oral con fármacos capaces de Fluidificar la sangre y por lo tanto reducir significativamente el riesgo de coagulación.

¿Cómo se puede realizar la cardioversión?

La cardioversión es un procedimiento que restablece la actividad eléctrica del corazón., favoreciendo la reanudación del control de la situación por el nodo sinusal y por lo tanto la restauración del ritmo sinusal. Se puede realizar tomando medicamentos antiarrítmicos, por vía intravenosa o por vía oral, pero es un procedimiento más lento (cardioversión farmacológica) o mediante la administración de una descarga eléctrica potente (cardioversión eléctrica). En este último caso, el paciente está conectado a electrodos (placas o piezas de mano) colocados en el tórax y a través de ellos, durante una sedación fugaz (1 o 2 minutos) para evitar el dolor al paciente; se administra una descarga eléctrica con una cantidad de energía. Lo suficientemente alto como para alcanzar el corazón y «extinguir» todas las células que se activaron de manera anormal. Por lo tanto, se produce instantáneamente un silencio eléctrico dentro del corazón (reinicio eléctrico ), que permite que el nodo sinusal comience a generar pulsos de forma regular y fisiológica. La efectividad de este método es muy alta (alrededor del 95%) y lo mismo se aplica a la seguridad de su ejecución.

Si la fibrilación auricular ha durado más de veinticuatro horas, para poder realizar la cardioversión de forma segura debe asegurarse de que el paciente ya esté adecuadamente anticoagulado, de lo contrario, corre el riesgo de ingrese en la corriente circulatoria cualquier fragmento de sangre coagulada (trombos) previamente formada debido a la inactividad mecánica de la aurícula. Al reanudarse la contracción regular de la aurícula y, por lo tanto, de la aurícula, de hecho, cualquier coágulo de sangre que se forme, podría ser arrastrado por el flujo de sangre circulante y obstruir los pequeños vasos cerebrales, causando así un derrame cerebral. En los casos en que existan dudas sobre la duración precisa de la fibrilación auricular o sobre la correcta ejecución de la anticoagulación en los días anteriores, es recomendable realizar un ecocardiograma transesofágico antes de la cardioversión que permita resaltar posibles coágulos en los oídos y, por lo tanto, bloquear la ejecución. procedimiento.

¿Qué es la ablación?

La ablación transcatéter consiste en una técnica que consiste en la introducción en el corazón, por vía percutánea a través de las venas femorales y luego bajo anestesia local, un tubo cuya punta se calienta y puede quemar los tejidos (electrocatéter de descamación). El electrocatéter avanza hacia la aurícula izquierda y se maniobra para posicionarse en contacto con el tejido a la salida de las cuatro venas pulmonares en la aurícula izquierda (los puntos desde los cuales salen los impulsos eléctricos anormales con mayor probabilidad de generar fibrilación auricular). En este punto, a través de los electrodos muy pequeños presentes en la punta del electrocatéter, se entrega una cantidad de energía térmica que es capaz de «quemar» de forma seleccionada y contigua el tejido que rodea la salida de las venas pulmonares. Aislándolos eléctricamente del resto del atrio. En quepor lo tanto, los impulsos que comenzarán desde el interior de las venas, no podrán alcanzar el atrio y excitarlo prematuramente, ya que serán detenidos por la cicatriz creada por la ablación. Para maniobrar correctamente las derivaciones dentro del corazón, se utiliza una técnica especial de mapeo tridimensional que, utilizando el campo electromagnético generado por las señales eléctricas cardíacas, permite la reconstrucción de la anatomía cardíaca completa del paciente, destacando en particular los orificios de las venas pulmonares y Confirmando la continuidad de las quemaduras realizadas. Una técnica de ablación alternativa es la de la llamada crioablación, cuyo principio es similar a la «ablación térmica», a diferencia del hecho de que el tubo utilizado tiene un pequeño globo en la punta que, Una vez introducido en las venas pulmonares, se infla con líquido o gas refrigerante, lo que lleva la temperatura al nivel del tejido en contacto con el globo hasta – 70 °, una temperatura a la que las células auriculares no pueden sobrevivir, y generando así también en este caso una pequeña cicatriz capaz de aislar eléctricamente las venas pulmonares. La ablación, con ambas técnicas, es ahora un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia que no supera el 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y es considerablemente menor. En aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. se infla con líquido o gas refrigerante, lo que eleva la temperatura al nivel del tejido en contacto con el globo hasta -70 °, una temperatura a la que las células auriculares no pueden sobrevivir, generando también en este caso una pequeña cicatriz en Capaz de aislar eléctricamente las venas pulmonares. La ablación, con ambas técnicas, es ahora un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia que no supera el 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y es considerablemente menor. En aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. se infla con líquido o gas refrigerante, lo que eleva la temperatura al nivel del tejido en contacto con el globo hasta -70 °, una temperatura a la que las células auriculares no pueden sobrevivir, generando también en este caso una pequeña cicatriz en Capaz de aislar eléctricamente las venas pulmonares. La ablación, con ambas técnicas, es ahora un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia que no supera el 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y es considerablemente menor. En aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. que lleva la temperatura al nivel del tejido en contacto con el globo hasta -70 °, una temperatura a la que las células auriculares no pueden sobrevivir, y así genera también en este caso una pequeña cicatriz capaz de aislar eléctricamente las venas pulmonares. La ablación, con ambas técnicas, es ahora un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia que no supera el 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y es considerablemente menor. En aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. que lleva la temperatura al nivel del tejido en contacto con el globo hasta -70 °, una temperatura a la que las células auriculares no pueden sobrevivir, y así genera también en este caso una pequeña cicatriz capaz de aislar eléctricamente las venas pulmonares. La ablación, con ambas técnicas, es ahora un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia que no supera el 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y es considerablemente menor. En aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. una temperatura a la que las células auriculares no pueden sobrevivir y, por lo tanto, también generan una pequeña cicatriz en este caso capaz de aislar eléctricamente las venas pulmonares. La ablación, con ambas técnicas, es ahora un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia que no supera el 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y es considerablemente menor. En aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. una temperatura a la que las células auriculares no pueden sobrevivir y, por lo tanto, también generan una pequeña cicatriz en este caso capaz de aislar eléctricamente las venas pulmonares. La ablación, con ambas técnicas, es ahora un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia que no supera el 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y es considerablemente menor. En aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. es un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia no superior al 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y considerablemente inferior en aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito. es un procedimiento muy seguro, aunque no está exento de complicaciones importantes, pero tiene una eficacia no superior al 70-80% en los casos de fibrilación auricular paroxística y considerablemente inferior en aquellos con fibrilación auricular persistente o permanente. La terapia con medicamentos antiarrítmicos generalmente se continúa incluso después de la ablación para aumentar su éxito.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

Mi hijo tiene dolor en el pecho! ¿Debería preocuparme por su corazón?

El cofre está lleno de muchas estructuras vitales y, por lo tanto, no es sorprendente que el dolor de pecho en un niño o adolescente sea muy preocupante para los padres. ¿Cuándo debería consultar a un médico? El cardiólogo pediatra líder, el Dr. Alessandro Giardini, está aquí para explicarlo.

El dolor torácico en niños y adolescentes es una preocupación común para los padres y constituye una gran parte del trabajo de un cardiólogo pediátrico.

El corazón y los pulmones ocupan el espacio del pecho y están envueltos y literalmente protegidos por una estructura compleja compuesta de hueso (costillas y hueso del pecho o esternón frontal), cartílago y músculos (músculos pectorales y músculos intercostales). Esta estructura, la pared torácica, es el sitio más común de dolor torácico en niños y adolescentes.

El dolor de la pared torácica generalmente es agudo y puede durar desde unos pocos segundos hasta unos pocos días, cambiando con la respiración, la tos o la compresión del tórax. A menudo mejora con medicamentos como el paracetamol o el ibuprofeno que mejoran la inflamación.

 

Causas no cardíacas de dolor torácico en niños.

La tensión en el músculo y los huesos, el trauma y la inflamación son las causas más probables.

Otras causas no cardíacas de dolor en el pecho incluyen:

  • Infecciones virales o bacterianas en el pecho, especialmente si el niño tiene una tos intensa
  • Reflujo ácido: algunos niños que tienen reflujo ácido del estómago al esófago (tubo de alimentación) no pueden describir sus síntomas de otra manera más articulada.
  • Estrés / ansiedad: el dolor o la opresión en el pecho se asocian con un ritmo cardíaco más rápido como resultado del estado de ansiedad.

Con la excepción del reflujo ácido, que a veces puede ser provocado por el ejercicio, el dolor torácico no cardíaco generalmente ocurre en reposo.

 

Causas cardíacas de dolor en el pecho.

Las causas cardíacas de dolor en el pecho son menos comunes y generalmente se asocian con otros síntomas:

  • Fatiga
  • Disnea
  • Mareos / desmayos, especialmente durante o inmediatamente después del ejercicio
  • Vómito
  • Pérdida de apetito
  • Palidez / cianosis
  • Ritmo cardiaco rapido

Las afecciones cardíacas que pueden causar dolor en el pecho en un niño o adolescente incluyen:

  • Pericarditis (inflamación del espacio alrededor del corazón)
  • Miocarditis (inflamación del corazón)
  • Arritmias
  • Aumento de la tensión en las cámaras del corazón (por ejemplo, relacionado con una válvula estrecha)
  • Insuficiente suministro de oxígeno al corazón como consecuencia de un aumento del requerimiento de oxígeno (aumento de la masa muscular, como en la miocardiopatía hipertrófica) o del estrechamiento u otro problema con las arterias coronarias (las arterias pequeñas que transportan sangre rica en oxígeno al tejido del corazón) debido Ya sea para anomalías congénitas o problemas adquiridos como en la enfermedad de Kawasaki.

Como el corazón y los pulmones son esenciales para la vida, los padres a menudo se preocupan de que pueda haber un problema con el corazón o los pulmones cuando su hijo se queja de dolor en el pecho. Sin embargo, el dolor torácico de origen cardíaco es menos común que las causas musculoesqueléticas y en la mayoría de los niños se pueden identificar otras causas para el dolor torácico que no sea cardíaco.

Nunca debe ignorar el dolor en el pecho en un niño, especialmente durante el ejercicio, si hay otros síntomas o si hay antecedentes familiares de problemas cardíacos.

 

El trabajo de los cardiólogos pediátricos.

Un hecho tranquilizador es que los cardiólogos pediátricos experimentados pueden identificar fácilmente las causas cardíacas del dolor torácico . En general, basta con hacer una historia detallada de la queja y un examen completo para sugerir una causa no cardíaca. Si el médico de cabecera o el pediatra que examina al niño no están seguros de la causa del dolor en el pecho, su hijo será remitido a un cardiólogo pediátrico para una evaluación especializada.

El cardiólogo pediátrico escuchará el corazón de su hijo y le hará preguntas a usted y a su hijo sobre las circunstancias asociadas con el dolor de pecho, el historial médico anterior y reciente de su hijo y el historial médico de la familia. En general, también realizará un ECG (un registro de la actividad eléctrica del corazón de su hijo) y un ecocardiograma (una ecografía detallada del corazón) para confirmar una anatomía y función normal del corazón.

A veces, el cardiólogo pediátrico puede recomendar algunas pruebas adicionales, como una prueba de esfuerzo con ejercicio, un registro más prolongado del ritmo cardíaco de su hijo (ECG 24 horas) o una imagen más detallada del corazón. Sin embargo, la mayoría de los niños no necesitarán más pruebas ya que probablemente se encontrará que tienen un corazón completamente normal.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

5 maneras de diagnosticar la presión arterial alta

La hipertensión es muy común en nuestra sociedad. A la edad de 60 años, la mitad de nuestra población tiene presión arterial alta. Es importante mantener un control de su nivel actual de presión arterial porque puede cambiar con el tiempo. El destacado cardiólogo profesor Jamil Mayet explica:

Causas y síntomas de la hipertensión.

 

La presión arterial alta está asociada con muchos aspectos de la vida moderna, como el alto contenido de sal en nuestros alimentos, el ejercicio insuficiente y el alto consumo de alcohol, además de tener un elemento hereditario. Ocasionalmente puede haber una enfermedad subyacente específica causándola.

La presión arterial alta es importante porque aumenta el riesgo de accidentes cerebrovasculares , ataques cardíacos y muerte prematura . A menudo, los pacientes no tienen síntomas, pero pueden causar dolores de cabeza y otros síntomas vagos de sentirse mal en general.

 

Diagnóstico de hipertensión

 

Es muy importante asegurarse de que el diagnóstico de presión arterial alta es correcto y las pautas enfatizan la importancia del monitoreo de la presión arterial durante las 24 horas y también de verificar si hay cambios en el corazón y otras partes del cuerpo asociados con la presión arterial alta. Estas pruebas pueden ayudar a determinar si hay presión arterial alta sostenida que necesita tratamiento y, en caso afirmativo, si es razonable tratar solo con cambios en el estilo de vida en primer lugar o también para tratar temprano con medicamentos.

Las pruebas que pueden ser útiles para evaluar a los pacientes con presión arterial alta incluyen:

 

1.  Electrocardiograma (ECG)

Esto da información sobre el ritmo del corazón . También puede dar una indicación de si el corazón puede haber sido afectado por la presión arterial alta.

 

2.  Ecocardiograma (una prueba de ultrasonido del corazón )

Esto puede evaluar la condición del corazón , su capacidad para bombear sangre y también la condición de las válvulas. Las paredes del corazón pueden engrosarse debido a la presión arterial alta y la forma de la arteria principal que sale del corazón, la aorta, también puede verse afectada. Estos pueden ser cambios importantes que ayudan a indicar si debemos aconsejar el tratamiento con medicamentos ahora o si es razonable probar primero los cambios en el estilo de vida para controlar la presión arterial.

 

3.  Monitor de presión arterial de 24 horas (este es un monitor de presión arterial conectado a un brazalete que se lleva a casa)

Por lo general, mide su presión arterial cada media hora durante el día y cada hora durante la noche para calcular los promedios de presión arterial durante el día y la noche . Esta información puede ayudar a guiar si usted tiene hipertensión sostenida o la llamada hipertensión de “bata blanca” donde su presión arterial tiende a subir cuando un médico o una enfermera la miden.

 

4.  Pruebas de sangre 

Por lo general, nos gusta ver una serie de análisis de sangre en pacientes con sospecha de presión arterial alta. La función renal y el nivel de algunas sales , como el sodio y el potasio en la sangre son particularmente importantes, y pueden ayudar a dar pistas sobre si podría haber una causa subyacente inusual para la hipertensión. Por lo general, verificamos que no haya signos de diabetes y también evaluamos el colesterol y otros niveles de lípidos para ayudar a evaluar el riesgo general de futuros ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

 

5.  Prueba de ejercicio

A veces puede ser útil evaluar los niveles de presión arterial y cardíaca durante y después del ejercicio . El cambio de la presión arterial con el ejercicio es otra medida que puede ayudar a distinguir la hipertensión sostenida de un efecto de «bata blanca».

 

Tratamiento de la presión arterial alta

 

Por suerte, hay muchas maneras de bajar la presión arterial . En algunos pacientes es posible que los tratamientos sin medicamentos, como reducir la ingesta de sal , reducir el consumo de alcohol y / o realizar un ejercicio regular puedan disminuir significativamente la presión arterial sin la necesidad de medicación. Si necesita medicación , hay muchas opciones para encontrar el tratamiento que más le convenga.

Para aquellos pacientes que reciben tratamiento para la presión arterial alta, puede valer la pena comprobar si sus niveles actuales de presión arterial siguen siendo óptimos para reducir su riesgo futuro de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Un gran estudio reciente de EE. UU. Ha sugerido que los objetivos tradicionales para la presión arterial pueden ser más altos de lo ideal. Se necesita tiempo para que los nuevos hallazgos de la investigación se adapten a las pautas clínicas y puede valer la pena una evaluación especializada para verificar que su nivel de presión arterial sea óptimo.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

¿Qué es un cardiólogo pediátra?

Si su pediatra tiene alguna inquietud relacionada con el corazón de su hijo, es probable que lo refiera a un cardiólogo pediátrico. Los cardiólogos pediátricos se especializan en el diagnóstico y el tratamiento de problemas cardíacos en niños. En casos de niños que pudieran necesitar cirugía cardíaca, los cardiólogos pediátricos trabajarán codo a codo con los cirujanos cardíacos pediátricos para determinar qué tratamientos e intervenciones son mejores.

Hay varias afecciones cardíacas que pueden afectar a los niños. Algunas son diferencias estructurales con las que nacen. Otras tienen que ver con el sistema eléctrico que controla los latidos. Los cardiólogos pediátricos están especialmente capacitados para diagnosticar y manejar estos problemas. Si tiene alguna preocupación relacionada con el corazón de su hijo, hable con su pediatra sobre la necesidad de un referido a un cardiólogo pediátrico.

¿Qué tipo de capacitación tienen los cardiólogos pediátricos?

Los cardiólogos pediátricos son médicos que han completado:

  • Por lo menos cuatro años de facultad de medicina
  • Tres años de residencia pediátrica
  • Tres años o más de capacitación en el programa de cardiología pediátrica

Algunos cardiólogos pediátricos pasan los últimos 1 o 2 años de su especialización concentrándose en aptitudes especiales para diagnosticar y tratar problemas cardíacos en niños. Entre las áreas de enfoque comunes se incluyen

  • Métodos avanzados de imagenología, tales como la resonancia magnética (RM), la tomografía computarizada (TC) y la ecografía
  • Procedimientos de cateterismos e intervenciones cardíacas
  • Sistema eléctrico del corazón (electrofisiología, o «EP» por sus siglas en inglés)
  • Insuficiencia cardíaca y trasplante de corazón
  • Atención de los niños en la UCI cardíaca
  • Adultos con diferencias cardíacas con las que nacieron (cardiopatía congénita del adulto, «ACHD» por sus siglas en inglés)

¿Qué tipos de tratamientos brindan los cardiólogos pediátricos?

Los cardiólogos pediátricos diagnostican, tratan y manejan problemas cardíacos en niños, tales como:

  • «Cardiopatías congénitas» (diferencias cardíacas con las que los niños nacen), como agujeros entre las cámaras (cavidades) del corazón, problemas en las válvulas y vasos sanguíneos anormales.
  • «Arritmias» o ritmos cardíacos anormales causados por el sistema eléctrico que controla los latidos.

Algunos cardiólogos pediátricos también tratan la «hipertensión pulmonar» (presión arterial alta en los pulmones), pero en algunas regiones del país la hipertensión pulmonar la tratan los neumólogos pediátricos (especialistas en los pulmones).

Algunos cardiólogos pediátricos tal vez traten la «hipertensión sistémica» (presión arterial alta en el cuerpo), pero en algunas regiones del país la hipertensión sistémica la tratan los nefrólogos pediátricos (especialistas en riñones).

¿Dónde puedo encontrar un cardiólogo pediátrico?

Los cardiólogos pediátricos trabajan en diversos establecimientos médicos, tales como hospitales de niños, centros médicos de universidades, grandes hospitales comunitarios y consultorios privados de todo el país. Su pediatra puede ayudarle a buscar un cardiólogo pediátrico certificado por la Junta Médica.

Cardiólogos pediátricos: la mejor atención para los niños

Los niños no son pequeños adultos. Los tipos de problemas cardíacos que tienen los niños son muy diferentes a los de los adultos. Por ejemplo, los niños son más propensos a ser diagnosticados con diferencias cardíacas con las que nacen, pero es muy raro que tengan infartos. Los cardiólogos pediátricos están específicamente capacitados para detectar problemas cardíacos que afectan a los niños.

Los cardiólogos pediátricos trabajan en estrecha colaboración con los pediatras de cabecera para brindar una atención coordinada e integral. Dado que los problemas cardíacos a veces pueden ser complejos y estar acompañados de otras dificultades en los niños, los cardiólogos pediátricos también trabajan a menudo en equipo con otros profesionales médicos. Entre ellos se incluyen cirujanos cardíacos pediátricos, anestesiólogos cardíacos,  especialistas en neonatología, intensivistas cardíacos pediátricos, radiólogos pediátricos, enfermeras pediátricas, nutricionistas, terapeutas del habla, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas. Estos equipos cuentan con excelente capacitación y vasta experiencia en las necesidades especiales de los niños con problemas cardíacos y están particularmente sintonizados con sus necesidades.

Los cardiólogos pediátricos tienen una vasta capacitación y experiencia relacionándose con los niños y con el tratamiento de niños con problemas cardíacos. Si el pediatra sugiere que su hijo vea a un cardiólogo pediátrico, puede estar seguro de que su hijo recibirá la mejor asistencia posible.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

Cardiopatías

Existen 2 tipos de enfermedades de corazón en niños, las congénitas y las adquiridas. De estas, las congénitas son las más frecuentes y generalmente se tratan a través de procedimientos de cateterismo o a través de cirugía.

Tipos de cardiopatías

Los niños pueden tener dos tipos de enfermedadescongénitas, que son enfermedades que se adquieren desde antes de nacer o genéticamente, y enfermedades adquiridas, que son enfermedades que se adquieren después del nacimiento como la fiebre reumática, por ejemplo. Estos padecimientos deben de ser diagnosticados y tratados por un cardiólogo pediatra.

Enfermedades congénitas, las más frecuentes

Las enfermedades del corazón congénitas, es decir las que se adquieren antes del nacimiento, son más frecuentes. Se calcula que entre el 0.9 y el 2% de los recién nacidos tienen una enfermedad congénita del corazón. Son más frecuentes por ejemplo que el labio paladar hendido, que las hernias o que el cáncer.

Son la segunda causa de muerte en niños menores de 1 año de edad y la segunda causa de muerte en menores de 1 a 4 años. La atención oportuna de estos bebés permite que alcancen la vida adulta sin ningún problema o complicación. Es importante que el diagnóstico se haga tempranamente para poder ser tratados oportunamente y que alcancen una vida plena.

Cardiología intervencionista, base del tratamiento

El tratamiento de las cardiopatías congénitas del corazón habitualmente tiene que ser mecánico, es decir a través de procedimientos que se hacen con cateterismo, lo que se conoce como cardiología intervencionista, o a través de cirugías que corrijan aquellos defectos o alteraciones anatómicas del corazón. No es muy frecuente que el tratamiento sea médico porque son defectos precisamente en la estructura de la formación del corazón. La mayor parte de ellos, el 80% de los niños con enfermedad de corazón, pueden recuperarse casi en su totalidad y con muy buen pronóstico con un solo procedimiento, aunque aquellos que padecen de patologías más complejas pueden requerir 2, 3 o hasta 4 cirugías para quedar correctamente atendidos.

Enfermedades heredada y propiciadas por factores externos

Las enfermedades congénitas tienen su origen habitualmente en problemas genéticos, infecciones o alteraciones que se dan durante el embarazo. Se le llaman genéticas a aquellas donde en los genes se hereda la enfermedad, y por teratógenos, a aquellas que se adquieren por infecciones durante el embarazo, la toma o consumo de productos o sustancias tóxicas y por factores ambientales que pueden afectar el desarrollo del bebé.

La prevención de la cardiopatía se dirige al cuidado de las madres embarazadas; evitar el consumo de alcohol, drogas, tabaco o cualquier otro medicamento que pueda causar trastornos en el desarrollo del bebé. Se debe fomentar una buena nutrición y una condición de vida favorable para las mujeres embarazadas, además llevar una atención gineco obstétrica adecuada durante la gestación, para detectar in útero a aquellos niños con posible cardiopatía congénita.

Para una atención oportuna

Cuando se sospecha o se tiene el diagnóstico en el útero de una enfermedad en el corazón del bebé, lo correcto para prevenir problemas es que la madre sea trasladada antes del nacimiento a un lugar donde pueda ser atendida adecuadamente, es decir hospitales de tercer nivel en el que al momento del nacimiento ya se esté esperando al bebito con cardiopatía para que cualquier problema o eventualidad que presente sea resuelto y para que la atención sea oportuna, de manera que pueda recuperarse pronto y reinstalarse en una vida plena.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

Estudiando el corazón antes del nacimiento

Hoy en día disponemos de la tecnología necesaria para conocer la anatomía del corazón fetal en épocas cada vez más precoces del embarazo. Es especialmente importante la semana 20 de gestación en la que se van a poder detectar la mayoría de las malformaciones, no solo cardiacas sino también a nivel del resto de Órganos y Sistemas. La tecnología empleada es la ultrasonografía de alta resolución aplicada a la Ecocardiografía Doppler-color fetal. Dicha técnica no se realiza a todos los fetos, únicamente a aquellos en los que el especialista detecte patología en la ecografía obstétrica general y en aquellos con factores conocidos que aumenten el riesgo de padecer una malformación cardiaca como ciertas enfermedades maternas, exposición materna a drogas o medicamentos, infecciones, historial de enfermedades congénitas en familiares cercanos, etcétera.

 

Utilidad de la ecocardiografía fetal

 

Los estudios de la anatomía y el funcionamiento del corazón del feto permiten detectar enfermedades en fase muy precoz de su desarrollo. Gracias a ello, en algunos casos se consigue tratar el problema intraútero cuando aún no ha llegado a tener consecuencias más graves, como es el caso de las arritmias fetales, e incluso evitar la falta de desarrollo de un ventrículo al intervenir mediante catéteres sobre las estenosis críticas de la válvula aórtica y pulmonar.

 

El conocimiento preciso de las anomalías del corazón fetal con la suficiente antelación permite también al profesional transmitir a los padres las posibilidades de tratamiento y el pronóstico de supervivencia y calidad de vida del futuro bebé. Con esta información, los padres podrán tomar la difícil decisión de interrumpir el embarazo en los casos más graves y con peor pronóstico dentro de los plazos legales para la interrupción voluntaria del embarazo ante feto con malformaciones graves. Por otro lado, en el caso de decidir continuar adelante con el embarazo, se podrá establecer la estrategia a seguir de cara al parto, así como elegir el Centro hospitalario donde nacerá el bebé que ha de ser el más capacitado para atender al recién nacido de acuerdo con el grado de complejidad de su cardiopatía.

Cómo y cuándo se debe realizar

 

En las semanas 13-14 de gestación se pueden obtener imágenes precisas de las 4 cámaras cardiacas y de las grandes arterias a pesar de su reducido tamaño. En este periodo la imagen del corazón del feto no se encuentra dificultada por el aire de los pulmones ni por las costillas como sí ocurre en fases más avanzadas. En las semanas 18 y 22 las válvulas cardiacas se encuentran plenamente desarrolladas, siendo el mejor momento para su evaluación. Existen una serie de planos estandarizados que constituyen distintos cortes de las estructuras cardiovasculares. Los ultrasonidos rebotan sobre la anatomía cardiaca y “dibujan” dicha anatomía que se representa en una pantalla gracias a una sonda que actúa de transductor.

 

Problemas cardiacos detectados en la ecocardiografía fetal

 

Las malformaciones congénitas representan la principal causa de mortalidad entre los recién nacidos y de ellas, las más frecuentes, son las que afectan al corazón. Aproximadamente 1 de cada 100 recién nacidos estará afecto por algún tipo de malformación cardiaca.

Dentro de los defectos comúnmente detectados mediante la ecocardiografía fetal se encuentran los defectos de septación, es decir, defectos a nivel de los tabiques del corazón (comunicaciones interventriculares e interauriculares y defectos aurículo-ventriculares), los defectos valvulares (válvulas estrechas, malformadas, ausencia total de una válvula, defectos de cierre valvulares, hendiduras…) ,así como defectos más complejos por asociación de varías anomalías como la Tetralogía de Fallot, la hipoplasia de cavidades derechas o izquierdas, la transposición de grandes vasos, etc.

La ecocardiografía fetal permite también valorar características funcionales del corazón fetal como son la fuerza de contracción, la presencia de signos de sobrecarga cardiaca así como la detección de trastornos del ritmo debidos a la disfunción del sistema eléctrico, ya sea, ritmos demasiado lentos (bradicardia fetal) o ritmos demasiado rápidos (taquicardia fetal), o pérdida del ritmo normal por existencia de impulsos eléctricos anómalos (extrasistolias).

 

¿Qué podemos hacer?…del diagnóstico al tratamiento

 

El tratamiento de las enfermedades del corazón fetal aun está en desarrollo. La cirugía correctora intrauterina forma parte de los objetivos futuros. Sin embargo, ya se ha logrado hoy en día, realizar con éxito algunas técnicas de intervencionismo sobre el corazón fetal consiguiendo cambiar la historia natural de las cardiopatías y mejorando considerablemente su pronóstico y calidad de vida postnatal. El ejemplo más significativo es el caso de las estenosis severas de la válvula aórtica y en menor medida de la válvula pulmonar. En estos casos, actuando precozmente, alrededor de la 20 semana de gestación, y con una minuciosa y estricta selección de los pacientes candidatos, se consiguen porcentajes de éxito en continuo aumento.

 

Explicación de la técnica

En esencia la técnica consiste en introducir un catéter a través de la pared abdominal materna, pasando por la pared uterina , tórax fetal y finalmente penetrar el pericardio y el corazón fetal para atravesar el anillo valvular y dilatarlo mediante un balón inserto en la punta del catéter y que se infla una vez se encuentra en la posición deseada. Todo este procedimiento se realiza mediante control ecográfico. Previamente se anestesia el punto de inoculación de la pared abdominal materna y se inyecta en el muslo del feto un sedante para evitar que se mueva durante la realización de la técnica. Si el resultado es satisfactorio, la sangre volverá a salir sin dificultad por la válvula previamente estrecha y eso repercutirá directamente sobre el grado de sobrecarga del ventrículo encargado de bombear la sangre a través de dicha válvula, disminuyéndolo y evitando que el ventrículo se deteriore y no se continúe desarrollando adecuadamente intraútero.

En el caso de la estenosis aórtica severa, cada vez es mayor el porcentaje de éxito,consiguiéndose prevenir la progresión hacia un ventrículo izquierdo hipoplásico, no viable en el periodo postnatal y que aboca a una corrección quirúrgica univentricular (el ventrículo derecho queda como único ventrículo funcionante). La actuación precoz sobre la válvula aórtica disminuye el estrés sobre el ventrículo izquierdo y permite que se desarrolle en mayor medida haciendo posible la siempre preferible corrección quirúrgica biventricular postnatal.

También se está desarrollando la misma técnica en el caso de la estenosis de la válvula pulmonar consiguiéndose prevenir en algunos casos la progresión a ventrículo derecho hipoplásico y en otros, la instauración de una insuficiencia cardiaca fetal.

Una tercera situación en la que resulta útil el intervencionismo fetal es en el caso de ventrículos izquierdos hipoplásicos con foramen oval restrictivo. En este caso, la apertura de dicho foramen oval permite una menor presión en las venas pulmonares y previene la instauración de una hipertensión pulmonar precoz en el periodo neonatal inmediato mejorando significativamente la hemodinámica fetal.

Y por último, el tratamiento de las arritmias fetales constituye otro avance importante con la posibilidad de inyectar fármacos antiarrítmicos directamente en el cordón umbilical cuando la administración de dichos fármacos a la madre no consigue controlar la arritmia, o la posibilidad de detectar precozmente un bloqueo aurículo-ventricular con bradicardia fetal debido a autoanticuerpos anti-Ro maternos en las madres afectas de enfermedades autoinmunes como el Lupus Eritematoso Sistémico. En este último caso, la administración de corticoides e inmunoglobulinas a las madres, en fases precoces de la gestación, junto con técnicas de plasmaféresis , han conseguido prevenir la progresión del bloqueo del corazón fetal y por tanto la necesidad de implantar un marcapasos postnatal.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

Dolor torácico en niños: cómo actuar

El dolor torácico es un síntoma que asusta mucho. Sin embargo, en niños casi nunca tiene causas cardíacas si no va asociado a otros síntomas. No obstante, el cardiólogo infantil siempre hará pruebas como electrocardiograma, ecografía o prueba de esfuerzo para diagnosticar con exactitud la patología o no cardíaca que pueda sufrir el niño.

Qué hacer cuando un niño tiene dolor torácico

Depende de la situación que lo produce y del estado clínico del niño cuando tiene el dolor. No es lo mismo tener dolor torácico mientras estás realizando deporte, acompañada de palpitaciones o pérdida de conocimiento, que mientras estás relajado viendo tu programa favorito sin otros síntomas incapacitantes.

 

Dolor torácico en niños: ¿puede significar una cardiopatía o problemas de corazón?

El dolor torácico es un síntoma que nos asusta mucho por su significado en personas mayores, que suele deberse a un infarto de miocardio (músculo del corazón) o angina de pecho. Pero en niños no tienen causas cardíacas, sobre todo si no va asociado a otros síntomas, tales como palpitaciones o sensación de falta de aire.
Los síntomas anginosos son muy llamativos, con síntomas vegetativos como sudoración y palidez de cara y, más que dolor, suele describirse como opresión en todo el pecho con dificultad para respirar y el dolor puede irradiarse hacia el brazo izquierdo o el cuello.
Los dolores torácicos en niños se deben, principalmente, a dolores musculares o del esternón, que es el hueso que une por delante la parrilla costal. Los niños suelen situarlo a punta de dedo en un sitio concreto del pecho, que aumenta con el movimiento o la respiración profunda y que disminuye estando quietos y desaparece en poco tiempo, sin otros síntomas como palpitaciones (lo cual nos orientaría hacia una arritmia).

 

Pruebas diagnósticas de posibles patologías

Lo principal es la historia clínica, que nos orientará, en la mayor parte de los casos, hacia algo benigno.
Luego confirmaremos nuestras sospechas mediante pruebas complementarias como electrocardiograma (ECG), ecografía cardíaca y, en ocasiones, una prueba de esfuerzo, que realizará el experto en Cardiología Infantil. Dependiendo de los hallazgos, podemos afinar mediante un cateterismo cardiaco con contraste para descartar posibles malformaciones de las arterias coronarias que puedan dar síntomas de tipo anginoso por falta de riego en el corazón, Holter para intentar captar algún tipo de arritmia, etc.

 

Tratamiento en caso de encontrar alguna patología del corazón

El tratamiento, como siempre, va a depender del origen del dolor o patología.
Si se debe a una arritmia, por ejemplo, la trataremos con medicamentos o podemos destruir la vía eléctrica anómala que la produce con calor o frío mediante cateterismo, para evitar nuevos episodios de taquicardias.
Si realmente se trata de un dolor tipo anginoso habrá que ver la causa que lo produce:
Hay que descartar un engrosamiento del músculo cardiaco (lo que denominamos miocardiopatía hipertrófica) y ver a qué se debe.
Aunque a veces ese engrosamiento es genético, puede deberse a una obstrucción de la sangre a través de la salida del ventrículo izquierdo por una malformación valvular por ejemplo o hipertensión arterial crónica haciendo que el corazón trabaje con más carga de la normal.
Si no se puede corregir la causa como en la estenosis valvular o la hipertensión arterial, empezaremos por ofrecer tratamiento sintomático con fármacos para relajar ese músculo y que trabaje con menos carga para evitar la cirugía.

 

¿Qué hacer si repiten los dolores torácicos, tras recibir tratamiento?

Si se repiten esos dolores y son debidos a causas potencialmente peligrosas, como la miocardiopatía hipertrófica mencionada anteriormente, pasaremos al siguiente estadio en el tratamiento como es la cirugía, resecando o recortando parte del músculo engrosado y liberar así la obstrucción que producen esos síntomas.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

 

Ritmo cardíaco: latidos y alteraciones

Relación entre la práctica deportiva y cardiopatías en menores

En España son muchos los niños y adolescentes que realizan actividades deportivas. De hecho, el grupo de trabajo “Actividad Física” de la Asociación Española de Pediatría recomienda la realización de actividad física moderada durante al menos 60 minutos diarios tres días a la semana.

Desde junio de 2013, se estableció una ley para proteger la salud del deportista y luchar contra el dopaje en la actividad deportiva. De este modo, el máximo organismo del deporte en nuestro país, la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, determinará, progresivamente, la obligación de realizar chequeos médicos antes de obtener la licencia federativa para aquellos deportes en que se considere. Esta medida no afectará a la práctica de deporte no federado y que llevan a cabo una gran cantidad de niños y adolescentes.

 

Muerte súbita de origen cardíaco

Los especialistas en Cardiología Infantil consideramos muerte súbita de origen cardiaco aquella que sucede durante el ejercicio físico o en la hora posterior a su finalización. Además, cabe destacar que la mayoría de los eventos cardiovasculares se producen durante la práctica de deporte a nivel recreativo. En cualquier caso, los imprevistos cardiovasculares vinculados con la actividad deportiva son afortunadamente muy poco frecuentes en la edad pediátrica y se relacionan con las miocardiopatías y anomalías congénitas de arterias coronarias, las canalopatías y síndromes de preexcitación, las valvulopatías, la disección aórtica, la miocarditis y la commotio cordis.
De este modo, parece razonable establecer un protocolo de control predeportivo que permita detectar enfermedades cardiovasculares potencialmente letales. En ese sentido, en febrero de 2015 la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas (SECPyCC), el Consejo Superior de Deportes y la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte han elaborado una «Guía Clínica de Evaluación Cardiovascular previa a la práctica deportiva en pediatría».

 

Valoración cardiovascular preventiva

A modo de prevención, los especialistas en Cardiología Pediátrica aconsejan la realización de una valoración cardiovascular previa a la práctica deportiva en niños y adolescentes. Esta evaluación comprende una completa historia clínica, que incluyan antecedentes de soplo cardíacos, hipertensión arterial, toma de medicamentos de forma prolongada en los dos últimos años, crisis convulsivas no aclaradas u otras enfermedades que el niño o su familia perciban como un peligro potencial. Además, se interroga acerca de los antecedentes familiares de problemas cardiacos, miocardiopatías, arritmias o muerte súbita antes de los 50 años de edad.
Otro de los datos a tener en cuenta son los síntomas del niño: si se ha quejado de dolor en el pecho en situaciones de esfuerzo, la presencia de síncope o presíncope o la sensación de corazón muy rápido, palpitaciones o latidos irregulares. También preguntaremos si el paciente se fatiga habitualmente antes que el resto de sus compañeros al practicar deporte.
El siguiente paso es realizar una exploración física completa que incluya antropometría con peso, talla e índice de masa corporal, la toma de tensión arterial, la auscultación cardiopulmonar y la palpación de los pulsos periféricos. Prestaremos especial atención a la presencia de deformidades torácicas como el pectus excavatum o el pectus carinatum y a la búsqueda de estigmas de síndrome de Marfan.
Siempre realizaremos un electrocardiograma de 12 derivaciones, que nos permita una lectura sistemática del mismo. En ella podremos advertir pequeñas alteraciones frecuentes en la edad pediátrica que no precisan ninguna limitación para la práctica el deporte, pero también alteraciones más severas, cuya evaluación puede precisar la realización de exploraciones complementarias.

 

Avances en el control preventivo

Para la realización de un examen más riguroso, el Dr. Centeno Malfaz incorpora en él la realización de una ecocardiografía 2D doppler color. Esta prueba permite realizar una valoración de la anatomía cardiaca, así como de la manera en que el corazón está funcionando. De esta manera realizamos una observación cardiovascular profunda, dejando la aplicación de otras pruebas como la ergometría, el holter-ECG o la cardiorresonancia para pacientes seleccionados que presenten alteraciones en esta primera evaluación.
Por último, recordar que recomendamos repetir la evaluación cada dos años siempre que los resultados sugieran la ausencia de patología cardiovascular. En caso contrario, pueden ser necesarias revisiones con mayor frecuencia.

 

Al final la recomendación es visitar a su CARDIOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cardiologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

Tras 9 meses de espera, la espera tan ansiada de nuestro bebé genera mil emociones, además de muchas preocupaciones. La Dra. Luzdivina García explica que en el momento de la partida a casa, siempre nota en la cara de los padres la mezcla de expresiones más allá de lo imaginable: felicidad, desconcierto… realmente es muy difícil describirlo, pero al mismo tiempo, se puede apreciar un profundo miedo de afrontar la responsabilidad de tener una vida a su cargo y acto seguido la pregunta del millón: ¿seremos buenos padres? ¿Lo haremos bien? ¿Cómo voy a entender el llanto de mi hijo?

 

¿Existe una respuesta mágica para los padres?

La doctora explica que los padres le miran atentamente en espera de la respuesta mágica que no existe, en ese momento solo queda tranquilizarlos. Ser padres es una responsabilidad para toda la vida que se adquiere desde el primer momento en el que se toma la decisión de tener un hijo. Además, este papel nunca acaba, la vida de los padres girará en torno al nuevo miembro de la familia. Habrá épocas mejores y otras peores pero lo principal es aprender el lenguaje del bebé, conocer su llanto, que a la larga no es tan difícil. Existe una unión más allá de lo comprensible entre padres y bebés, un sexto sentido o un instinto que hace que sepan cada una de sus tonalidades, ritmos y frecuencias junto con su expresión corporal, lo que nos guía a entender su lenguaje.

¿Por qué llora mi bebé?

Generalmente, las causas son simples, solo quieren satisfacer sus necesidades básicas, el hambre, el sueño, el cambio de pañal etc. Aunque también puede significar que algo no está bien.

Es necesario recordar que los pequeños han estado 9 meses en un ambiente controlado, oscuro, tranquilo, a una temperatura constante y protegido, donde el único sonido son los latidos del corazón de mamá. Además, hay que tener en cuenta que cada bebé tiene su temperamento, por lo tanto, algunos son más tranquilos mientras que otros son más exigentes y llorones.

 

Claves para reconocer el llanto de tu bebé

Es necesario crear un ambiente que sea adecuado para el bebé, de esta manera la transición será más placentera. Algunas ideas son poner una luz tenue en su habitación, la temperatura alrededor de 24ºC, utilizar pijamas de algodón y evitar sonidos fuertes. Además, se pueden utilizar mantas especiales que los envuelvan como unas orugas, para que se sientan tan protegido como cuando estaban en el útero. Una vez que ha garantizado su comodidad, se pueden identificar los diferentes llantos:

  • Hambre: si el bebé tiene hambre se muestra inquiero, girando la cabeza de un lado a otro en la búsqueda de alimento. Después comienza un lloriqueo leve que irá creciendo de intensidad y frecuencia y terminará cuando coma. Si están desesperados, pueden coger el pezón, succionarlo, soltarlo y vuelven a alimentarse.
  • Cambio de pañal: se siente incómodo por la humedad y este llanto aparece súbitamente, pasando de dormir a llorar.
  • Calor o frío: a veces con la necesidad de proteger a nuestros bebés cometemos el error de vestirlos con demasiada capas de ropa. Los bebés regulan muy mal la temperatura y si los abrigas mucho, su temperatura puede elevarse simular una fiebre, o por el contrario, puede tener una hipotermia. Si este es el caso él bebe estará todo el tiempo incomodo, lloriqueando, no duerme cómodo…. Asegúrate que la habitación tiene una temperatura entre 23 – 25ºC y vístelo solo con un pijama de algodón, igual que utilizarías tú.
  • Estrés: Recuerda que tu bebe tiene una unión especial contigo y si tu estas estresada o cansada, tu bebe lo va a percibir. Trata de descansar y alimentarte bien en los pocos momentos que al principio el bebé está dormido y el momento que él te requiera trata de estar lo más relajada posible, sino te enfrentaras a un llanto fuerte constate y difícil de controlar…. si te llega a suceder, pide relevo por unos minutos, tranquilízate, y de nuevo acércate al bebe, colócalo en tu regazo y haz movimientos suaves.
  • Cólicos: si un bebe sufre de cólicos está inconsolable, el llanto de dolor es estridente y muy importante, hay que fijarse en la postura del bebe, siempre pone las piernecitas en posición fetal, sobre el abdomen.
  • Reflujo: La sospecha que un reflujo es la causa del llanto es que siempre está asociado a después de las comidas. El bebé puede o regurgitar la leche o hacer el gesto que está tragando todo el tiempo y a veces adquirir la postura de puente. – Cuando necesita contacto físico: normalmente es un llanto que no es muy fuerte y que termina cuando mamá lo coge en brazos, lo pone en su regazo y le habla. Cuando lo pone junto al pecho reconoce los sonidos del corazón y es aquí cuando se tranquiliza.
  • Chupete: el reflejo de succión es normal en todos los bebes, pero hay niños que lo tienen más exacerbado y, a pesar de haber comido y cambiarles los pañales, está lloroso y muy inquieto y se calma inmediatamente cuando le colocas el dedo, pezón o un chupete en la boca.
  • Alergias o intolerancias a alimentos: se engloban en llantos no fisiológicos o normales y existe una explicación funcional, te darás cuenta que este llanto persiste a pesar de haber saciado todas sus necesidades, no hay explicación, puede o no estar acompañado de otros síntomas como erupciones en la piel o evacuación sanguinolentas, gases, abdomen globoso… Las causas más frecuentes son una intolerancia a la lactosa o la alergia a la proteína de leche de vaca, entre otras.
  • Llanto persistente e inexplicable: Si tú bebe llora constantemente a pesar de haber garantizado todas sus necesidades, deja de comer, dormir o no se comporta como habitualmente lo hace, debes acudir a la consulta de tu Pediatra.

 

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

La importancia de la leche materna

El Dr. Vicente Molina Morales es pediatra y pertenece a Top Doctors. A continuación nos hablará sobre lactancia materna.

 

El Departament de Pediatria del Instituto Universitario Quirón-Dexeus pretende prestar una asistencia integral en la infancia y la adolescencia. Eso quiere decir que abarcamos desde la época pre-natal, haciendo consultas con los obstetras hasta la atención al recién nacido, unidad neonatal de cuidados intensivos, urgencias hospitalarias, ingresos hospitalarios y después una asistencia muy amplia en consulta externa donde además de diez pediatras trabajan especialistas en diferentes áreas de la pediatría desde la odontología hasta la psiquiatría y la psicología con la idea de poder dar una asistencia integral de la máxima calidad.

¿Por qué es tan importante la lactancia materna?

La leche materna o humana es muy importante porque es leche de la misma especie y, por tanto, no introduce proteínas extrañas en la alimentación del bebé. Porque está demostrado que protege de infecciones durante los primeros meses de vida. También es muy probable que proteja de infecciones en la vida adulta: diabetes, obesidad… Y finalmente, porque favorece un vínculo muy estrecho, muy especial, entre la madre y su bebé.

 

¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

Aunque la lactancia materna es un acto muy natural y debería ser muy fácil, no siempre lo es. Un 25% de primeras lactancias son difíciles de instaurar. Es esencial conseguir una buena postura de agarre al pecho y efectuar siempre horario de demanda al principio para que la producción de leche de la madre se adapte bien a lo que necesita el bebé. Y para eso, es muy importante tener un buen apoyo al inicio de la lactancia, profesionales o gente especializada para ello.

 

¿Cuánto tiempo se debe dar el pecho?

La respuesta fácil sería: “cuanto más mejor”, pero finalmente es el tiempo que la madre pueda y quiera. Teniendo claro que cualquier tiempo de lactancia materna es aconsejablepor corto que sea. La recomendación estándar es intentar hacer seis meses de lactancia materna en exclusiva y después prolongarla junto con otros alimentos hasta los 12, 18, 24 meses.

 

¿Qué es la crisis de los tres meses?

En el transcurso de la lactancia, hay momentos en los que el bebé y la madre se desajustan. Bien sea por que el bebé al hacerse mayor aumenta sus necesidades, bien sea porque la producción de la madre fluctúe y disminuya un poco y en ese momento el recién nacido lo que hace es aumentar su demanda hasta que se equilibran. Eso también lo conocemos como “crisis de crecimiento”. Es importante saber que eso existe para no desorientarse cuando ocurra y para permitir que de nuevo, hacer un horario demanda restablezca el equilibrio. Por otra parte, a medida que el bebé se hace mayor cambia su patrón de amamantamiento, tiende a hacer tomas mucho más cortas, pero que le sacian igual  y un poco más espaciadas o frecuentes y ese cambio de comportamiento también a veces desorienta es completamente normal.

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.
9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

Bronquitis recurrentes en niños menores de 3 años

bronquitis en niños pediatra

Es común que los niños menores de 3 años tengan sibilancias o “pitos”. De hecho, son un motivo frecuente de consulta en Pediatría. Hasta el 30% de niños tienen sibilantes en algún momento de su vida. La frecuencia ha aumentado en los últimos de manera considerable y, en menores de 6 años, ha pasado de 6% a 10%.

Se presenta con cuatros de:

  • tos recurrente
  • dificultad respiratoria
  • ahogos repetidos que obligan a acudir al servicio de urgencias
  • “pitos” o sibilancias que los padres oyen sin necesidad de la auscultación pediátrica

Los especialistas de los servicios de emergencias de los hospitales lo diagnostican, en el informe de alta, como bronquitis obstructiva o bronquitis sibilante, bronquitis asmatiforme o, a veces, crisis de asma infantil.

Las preguntas que suelen hacerse los padres son tres, fundamentalmente: a qué se deben las sibilancias, qué puedo hacer para evitarlas y si su hijo, cuando sea mayor, será asmático.

 

A qué se deben las bronquitis

Los virus de los resfriados suelen ser la causa desencadenante más habitual de las bronquitis con “pitos” o sibilantes. El bronquio sufre una inflamación más o menos persistente y esto se traduce en tos, dificultad para respirar y broncoespasmo.

El pediatra excluirá que el niño no tenga causas conocidas de sibilantes recurrentes de origen conocido como:

  • malformaciones congénitas del bronquio o pulmón
  • enfermedad pulmonar crónica
  • fibrosis quística
  • anillos vasculares que compriman la tráquea o los bronquios
  • bronquiectasias o dilataciones anormales del bronquio
  • reflujo gastroesofágico
  • cuerpo extraño bronquial tras episodios de atragantamiento con alimentos u otros objetos
  • inmunodeficiencias
  • anomalías de los cilios bronquiales

 

Qué hacer para evitar las bronquitis y tratamiento

El pediatra debe practicar un estudio cuando el menor tenga más de tres crisis de bronquitis obstructivas diferentes.

Puede estar indicado practicar un RX Torax, un test de sudor, analítica de sangre, estudios alergológicos en mayores de 3 años (Prick-test en antebrazo) y otras exploraciones, según intensidad, frecuencia y complicaciones de las bronquitis.

Según los síntomas, los resultados analíticos y las exploraciones practicadas, se realiza un diagnóstico del fenotipo de cada niño. No todos los niños que reciben el famoso nebulizador inhalado son iguales. Y, aunque para el tratamiento de crisis se aplica el salbutamol inhalado, a veces se indican corticoides orales en ciclos cortos y antibióticos si hay sobreinfección respiratoria.

El tratamiento preventivo no siempre será igual. Puede estar indicado un tratamiento preventivo con un determinado medicamento por vía oral, pero otras veces también los corticoides inhalados, o la combinación de ambos. También en ocasiones se hacen asociaciones distintas y alguna vez ninguna, ya que existe la posibilidad de que no respondan a la terapéutica preventiva. En estos casos la solución pasa por evitar los resfriados y, en algunos casos, solo se logra si dejan de asistir a la guardería.

El pediatra debe valorar de forma individual cada caso, ayudando mucho a los padres en el estudio, valoración y comprensión de lo que le ocurre al menor. No se deben ni pueden comparar unos niños con otros. Asimismo, debe hacerse un seguimiento y calendario de sucesos y respuestas al tratamiento, así como a la prevención.

 

Mi hijo tiene bronquitis: ¿será asmático de mayor?

Existen cinco estudios de seguimiento de niños desde que son recién nacidos hasta la edad adulta. Esto ha permitido definir 4 fenotipos o formas clínicas de niños con sibilancias recurrentes, lo que nos permitirá saber si el niño/a sufrirá asma cuando alcance la edad adulta:

1) Sibilantes procesos transitorios. Los niños presentan “pitos” durante el primer año de vida. Puede ser antes de una bronquiolitis o tras esta (si es después de la bronquiolitis por virus respiratorio sincitial de los inviernos las presentan con más frecuencia). Tienden a desaparecer la mayoría a los 3 años pero otras persisten hasta los 6 años. Suelen ser niños no atópicos y sin antecedentes familiares o personales de atopia (predisposición genética a la alergia). En este grupo son factores de riesgo el tabaquismo de la madre durante el embarazo, ser de sexo masculino, la prematuridad, la presencia de hermanos mayores y la asistencia a guardería, que facilita la transmisión de infecciones virales.

2) Sibilantes recurrentes persistentes en niños no atópicos. Se manifiestan durante el primer año de vida, muchas veces después de la bronquiolitis por virus respiratorio sincitial y pueden persistir hasta el momento en que el niño/a alcance la pubertad. Afecta de igual forma a niños que a niñas, que no suelen tener alergias demostrables y su hiperreactividad bronquial mejora con la edad. La función pulmonar en la espirometría es normal.

3) Sibilantes en niños atópicos o alérgicos. Suelen empezar después del año de vida y, en algunos casos, después de los 3 años de edad. Predomina en el sexo masculino. Los estudios por el alergólogo son positivos y, muchas veces, los niños tienen también dermatitis atópica y/o alergia a los alimentos, sobre todo al huevo. Asimismo, hay antecedentes familiares de atopía, con mayor frecuencia en la madre. La función pulmonar puede alterarse con el tiempo y debe practicarse espirometría periódica si sufren bronquitis obstructivas recurrentes.

4) Sibilantes recurrentes intermitentes y graves. Se da en niños menores de 3 años o lactantes (menores de un año) con crisis importantes de bronquitis que obligan a acudir a urgencias con frecuencia, son ingresados a menudo y, en los periodos entre crisis, están sin síntomas y hacen vida normal. Suelen ser niños alérgicos con antecedentes de dermatitis atópica, alergia al huevo y pruebas cutáneas positivas a neumoalérgenos. Sería similar al grupo anterior pero en los menores de 3 años existe un índice predictivo para tomar más en serio las sibilancias recurrentes. En este sentido, debe valorarse si existe asma en alguno de los padres (sobre todo la madre) o dermatitis atópica, además de rinitis alérgica en el niño, sibilantes que no ocurran tras los resfriados y análisis sanguíneo con eosinofilia de más del 4%. Los cuadros deben ser evaluados por un alergólogo y/o neumólogo infantil, además del seguimiento de las crisis por parte del pediatra.

Por otra parte, existen otros fenotipos que se han ido conociendo con los años. Así, hay niñas que inician sus crisis durante la adolescencia. En otros casos hay niñas que inician episodios de asma con el esfuerzo, al hacer ejercicio físico, sobre los 8-10-12 años. Asimismo, hay esquiadores que solamente tienen crisis cuando están resfriados y hacen esfuerzos en el ski nórdico en determinados días, con un grado de humedad y frío concretos.

Según la edad, el sexo, la predisposición genética, la exposición ambiental y los antecedentes personales y familiares aparecen fenotipos variables con el niño y en el tiempo. Los niños menores de 3 años preocupan más debido a su corta edad y el inicio tan precoz, durante el primer año de vida. El asma sigue siendo una enfermedad con muchos interrogantes.

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

Dolor abdominal en niños, ¿síntoma de alguna patología?

El dolor abdominal en el niño es una alteración muy habitual y se puede desencadenar por muchos factores. A los pediatras nos preocupa, sobre todo, el dolor que se produce de forma aguda con afectación del estado general, de localización en la parte lateral inferior derecha del abdomen, ya que podría corresponder a un cuadro apendicular que precisaría tratamiento quirúrgico inmediato. Esto, afortunadamente, es lo menos habitual, pero que siempre se debe descartar ante un dolor abdominal.

La mayoría de los dolores abdominales en el niño son  recurrentes en el tiempo, de predominio matinal y localización periumbilical, que corresponden a varias posibles patologías o alteraciones que comentaremos posteriormente.

Por otro lado, no debemos olvidar la presencia de un dolor abdominal que puede acompañar a una neumonía o una amigdalitis. Esto es frecuente, por lo que no debemos de ceñirnos al abdomen del niño para buscar el diagnóstico.

 

Dolor abdominal en niños, ¿se debe a alguna patología?

Los dolores abdominales nunca deben menospreciarse, ya que pueden corresponder a una patología importante, y es por ello que nunca estamos tranquilos hasta que no tenemos la causa concreta de dicho dolor. Lo normal es que corresponda a una patología banal pero el pediatra no se debe confiar, sobre todo ante un dolor agudo, ante la presencia de un abombamiento abdominal con defensa muscular a la exploración y, en especial, ante la presencia de una masa abdominal palpable.

Tema aparte y que sí que debe mencionarse son los cólicos del lactante, que son dolores que afectan a los niños de entre 4 y 12 semanas de vida, y que se manifiestan con un dolor agudo abdominal con llanto e irritabilidad. Suelen producirse al final del día o durante la noche, estando el niño perfectamente durante el resto del día y presentando una buena curva ponderal. Esta alteración, en muchos casos, significa frustración para el pediatra, pues el tratamiento a veces no es efectivo y para los padres es preocupante, ya que ven a su hijo llorando sin parar sin poder consolarle. Afortunadamente, esta alteración la cura el tiempo y en pocas semanas desaparece sin más.

 

Consecuencias del dolor abdominal en los niños

El dolor abdominal a todas las edades es, en muchos casos, invalidante. En el lactante ocasiona una alteración en el sueñoirritabilidadrechazo del alimento, etc. En el niño mayor ocurre lo mismo, ya que si es un cuadro agudo el niño muestra un aspecto de verdadera enfermedad y tiene que ser revisado de forma urgente por el pediatra. En el caso de los dolores recurrentes, la afectación es menor pero en el periodo álgido hace que el niño manifieste una actitud triste y molesta que le condiciona el quehacer diario. El sueño es raro que se afecte, ya que estos dolores abdominales recurrentes suelen aparecer por la mañana o a lo largo del día.

 

Cómo abordar el dolor abdominal

El diagnóstico del dolor abdominal es fundamental. Si es un dolor agudo el primer diagnóstico será sospechar un abdomen agudo ocasionado por una apendicitis. En este caso la clínica, la exploración abdominal, la analítica de sangre y la ecografía abdominal son las claves para el diagnóstico y poder aplicar el tratamiento quirúrgico indicado.

Además del abdomen agudo, una amigdalitis o una neumonía pueden ocasionar un dolor abdominal en un momento determinado, por lo que habrá que explorar siempre las amígdalas del niño y realizar una auscultación pulmonar a conciencia que podemos apoyar con una radiografía de tórax para descartar la presencia de una infiltración pulmonar.

En el caso del dolor abdominal crónico y recurrente, el abordaje diagnóstico debe ser muy reglado e incluirá una anamnesis detallada del dolor, de la intensidad del mismo, de cuándo aparece y si se relaciona con algún alimento o situación, como puede ser el estrés o el estreñimiento.  En segundo lugar, se deberá realizar una exploración detallada del niño con palpación y percusión del abdomen para descartar la presencia de una masa, de heces retenidas, de defensa muscular. Es fundamental situar el dolor en el abdomen, ya que la zona en la que se produzca nos va a dar mucha información: debemos valorar la zona anatómica afectada, que puede ser el estómago, el intestino, la vejiga urinaria, los ovarios, etc.

Desde el punto de vista diagnóstico, se deberá hacer un estudio analítico de sangre que incluya un hemograma y una fórmula leucocitariapruebas hepáticas, determinación de IgE especifica de leche de vaca y determinación de los anticuerpos específicos de la intolerancia al gluten. Una analítica de orina es fundamental, ya que una infección urinaria puede cursar con esta alteración. En las heces se determinará la presencia de algún tipo de bacteria o virus; un estudio parapsicológico es fundamental, ya que muchas infestaciones en la infancia cursan con dolor de abdomen. En las heces también se valoran las grasas totales que están aumentadas en caso de una intolerancia a la lactosa, y la posible existencia del antígeno del Helicobacter Pylori, que se manifiesta en la infancia con dolor abdominal recurrente. Finalmente, la ecografía abdominal será obligatoria y podrá informar sobre la existencia de una adenitis mesentérica o de una alteración en los ovarios de las niñas que justifiquen dicha molestia.

 

Tratamientos para el dolor abdominal

El tratamiento, como es lógico, irá encaminado a solucionar la causa. En este sentido, se aplicará tratamiento quirúrgico en caso de abdomen agudo por una apendicitis o un cuadro tumoral. En caso de una amigdalitis, neumonía, infección de orina o presencia de Helicobacter Pylori, se aplicará tratamiento antibiótico, aunque en este último caso se deberá hacer una endoscopia y más pruebas por parte del gastroenterólogo pediátrico antes de iniciar el tratamiento.

Si existe alguna relación con algún alimento, se deberá evitar de la dieta; si existe intolerancia a la leche o la lactosa, deberá sustituirse, y si la intolerancia es hacia el gluten, se deberá eliminar de la dieta del niño. Además, es fundamental solucionar el estreñimiento que, en muchos casos, es la causa de esta dolencia.

Por otra parte, los cuadros parasitarios deben tratarse con la medicación adecuada. Finalmente en algunos casos, el dolor abdominal se debe a un problema psicológico que lo desencadena y, en ese caso, la intervención del psicólogo es fundamental para abordarlo.

 

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

Alimentación adecuada para niños

La alimentación ideal para los niños

Está claro que los niños son los adultos del futuro, motivo por el cual sentar las bases de una buena alimentación en la infancia va a suponer unos adultos mas sanos en las nuevas generaciones. Esto se puede conseguir por dos caminos uno por un niño sano y bien alimentado forja la base de un adulto sano y también porque un niño educado en buenos hábitos nutricionales se acompaña de una persona educada en la base de buenas costumbres y hábitos de vida ayudando a crear un adulto con un comportamiento saludable que será capaz de transmitir sus buenos hábitos a las siguientes generaciones.

La alimentación ideal en la infancia es una dieta equilibrada variada y completa, de forma que aporte los los nutrientes necesarios para el desarrollo y crecimiento de los niños.

La tan comentada «dieta mediterránea» es muy saludable porque es rica en alimentos básicos muy recomendables como pueden ser entre otros, el aceite de oliva, las legumbres, frutas, verduras, además del pescado, carnes o embutidos como el jamón ibérico.

 

  • ¿Hay alimentos que ayuden a potenciar la memoria?

​​​​​

Realmente no hay ningún alimento específico conocido que mejore la memoria. Lo cierto es que hay nutrientes que se consumen en la actividad neuronal y que su déficit se manifiesta con trastornos de memoria, como es el caso de la anemia por déficit de hierro, cuyos síntomas incluyen entre otros el cansancio y los fallos de memoria. También influyen en la memoria otros minerales como el fósforo, magnesio, selenio, y los ácidos grasos insaturados. Todos estos nutrientes se pueden encontrar en los cereales, verduras rojas y verdes, y en los furos secos.

 

  • Alimentos para niños, ¿cuáles ayudan a aumentar resistencia y energía?

Los alimentos considerados como plásticos o energéticos son las proteínas. Los huevos son el alimento más completo en vitaminas, minerales y nutrientes energéticos. El pescado también es una buena fuente de proteínas sana y recomendable en la dieta, pero habitualmente las fuentes más utilizadas son la carne, la leche y sus derivados.

Una característica importante y recomendable de la dieta mediterránea es el aporte de proteínas vegetales con las legumbres, gran fuente de energía con proteínas, minerales y fibra.

 

  • ¿Cómo influye la dieta en el desarrollo de la creatividad?

 

La creatividad se desarrolla a través de la educación de los niños pero se puede estimular con la alimentación si se les enseña a utilizar la imaginación tanto a la hora de elaborar una receta, combinando los alimentos con distintos sabores, texturas, colores; como en el momento de la presentación del plato elaborado, haciéndolo más interesante y atractivo a la vista, haciendo dibujos y figuras divertidas para ellos.

 

  • ¿Desayunos saludables para niños, ¿qué deben incluir?

 

Se ha demostrado en estudios científicos que el desayuno es una de las principales comidas del día y debería contener entre el 25 y el 35% del aporte nutricional diario. Hay evidencias de que un desayuno adecuado contribuye en la mejora del rendimiento escolar. Para hacer que el desayuno sea saludable, se necesitan varios tipos de nutrientes básicos, como los hidratos de carbono, que aportan las frutas (mejor naturales y frescas que zumo envasado), y los cereales (mejor si son integrales y variados).

Otro básico son los alimentos plásticos con aporte de proteínas, como pueden ser la leche y sus derivados (yogures y quesos frescos, que puede ser leche de vaca, de soja, vegetal o hidrolizada). Si se quiere hacer un desayuno más consistente, se puede añadir el huevo como aporte nutricional completo.

 

  • El bocadillo del recreo, ¿es un complemento del desayuno? ¿Qué es lo ideal para llevar al cole?

 

El bocadillo del recreo de la mañana sirve para completar el desayuno. Hay niños que desayunan mal debido a que tardan en entrar en marcha o les agobia el desayunar con prisa o bajo presión, incluso hay algunos se levantan sin apetito. Motivo por el cual el bocadillo de la mañana puede ayudar mucho a los niños que tienen estos problemas. Podrían tomar alimentos más variados, como derivados de la leche, zumos naturales, frutas o barritas de cereales. El tipo de complemento al desayuno depende del horario del almuerzo, de la actividad física que desarrolla, de la época del año y de las edades de los niños.

 

  • Y la merienda, ¿le damos la importancia que tiene? ¿Debe variar en función de si los niños hacen o no actividades extra escolares?

 

La merienda es más importante de lo que parece, casi sería mas recomendable una merienda cena fuerte y luego una cena más ligera. Se recomienda que la merienda aporte del 15 al 20 % del valor calórico total de la dieta del día. Hay que tener en cuenta que el almuerzo en el horario escolar es bastante temprano y si no han comido muy bien en el almuerzo escolar, salen del colegio con mucho apetito. Este es el momento de aprovechar para aportar los nutrientes que les puedan haber fallado a lo largo del día. Un buen bocadillo de pan con tomate y jamón, de queso con anchoas, bonito con tomate, cremas de queso frescos con aceitunas, y algo de fruta pueden ser una estupenda merienda, siempre mejor que las bollerías industriales.

Diferencias entre las necesidades nutricionales de los niños, los adolescentes y los adultos.

Las necesidades nutricionales se suelen medir en calorías por día. Un niño dependiendo de la edad puede necesitar de 1200 a 1800 kcal/día. El adolescente que está en pleno crecimiento y desarrolla mayor actividad física suele necesitar, según sea mujer o varón, alrededor de 1800 – 3000 kcal/día. En cambio, para los adultos que hacen una vida más sedentaria y necesitan menor aporte calórico, también es variable con el sexo y la edad. Se calcula como recomendable una dieta 1800 a 3000 kcal/día. Siempre se considera que la dieta hay que individualizarla para cada caso.

 

  • Errores más comunes en la alimentación infantil

 

El error más común es el uso de los alimentos llamados basura, porque no aportan ningún nutriente beneficioso y son calorías vacías. Éstas se encuentran en las bebidas edulcoradas como refrescos o zumos, la bollería industrial, aperitivos y fritos industriales, así como en alimentos que contienen saborizantes y conservantes. Estos tipos de alimentos son desanconsejados tanto en niños como en adultos.

Otro error frecuente en nuestro medio es la dieta con exceso de proteínas, cuando lo que debería abundar son las frutas y verduras.

 

  • ¿Los niños y adolescentes beben suficiente agua?

 

Las necesidades de líquidos al día en el niño están por encima del litro de agua al día, en el adolescente y adulto la necesidad está alrededor de 1’5 a 2 litros diarios. El aporte de líquidos y agua llegan también a través del contenido de agua de los alimentos.

La cantidad recomendada de agua al día es del 75% del aporte del total de líquidos del día. Debido a esto, lo recomendable es comer con agua y después de hacer deporte y con el aumento de la actividad física, o si hace mucho calor hay que dar un aporte suplementario de agua, incluso de agua con iones como el que aportan los sueros o las bebidas isotónicas.

 

  • ¿Qué alimentos deberíamos excluir de la dieta de los niños?

 

En las dietas infantiles y las de los adolescentes debemos excluir el alcohol y los excitantes. Otro tipo de alimentos que debemos de procurar evitar en las dietas son los alimentos basura con calorías vacías y conservantes o savorizantes no saludables. Que les alerta el apetito y favorece la obesidad.

 

  • ¿Qué se entiende exactamente por ración?

 

Una ración es una porción de alimento o de un nutriente que varía según el objetivo a cumplir en la dieta. Por ejemplo, la ración de carne o pescado recomendada en la dieta de un niño de 1 a 2 años es de 50 a 75 gr diarios, y en el adolescente la ración recomendada sería de 120 a 150 gr diarios.

Hoy en día en los colegios le enseñan a «Comer sano» y una forma fácil de hacerlo entender es con la «Regla de las 5 raciones». Ésta consiste en que la recomendación en fruta y verdura en una dieta saludable es de 5 raciones al día, repartidas de dos formas: 3 raciones de fruta y 2 de verdura o la alternativa de 2 de fruta y 3 de verduras al día. En este caso una ración de fruta es una pieza como puede ser una manzana o un plátano y la ración diaria de verdura pesada en crudo es de 150 a 200 gr, que se puede repartir y tomar en ensaladas, como plato principal, en cremas o sopas o también como guarnición.

 

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

El cólico del lactante

El cólico del lactante es más frecuente en los primeros hijos

A pesar de que habrá días que los padres se puedan llegar a desesperar por el llanto del bebé lactante que tiene cólico, la verdad es que deben estar tranquilos ya que el cólico del lactante no es una enfermedad, sino que es una “situación” en la que un bebé, que está sano y bien alimentado, puede llegar a tener un llanto intenso al menos durante tres horas al día, tres días a la semana durante por lo menos tres semanas. Los especialistas en Pediatría afirman que es importante dejar claro que el cólico del lactante es un proceso benigno y autolimitado en el tiempo.

La causa más frecuente que provoca que un bebé de pocos días de vida llore es, seguramente, el hambre; por ello cuando coma se calmará. No se piensa que el bebé pueda tener un cólico del lactante hasta que no sea un poco más “mayor”, ya que suele aparecer a partir de la segunda semana de vida.

El cólico del lactante puede persistir durante el primer trimestre y durar hasta los cuatro meses de vida. La mayor frecuencia de llanto se encuentra alrededor del mes y medio de vida.

colico del lactante

Causas del cólico del lactante

Existen diversas teorías en relación a los cólicos del lactante: estimular demasiado al bebé, falta de rutina en su día a día, ansiedad de los padres ante el llanto del bebé, aparato digestivo inmaduro del bebé que se traduce en una mayor facilidad del intestino para tener espasmos, dificultad para eliminar gases y alteraciones en la flora intestinal, entre otras.

Un dato interesante es que el cólico del lactante es más frecuente en los primeros hijos, por lo que también se baraja la teoría de ansiedad e inexperiencia de los padres ante el llanto del bebé.

En cuanto a la dieta, parece claro que la lactancia materna favorece la prevención del cólico del lactante. Aunque es poco frecuente, la intolerancia a las proteínas de la leche de vaca podría ser un desencadenante de ello.

Una vez descartadas las posibles causas orgánicas del llanto del bebé, el pediatra informará sobre la benignidad del proceso y su evolución hacia la desaparición de manera espontánea en unas semanas. En algunas ocasiones, como ya se ha comentado, el pediatra puede aconsejar realizar una prueba dietética retirando las proteínas de la leche de vaca de la dieta de la madre. También se está estudiando el uso de probióticos en la prevención del cólico, aunque actualmente no hay ninguna evidencia científica.

 

¿Se puede evitar el cólico del lactante?

Un buen consejo para prevenir y calmar el cólico del lactante es envolver bien al bebé con una tela fina y suave (algunos bebés preferirán no estar tan envueltos), cogerlo en brazos, ya sea de lado, verticalmente o sobre su barriga, cantarle suavemente una melodía repetitiva mientras se balancea con cuidado de manera rítmica poniéndole un chupete o simplemente un dedo o el pecho de la madre. También es recomendable en esta situación dar un poco de calor en la zona de la barriga del lactante, ya sea realizando un suave masaje o bien poniendo una toallita tibia en su zona abdominal.

El bebé se calma más fácilmente en los brazos de sus padres. Esto es algo completamente normal y no es un signo de que esté mimado o malcriado. Cogerlo a menudo puede participar en la prevención del llanto. También ayuda favorecer la eliminación de los gases después de las tomas e intentar vaciar completamente el pecho para favorecer que tome la leche con más grasa que asegure que el bebé se sienta más saciado.

 

 

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

Uso de antibióticos en niños

Cuándo (no) debemos dar antibióticos a los niños

Como cualquier otro fármaco, los antibióticos pueden estar no exentos de efectos secundarios. Los más frecuentes son los del tubo digestivo, que se pueden manifestar a través de vómitos o diarrea.

En algunas ocasiones, y determinadas circunstancias, como pueden ser infecciones víricas como la mononucleosis, se dan las condiciones para que pueda surgir un exantema sin que necesariamente sea por alergia al fármaco. En otras ocasiones, y a causa de la alergia al medicamento, pueden aparecer exantemas relacionados con urticaria.

 

¿Cuándo se puede recetar antibióticos a un niño?

Sería fundamental recetar antibióticos a un niño cuando es evidente que la infección que padece está causada por un agente bacteriano (susceptible de ser tratado con antibiótico).

La elección del antibiótico siempre va a tener lugar en función de cuál es el bicho que se sospeche, lo cual, a su vez, tendrá que ver con el órgano o aparato afectado. Es por eso por lo que los protocolos se establecen en función del tipo de patología, indicando los antibióticos en función de qué tipo de infección tiene y, por tanto, cuál son los agentes infectantes más frecuentemente implicados.

manos madre hijo

En caso de tener certeza del microorganismo, la elección del antibiótico es más sencilla ya que se elige en función del mismo y de la sensibilidad al antibiótico.

Por otro lado, no siempre hay que recetar antibiótico, al contrario; por estadística las infecciones víricas son mucho más frecuentes, sobre todo en edades tempranas de la vida. Los antibióticos no curan infecciones víricas, por tanto, en aquellos casos en los que se sospeche infección de este tipo, lejos de que no van a resolvernos el problema, pueden tener efectos secundarios como se dijo antes. En estos casos es evidente que no se deben recetar antibióticos.

La creencia entre muchos padres de que las infecciones causadas por los virus al final si no se tratan se convierten en infecciones bacterianas es errónea. Lo que los padres deben saber es que existe la posibilidad de una coinfección, es decir, pueden coexistir dos microrganismos infectantes al mismo tiempo; uno viral, otro bacteriano.

Igualmente, lo de que las infecciones inicialmente víricas pueden sobreinfectarse por otro gente bacteriano, no puede prevenirse, es decir, podría suceder que una gripe se me complique con una neumonía. El hecho de iniciar tratamiento antibiótico frente a una bacteria que puede sobreinfectar un cuadro viral, no se ha demostrado que pueda evitarlo, al contrario, puede seleccionar cepas bacterianas en resistentes a ese antibiótico, y por tanto, inutilizar el mismo en caso de que venga sobrevenida dicha sobre sobreinfección.

Las infecciones tanto de oído como de garganta tienen diferentes agentes causantes a las diferentes edades, lo cual tiene que ver con la madurez del sistema inmunitario, así como la memoria inmunológica del niño, que ya ha padecido determinadas infecciones anteriormente. En este sentido, por debajo de los dos años son muy raras las infecciones bacterianas de garganta, por lo que se hace difícil prescribir antibiótico para este tipo de patología. No obstante, actualmente disponemos de tests rápidos que en caso de duda en la misma consulta pueden evidenciar la presencia de determinados agentes bacterianos y, por tanto, indicar, si es preciso, administrar antibióticos. Del mismo modo, y en contraposición, las otitis por debajo de los dos-tres años suelen tener un agente infeccioso bacteriano y, por tanto, ser más susceptibles de necesitar tratamiento antibiótico, que en niños mayores, en los que existe bastante evidencia que demuestra que muchas de ellas se resolverán a pesar de no dar ningún tipo de antibiótico.

 

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

 

 

9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

Cómo evitar la obesidad infantil

El sobrepeso infantil ha aumentado bruscamente en apenas dos décadas. Actualmente más del 30% de los niños lo padecen y de ellos un 10% son obesos. Se calcula que el 80% de estos niños seguirán siendo obesos el día de mañana, convirtiéndose en uno de los problemas de salud pública del siglo XXI más alarmantes.

 

Los hábitos de vida, principal causa de obesidad

 

Si bien es cierto que alrededor de un 30% de estos casos puede tener un componente genético, la culpa del 70% restante la tienen los malos hábitos de vida de sedentarismo, abandono de la actividad física y el desconocimiento de unas normas básicas de nutrición con una ingesta descontrolada de productos ricos en refinados y grasas saturadas y el abuso de distintos tipos de azúcares.

 

Agentes que intervienen en la obesidad infantil

Aunque el principal problema con la comida actualmente es que ya no se prepara a partir de ingredientes naturales, echar la culpa a la industria no sirve para excusar al resto de protagonistas de la alimentación, que podríamos dividir en tres sectores: Familia, Escuela e Industria alimentaria.

 

La familia, clave en prevenir la obesidad infantil

El tratamiento preventivo de esta situación empieza en el periodo de lactancia y la leche materna como mejor aliada para reducir el riesgo de obesidad infantil.

Pero, ¿Qué ocurre a partir de entonces? ¿Cuántas comidas se realizan correctamente: en horas pautadas, sentados alrededor de una mesa masticando y no engullendo, charlando de cómo ha ido el día, con primero y segundo plato cocinados en casa?

Al recurrir a los alimentos precocinados en el microondas, una parte importante de la industria alimentaria mencionada anteriormente añade ceros a su cuenta de resultados. No sería del todo justo culparles siempre a ellos por estar demasiado ocupados para cocinar.

¿Cuantas veces en tediosas tardes de verano, cuando aún están haciendo la digestión del almuerzo, los niños piden la merienda? Lo que están haciendo es reclamar la atención de los padres. Si en vez de una galleta, se les explica que lo que tienen, no es hambre, que es aburrimiento, lo que se está haciendo es educar. Enseñándoles que no se puede combatir con comida la frustración, la insatisfacción o el aburrimiento, desencadenantes en ocasiones, de problemas graves, no solo alimentarios.

Los hijos aprenden imitando lo que ven. Las horas de las comidas son también los momentos de compartir proyectos, experiencias y alegrías: todo contribuye a educar.

 

Los comedores escolares y la obesidad

La Escuela tiene también un papel importantísimo, ya que la mayoría de niños se queda a comer en los comedores de los colegios, y aunque últimamente nutricionistas y dietistas colaboran en los menús, la comida que se sirve en muchos casos dista mucho de ser orgánica y equilibrada, dada la escasez en vegetales y el exceso de carbohidratos y grasas saturadas. Pedagógicamente tampoco es adecuada: muchos niños no saben pelar la fruta porque no lo aprenden ni en casa ni en la escuela, con lo que manzanas, naranjas, peras, etc. están condenadas a desaparecer de nuestra dieta si no nos las venden peladas. Las mandarinas, sin pepitas, y los plátanos son los que salvan hoy por hoy los postres infantiles en lo que a frutas se refiere.

Antes decía que en los hogares de hoy apenas se cocina, pero es que en los de mañana, aún se cocinará menos. Ya que dejando a un lado Internet, nadie se encarga de enseñar a cocinar a los adultos del futuro. No deja de ser curioso que la cultura gastronómica que se enseña en algunos colegios se reduzca a hornear pasteles.

 

La industria alimentaria en la obesidad

En cuanto a la Industria alimentaria es una de las responsables de nuestra mala alimentación. Solo hay que ver en algunos etiquetados la calidad de los ingredientes que utilizan. Ahora existe la tendencia de abusar de lo Light: antes se ingería poca cantidad de algunas cosas para evitar engordar, mientras Hoy nos pasamos el día consumiendo productos que se presentan con “bajas calorías”. También ciertos productos “low cost” que todavía presentan calidades inferiores, potencian el acúmulo de grasa corporal.

 

Consecuencias de la obesidad infantil

Es importantísima la repercusión que el sobrepeso y la obesidad tienen sobre el desarrollo psicológico y la adaptación social del niño. Los niños con sobrepeso no encajan en los patrones de belleza de nuestra sociedad, así que no es de extrañar en ellos el sentimiento de inferioridad y la mala imagen de sí mismos. Son niños y adolescentes con dificultades para hacer amigos y la discriminación a la que se ven sometidos desencadena en ellos actitudes antisociales. Se aíslan, se deprimen y entran en una espiral que los induce a seguir comiendo para satisfacer su baja autoestima.

Otra consecuencia de la obesidad es un tipo de enfermedades que hasta ahora se consideraban exclusivas de los adultos, como la hipercolesterolemia o la diabetes tipo 2, las enfermedades vasculares o la hipertensión.

 

Tratamiento de la obesidad infantil

Ante esta situación, de lo que se trata no es de hacerle una dieta al niño para que pierda el peso que le sobra y que el resto de la familia continúe con los malos hábitos de alimentación, sino de cambiar la mentalidad, estableciendo un estilo de vida para todos que perdure en la edad adulta.

Aquí intervienen el pediatra y el endocrinólogo pediátrico, que revisarán los aspectos mencionados y junto a una adecuada comunicación familiar contribuirán a prevenir y tratar la obesidad.

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.
9 claves para reconocer el llanto de tu bebé

Alimentación del lactante

¿Qué alimentos puede ingerir un lactante?

lactancia materna

Cuando se habla de alimentación complementaria nos estamos refiriendo a los alimentos sólidos, semisólidos o líquidos que contienen nutrientes y energía y que se administran a los lactantes de manera adicional a la leche humana o a la fórmula infantil. La introducción de alimentos complementarios se considera un paso crítico en la dieta del lactante puesto que repercuten en el crecimiento y tienen consecuencias en la salud a largo plazo.

 

Alimentación complementaria en bebés

La leche humana proporciona una fuente de nutrición inigualable para los lactantes en las primeras etapas de la vida. Su composición es dinámica y evoluciona con el tiempo para adaptarse a las necesidades nutricionales de los lactantes. En particular, la concentración de proteínas sigue un patrón temporal y disminuye con las etapas progresivas de la lactancia.

Sin embargo, en los lactantes alimentados con fórmula la ingesta proteínica es mayor que en los alimentados al seno materno. Si además durante el periodo de alimentación complementaria se produce una ingesta proteica elevada existe un mayor riesgo de desarrollar obesidad en el futuro. Por ello, en la actualidad se recomienda utilizar fórmulas con un perfil proteico optimizado en calidad y cantidad y una alimentación complementaria que no incremente la ingesta proteínica global para fomentar el adecuado crecimiento y el desarrollo saludable de los lactantes.

Las dos razones clave para iniciar la alimentación complementaria son:
•  La lactancia por sí sola es insuficiente para satisfacer las necesidades nutricionales del niño en desarrollo.
•  Es importante introducir alimentos sólidos con sabores y texturas nuevos para desarrollar hábitos alimentarios saludables.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la American Academy of Pediatrics recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de edad, con la introducción de la alimentación complementaria a partir de entonces. La European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition recomienda su introducción entre los 4 y 6 meses de edad.

La práctica común en Pediatría es introducir cereales fortificados con hierro, seguido de frutas y vegetales y, posteriormente, carne. Se deben introducir nuevos alimentos de “un solo ingrediente” en cada ocasión y no se deben introducir nuevos alimentos durante por lo menos 3 a 5 días. Entre los 7 y 8 meses de edad, los lactantes deben consumir alimentos de todos los grupos alimenticios. La leche entera de vaca no debe introducirse hasta los 12 meses de edad.

Los padres deben conocer que la introducción temprana de la alimentación complementaria, por debajo de los 4 meses de edad, y el exceso de una ingesta proteica se ha vinculado con el desarrollo de sobrepeso, obesidad, diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular, enfermedad atópica, alergias y enfermedad celíaca. Y también que una introducción tardía de los alimentos complementarios puede provocar un estado nutricional inadecuado y comprometer el desarrollo inmunitario del lactante.

 

lactancia

La alimentación complementaria en los lactantes prematuros

Los lactantes prematuros tienen unos requerimientos nutricionales diferentes de los nacidos a término, en especial para energía, proteína, ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, hierro, zinc, calcio y selenio. Una ingesta nutricional óptima es muy importante en estos lactantes desde el nacimiento hasta la infancia para lograr un crecimiento adecuado, en especial el crecimiento cefálico que puede tener un impacto sobre la evolución del neurodesarrollo a largo plazo.

Por ello, la introducción de la alimentación complementaria en los prematuros es muy importante para evitar el retraso del crecimiento y deficiencias nutricionales importantes. El momento adecuado para su introducción dependerá más de su nivel de desarrollo motor grueso, en especial el control cefálico, que de la edad cronológica.

 

Al final la recomendación es visitar a su PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/pediatria/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Auge de las alergias alimentarias

Auge de las alergias alimentarias

¿Cómo podemos detectar que somos alérgicos a un alimento? ¿Qué síntomas presenta?

En una persona que tiene una alergia alimentaria, se produce una reacción adversa a los alimentos a los que está sensibilizado. El mecanismo es generalmente inmunológico mediado por la inmunoglobulina IgE. De manera que cuando la persona alérgica, reconoce a un alérgeno, el sistema inmunitario dispara su respuesta, liberando mediadores inflamatorios entre ellos la histamina, produciendo síntomas clínicos de alergia en la piel, mucosas oculares, nasales, en los bronquios y en el tubo digestivo.

Los síntomas generalmente comienzan al poco tiempo de su ingesta (menos de una hora). También pueden ser diferidas y comenzar varias horas después de consumir el alimento, aunque más raramente. En general este tipo de reacciones dan más problemas digestivos o provocan el empeoramiento de la dermatitis atópica.

La patología ocurre a cualquier edad desde la lactancia hasta la ancianidad y se manifiesta como afectación de órganos o sistemas d iversos, de forma aislada o combinadamente. Las manifestaciones más frecuentes son las cutáneas en general la urticaria caracterizada por picor y aparición de ronchas en el cuerpo, en ocasiones acompañada de edemas o inflamación localizada especialmente en los párpados, la cara, los labios, la lengua y extremidades. Ambos cuadros constituyen la sintomatología más frecuentemente reseñada en relación a la alergia a alimentos.

Otros síntomas que se pueden presentar incluyen:

  • Náuseas o vómitos con o sin diarrea
  • Dolor abdominal
  • Rechazo del alimentos
  • Cólicos del lactantes que aparecen en el primer trimestre de la vida
  • Esofagitis eosinofílica y dificultad para deglutir o pasar los alimentos
  • Congestión nasal, goteo nasal y rinorrea
  • Dermatitis atópica
  • Dificultad respiratoria por edema de glotis (ronquera) o broncoespasmo (sibilancias y tos)
  • Anafilaxia, cuadro de gravedad variable que pone en riesgo la vida del paciente con afectación de varios órganos y que puede producir una hipotensión arterial y dificultad para respirar, así como un colapso hemodinámico.

Algunas personas tienen una alergia oral como consecuencia de la alergia alimenticia. Este síndrome afecta la boca y la lengua después de comer ciertas frutas y verduras frescas. Sus síntomas típicos son:

  • Picazón en los labios, la lengua y la garganta
  • Hinchazón de los labios (algunas veces)
  • En general estos síntomas suelen ser leves aislados que desaparece espontáneamente o progresar a síntomas de mayor gravedad.

¿Qué personas tienen mayor predisposición a padecerla?

Las enfermedades alérgicas y la alergia alimentaria en general tienen los mismos factores de riesgo, pero las causas siguen estando poco claras. Parece que existen una serie de factores de riesgo genéticos y nutricionales, que son específicos de la alergia a los alimentos.

Hasta ahora se ha podido saber que parece desempeñar un papel importante el momento de la introducción en la dieta de alimentos en las primeras etapas de la vida. También podrían influir en la susceptibilidad a la alergia a los alimentos la cantidad de ácido gástrico en el estómago y la composición de bacterias en el intestino.

Se sabe que los lactantes con alergia alimentaria tienen una mayor probabilidad de padecer otras enfermedades alérgicas, como el asma, más adelante en sus vidas. Una explicación para ello, como habíamos apuntado anteriormente, es que la alergia a los alimentos y las enfermedades alérgicas comparten muchos factores de riesgo. El asma, la rinitis alérgica y el eccema son enfermedades que pueden iniciarse al mismo tiempo que la alergia alimentaria.

La alergia a alimentos se ha duplicado en poco más de una década, ¿a qué se puede deber este aumento?

Como todas las enfermedades alérgicas, las alergias alimentarias están también creciendo a una mayor velocidad. En España, según Alergológica 2015, la mejor base de datos de las enfermedades alérgicas en España. Hasta un 12% de nuestras consultas los pacientes son diagnosticados de una alergia alimentaria, en este sentido la patología alimentaria se ha multiplicado tres veces más que lo que se veía en nuestras consultas hace unos 25 años.

Los alimentos más frecuentemente implicados en las reacciones alérgicas son: frutas frescas, frutos secos, mariscos, huevo, leche, pescados, legumbres, hortalizas, y cereales. Según estudios poblacionales recientes se estima que la alergia a los alimentos afecta al 1 -3% de la población general. Y que es más frecuente en los niños menores de tres años, en los que la prevalencia puede llegar hasta el 8%. Aunque las diferencias en los diseños de estudios epidemiológicos y en los criterios diagnósticos dificultan las comparaciones, en total se estima que al menos 1.400.000 de personas en España presentan una alergia a alimentos.

Podríamos decir que algunos de los factores que pueden influir en el aumento de las alergias alimentarias tiene que ver con el creciente peso de la vida urbana, el cambio climático y la contaminación atmosférica, además de la excesiva higiene, junto con las mejoras de la salud pública, el uso de vacunas y antibióticos son los presuntos culpables de que nuestro organismo cada vez reaccione menos ante infecciones, que normalmente estimulan el sistema inmunitario para protegerle contra el desarrollo de enfermedades alérgicas.

Igualmente, las alergias son enfermedades con un elevado componente genético, ya que existe un 50% de posibilidades de heredarla si la tiene uno de tus padres y el 70% si la tienen los dos.

¿En qué consiste el tratamiento de la Desensibilización en Alimentos o Inmunoterapia Oral con Alimentos? ¿Es efectivo?

Su principal indicación serían aquellos pacientes alérgicos a un alimento muy extendido (Ej. leche, huevo) y con riesgo elevado de ingesta inadvertida de pequeñas cantidades, para evitar el riesgo de una reacción alérgica grave.
El tratamiento de Inmunoterapia Oral con Alimentos (ITO) se basa en reeducar a las células que reaccionan ante alimentos que en otros son bien tolerados. La reeducación consiste en administrar cantidades muy pequeñas de estos productos, inicialmente mínimas, y poco a poco el volumen se aumenta de forma progresiva semanalmente, hasta alcanzar la ración normal para su edad o la máxima dosis umbral tolerada.

Este procedimiento debe ser realizado a nivel hospitalario por profesionales expertos Alergología, y en especial en el reconocimiento y tratamiento de reacciones alérgicas graves. En los casos en que no se consiga la tolerancia a dosis completa, se puede llegar a conseguir tolerancia parcial evitando así el riesgo de reacciones graves por contactos accidentales con mínimas cantidades del alimento.

El tratamiento de desensibilización no es un tratamiento fácil pues conlleva un gran esfuerzo por parte del personal médico y de la familia y un compromiso a seguir las instrucciones que les damos.

A pesar de la escasa experiencia que existe, se han observado tres tipos diferentes de respuestas ante la inducción de tolerancia oral en los niños con alergia, según la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex (AEPNAA):

  1. No respondedores (10 – 20%): No sólo no adquieren tolerancia, sino que además suelen manifestar reacciones graves durante la inducción.
  2. Respondedores pero con tolerancia condicionada (60 – 70%): En estos casos los pacientes necesitan seguir tomando el alimento de forma indefinida diariamente, o varias veces a la semana ya que si se interrumpe la toma regular del alimento, la tolerancia adquirida desaparece, en el caso de la leche y el huevo que son alimentos que se toman muy frecuentes en la dieta, esto no arroja problemas.
  3. Respondedores con tolerancia completa o «curados» (10 – 20%): Los pacientes toleran el alimento después de al menos 20 meses de toma continuada y tras su interrupción no pierden la tolerancia. El problema puede aparecer cuando esa interrupción se prolonga en el tiempo más de tres meses, en esos casos la alergia puede volver a reaparecer.

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Auge de las alergias alimentarias

Reacciones adversas alérgicas a picaduras de insectos

En algunas personas sensibles, los insectos pueden provocar reacciones adversas las cuales pueden ser graves y alterar considerablemente su calidad de vida. Estas reacciones pueden ser alérgicas o no alérgicas. Las no alérgicas (reacción propia del veneno) aparecen a las 24-48 horas de la picadura y se manifiestan como inflamación local dolorosa, inferior a 10 cms. Las reacciones alérgicas pueden ser locales o sistémicas, y, aunque un porcentaje estimable de la población puede presentar una reacción alérgica tras una picadura, sólo una pequeña parte sufrirá un cuadro generalizado grave que ponga en peligro su vida. El Dr. Manuel de Barrio Fernández, Alergólogo y Experto en Picaduras de insectos, nos explica cuáles son los insectos que producen más casos de alergia, así como cuáles son los principales síntomas y tratamientos a aplicar.

De qué formas se manifiesta una reacción alérgica a insectos

Las reacciones alérgicas locales se manifiestan con hinchazón (superior a 10 cms), picor y dolor en la zona de picadura; son molestas pero no graves. En estos pacientes las nuevas picaduras pueden producir reacciones más intensas pero raramente generalizadas. En las sistémicas, los síntomas se manifiestan en todo el organismo y pueden ser cutáneos (urticaria-angioedema) o pueden asociarse otros síntomas como tos, dificultad respiratoria, nauseas, vómitos, incontinencia urinaria, mareo, colapso, shock, etc. Pueden ser graves y potencialmente mortales y, aunque son menos frecuentes, su incidencia ha aumentado en los últimos años. Entre los factores de riesgo que pueden determinar la gravedad de una reacción alérgica se incluyen: la cantidad de veneno inoculado, el tipo de insecto, la edad del paciente, el padecimiento de otras enfermedades como patología cardiovascular o mastocitosis, y la gravedad de la reacción previa. La probabilidad de sufrir una nueva reacción adversa ante otra picadura es menor cuando se ha padecido urticaria previamente, en comparación con otros casos, como por ejemplo, si la picadura previa cursó con síntomas sistémicos, como broncoespasmo o shock.

Picaduras de insectos que más reacciones adversas provocan

Los insectos que más reacciones alérgicas provocan son los himenópteros, como las abejas y las avispas. Otros tipos de insectos como mosquitos, pulgas, tábanos, procesionaria del pino, algunas garrapatas y las arañas, pueden producir también reacciones de hipersensibilidad, por lo general de carácter leve, pero más frecuentemente producen reacciones no alérgicas. Los himenópteros más problemáticos son los véspidos y los ápidos.

 

Los véspidos más importantes desde el punto de vista alergénico son los géneros Vespa, que son los avispones, y principalmente la Vespula y Polistes. Lo que conocemos como Polistes es la “avispa papelera”, pues son las avispas presentes en las épocas de primavera y verano en zonas con espacios acuáticos, como son las charcas y las piscinas, donde las picaduras son mucho más frecuentes que en plena ciudad. El otro tipo de avispa predominante en España es la Vespula germánica, denominada avispa terriza debido a su capacidad para formar colmenas o nidos bajo tierra; ésta suele aparecer en el mes de agosto y resiste mejor las inclemencias climatológicas, sobreviviendo hasta principios de la estación invernal. Los géneros de ápidos más importantes son el Bombus, conocidos como los abejorros, y sobre todo la abeja de la miel, Apis mellifera.

 

Vespula, género de avispas 

Síntomas ante los que acudir a un experto y tratamiento a aplicar

Todas las personas que presenten una reacción generalizada o sistémica tras una picadura de abeja o avispa, deben consultar con el especialista para realizar estudio alergológico. También algunos pacientes con reacciones locales, si son especialmente intensas o grandes, pueden requerir estudio alergológico. Ante todos aquellos casos en los que se presente una reacción generalizada o de carácter sistémico tras una picadura de abeja o avispa, deben consultar con el especialista para realizar pruebas de alergia. En el caso de algunos pacientes con reacciones adversas locales, si son especialmente intensas o grandes, pueden requerir un estudio alergológico.

 

El diagnóstico se basa en la historia clínica y en la realización de pruebas alérgicas cutáneas y/o analíticas, para poder investigar la existencia de anticuerpos Ig E específicos ante el veneno. En la historia, además de los síntomas, deben recogerse todos los detalles de la picadura que desencadenó la reacción, así como otras variables de importancia clínica, como por ejemplo la época del año y el lugar donde ocurrió, o si el aguijón se quedó clavado en la piel, con el fin de intentar identificar con seguridad cuál fue el tipo de himenóptero que picó al paciente, si éste lo ignora, ya que en ocasiones las pruebas alérgicas no permiten determinar con claridad cuál pudo ser el insecto responsable de la reacción alérgica, lo que sería esencial para establecer la composición de la vacuna que deba prescribirse para el tratamiento de la alergia, cuando ésta sea necesaria. Además, es importante indagar en la historia sobre el estilo de vida del paciente (riesgo de exposición, calidad de vida, proximidad de centros médicos, etc.), lo que puede condicionar también la toma de decisiones terapéuticas en este sentido.

Tipos de tratamientos a aplicar ante una reacción alérgica

Las reacciones alérgicas locales se tratan mediante la aplicación de frío local, antihistamínicos y corticoides tópicos o sistémicos, además de lavar la herida de la picadura con agua y jabón. En el caso de que sea una picadura de abeja, debe retirarse cuidadosamente el aguijón sin presionar sobre el saco del veneno. El tratamiento farmacológico básico de las reacciones alérgicas generalizadas (anafilaxia) es la adrenalina, especialmente en reacciones moderadas y graves, y la eficacia de este tratamiento depende de la rapidez con la que se administre. Si una persona ha sufrido una reacción sistémica, conviene que en el futuro lleve siempre adrenalina auto-inyectable, en el formato de jeringa precargada, para poder auto-administrarse en caso de sufrir una nueva picadura o reacción. Además, como tratamiento de segunda línea, pueden administrase antihistamínicos y corticoides, siendo los últimos (Urbason®, por ejemplo) eficaces en la prevención de reacciones anafilácticas tardías, pero no son útiles para el manejo de la reacción aguda. En caso de picadura, el paciente alérgico deberá trasladarse inmediatamente (una vez administrado el tratamiento de emergencia) al centro médico o de urgencias más próximo. Si los síntomas son exclusivamente cutáneos pude ser suficiente con el empleo de antihistamínicos y corticoides. Pero, en el paciente alérgico, un aspecto muy importante en el manejo de estas reacciones es el tratamiento preventivo.

Cómo se puede prevenir una reacción alérgica a los insectos

Como en otros campos de la medicina, en esta enfermedad es mejor también prevenir, y deben considerarse 2 aspectos diferentes desde el punto de vista del tratamiento preventivo. Por un lado las medidas encaminadas a evitar las picaduras, y por otro, el tratamiento orientado a impedir el desarrollo de la reacción en caso de sufrir una nueva picadura. Para reducir el riesgo de picadura deben observarse, especialmente durante los meses cálidos (en los que aumentan el número de picaduras), las siguientes medidas básicas de prevención:

 

  • Actuar con precaución en excursiones campestres, al practicar camping o cualquier otra actividad al aire libre
  • Calzar siempre zapatos en exteriores
  • Emplear ropa que cubra la mayor parte del cuerpo. No utilizar ropas sueltas, por las que puedan penetrar insectos, o de colores vivos, brillantes o con flores. Vestir ropas de colores discretos
  • Evitar perfumes, lociones, cosméticos, o cualquier producto de olor intenso.
  •  No manipular frutas o comidas (especialmente azucaradas) al aire libre
  • Antes de entrar en un vehículo comprobar si hay insectos y mantener cerradas las ventanillas. Conviene llevar un spray insecticida. Si entra uno de estos insectos, debe detenerse, bajar del coche, pulverizar dentro con el spray insecticida, cerrarlo y asegurarse que el insecto ha muerto o huido antes de reanudar el viaje
  • Tener especial cuidado si se viaja en bicicleta, moto o en coche descapotable, por zonas ajardinadas
  • No hacer movimientos rápidos o bruscos ante los insectos. La mayoría no pican a no ser que sean provocados.
  • Todos los nidos y colmenas de la vecindad deben ser eliminados por un desinsectador profesional
  • No confiar en los productos repelentes de insectos.

 

Por otra parte, para evitar el desencadenamiento de reacción alérgica o de hipersensibilidad, ante una nueva picadura, el paciente alérgico deberá vacunarse con el veneno del himenóptero al que esté sensibilizado. La inmunoterapia específica está indicada en adultos que sufran reacción sistémica de cualquier tipo y en niños con reacciones moderadas o graves. Las personas alérgicas que padecen reacciones locales extensas (de más de una extensión cutánea de 10 centímetros) no son, en principio, candidatos para la vacunación, aunque puede plantearse en pacientes con alta morbilidad asociada y/o baja calidad de vida. La eficacia de la vacuna está claramente demostrada y se administra mediante inyecciones periódicas en el antebrazo durante 5 años, tras los cuales más del 90% de los pacientes toleran la picadura del insecto sin reacción alguna. El efecto terapéutico es duradero y además la vacuna tranquiliza al paciente (y a su entorno) mejorando su calidad de vida. El alergólogo deberá valorar, hablando con el paciente, si en un caso concreto está indicado o no vacunarse y durante cuánto tiempo. El tipo de reacción sufrida tras la picadura, la sensibilización, la edad, el riesgo de exposición, así como la alteración en la calidad de vida del paciente, son los factores más importantes que determinaran la necesidad de tratamiento con vacuna.

Problemas o riesgos que surgen al no tratar una reacción alérgica

Toda reacción alérgica, así como también las causadas por himenópteros, tienden a reproducirse, incluso de manera más grave, ante un nuevo contacto con el agente desencadenante o alérgeno. Los pacientes sensibilizados al veneno de avispas y abejas tienen un riesgo diferente de presentar reacción alérgica tras una nueva picadura, dependiendo de la reacción previa sufrida. Así, una reacción local extensa o una cutánea generalizada en niños tiene menor riesgo de sufrir una reacción sistémica en una próxima picadura; por el contrario, tanto los adultos como los niños que han sufrido reacciones sistémicas presentan un riesgo elevado de sufrir una nueva reacción alérgica generalizada. Estas reacciones alérgicas constituyen un serio problema médico ya que un porcentaje apreciable de la población está sensibilizada al veneno de estos insectos. Estos pacientes (4% de los adultos y 1% de los niños) pueden padecer una reacción alérgica sistémica y su conocimiento y correcto diagnóstico es muy importante ya que el tratamiento con vacunas es muy eficaz, lográndose la curación en casi la totalidad de los pacientes. Por tanto, los pacientes que no recibieran este tratamiento tendrían -si vuelven a sufrir una picadura- un riesgo incrementado de sufrir una nueva reacción alérgica generalizada que puede resultar potencialmente mortal.

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Auge de las alergias alimentarias

ALERGIA A LOS ALIMENTOS

¿Cuál es la definición de alergia a los alimentos?

Reacción alterada que se produce en el organismo, fundamentalmente en la piel, después de ingerir un determinado alimento para el que se tiene una sensibilidad especial.

  ¡Cuál es la predisposición?

Se ha comprobado que aparece con más frecuencia en aquellos individuos que descienden de familias cuyos miembros ya han presentado casos de alergia a ciertos alimentos.

¿Cuáles son los síntomas?

En los casos graves, al cabo de un tiempo de haber ingerido el alimento alergizante a veces son suficientes tan solo unos minutos, hay una súbita erupción por todo el cuerpo de lesiones de urticaria (habones) que producen escozor, al mismo tiempo aparecen dolores abdominales, vómitos, palidez, debilidad y tendencia al desmayo, pudiendo incluso sobrevenir la muerte.

En los casos leves, que son los más frecuentes, los síntomas revisten menor importancia e intensidad: urticaria, picazón, náuseas, pesadez de estómago, dolor de cabeza e hinchazón de la cara y la lengua.

¿Cuál es el tratamiento?

La medicación depende de los síntomas de cada caso y fundamentalmente consiste en antihistamínicos administrados por vía oral, intramuscular o endovenosa, según la gravedad del paciente. Se tratará además, de averiguar qué alimento o alimentos han provocado la crisis alérgica y se evitará comer ninguno de ellos.

A menudo, después de las comidas, siento un intenso dolor en el vientre y me sale unas ronchas (urticaria). ¿Cómo puedo saber si estos trastornos se deben a que soy alérgico a algún alimento?

Existen varias pruebas para determinar si una persona sufre una alergia de este tipo.Las más sencillas son las denominadas dietas de eliminación, que consiste en suministrar al paciente únicamente alimentos muy poco alergizantes. L dieta se mantiene durante dos semanas y si en ese tiempo los síntomas no dismunuyen, es poco probable que los trastornos sean debidos a una alergía alimentaria. Si se produce mejoría, se permite al paciente que poco a poco tome nuevos alimentos en orden inverso a su poder alergizante, lo cual permite averiguar con que productos reaparecen los síntomas.

 La alergia a los alimentos se puede contagiar?

La alergia a los alimentos no se contagia. Puede ser que varios miembros de una familia la presenten, pero no se debe al contagio sino a la herencia.

Una amiga me recomendó que, de vez en cuando, diera a mi hijo un huevo crudo mezclado con alguna bebida, pero siempre que lo toma tiene una reacción alérgica. Los huevos fritos o cocidos, en cambio no le producen molestias.¿ Influye la preparación de estos alimentos en estas reacciones?

 En efecto. Los huevos concretamente poseen varias sustancias que pueden provocar alergia; algunas de estas sustancias localizadas en especial en la clara, se destruyen con las altas temperaturas por ejemplo, las que se alcanzan durante la cocción, lo cual explica las diferentes reacciones que presenta su hijo. Lo mismo ocurre con otros alimentos; asi, la cocción, desecación y condensación de la leche disminuyen de forma considerable su poder alergizante.

El médico me ha diagnosticado una úlcera de estómago y además de recetar varios medicamentos me ha dicho que hay ciertos alimentos que no debo comer.¿ Tiene esto algo que ver con la alergia?

De ningún modo. Las personas que tiene úlcera no pueden tomar comidas muy condimentadas  para no perjudicar más a su estómago, pero ello no significa que sean alérgicas a estos alimentos, sino que deben adecuar su dieta a la dolencia que padecen.

Hace unos días fui a comer mariscos con unos amigos y, a las pocas horas, tuve fuertes retortijones y diarrea intensa cosa que nunca me había pasado antes. ¿Quiere esto decir que soy alérgico al marisco?

 Si fue la primera vez que le pasó, lo más probable es que el marisco estuviera en mal estado; además, el dolor de estómago y la diarrea, cuando se presentan simultáneamente, no suelen ser síntomas de alergia, sino más bien de intoxicación.

¿Mi hermano es alérgico a la leche y, cada vez que sin darse cuenta toma algún alimento que la contiene, el médico le receta antihistamínicos. ¿ Porqué?

 Cuando se come un alimento al que se es alérgico, el organismo libera una sustancia llamada histamina que es responsable de las lesiones que aparecen en la piel. Al administrar antihistamínicos, se intenta neutralizar la acción de aquella sustancia y conseguir que desaparezcan los síntomas que se han presentado.

Soy alérgico a un colorante que llevan varios alimentos preparados y me da miedo comer cosas que desconozco por si en su elaboración se emplea  este producto. ¿ Qué puedo hacer?

 Previa consulta con su médico, tenga la precaución de llevar siempre consigo algún comprimido antihistamínico para tomárselo cuando no haya podido evitar comer algún alimento que contenga este colorante y le aparezcan los primeros síntomas de alergia.

 ¿Puedo realizar pruebas de alergia?

Se puede realizar las pruebas cutáneas para alimentos  y de esta forma tratar de descubrir si es sensible o alérgico  a  algún alimento.

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Auge de las alergias alimentarias

Inmunoglobulina E (IgE) alérgeno específica, prueba de alergia en sangre

Ante síntomas persistentes que sugieran la posibilidad de sufrir alergia, es probable que el médico le recomiende someterse a diversas pruebas de diagnóstico para averiguar la causa exacta de su condición. Una de ellas puede ser la prueba de inmunoglobulina E (IgE) alérgeno específica.

Este tipo de análisis empezó a realizarse en 1974 en un laboratorio de Suecia, donde se acuñó el acrónimo RAST (Radioallergosorbent test), que aún se emplea para referirse a la prueba de inmunoglobulina E alérgeno específica, también conocida como AEIgE (sus siglas en inglés).

En la actualidad el sistema es automático y cuenta con más de 400 alérgenos para contrastar con la muestra de sangre.

En la mayor parte de los casos, la historia clínica concienzuda permite identificar los alérgenos. La prueba de IgE alérgeno específica se reserva para detallar mas el diagnóstico.

Los alérgenos son las proteínas presentes en el polen de las plantas, los restos de piel de animales y el moho o algunos alimentos, entre otros, y que provocan la alergia.

Las pruebas de alergia sirven para medir la reacción del sistema inmunológico ante esos alérgenos. Cuando una sustancia provoca alergia, el sistema produce una cantidad elevada de anticuerpos para “luchar” contra el alérgeno, y esos anticuerpos son los que provocan los síntomas de alergia.

En las pruebas se mide la cantidad de anticuerpos del tipo inmunoglobulina E (de ahí el uso del acrónimo IgE) presentes en la sangre. Si los niveles son elevados, es posible que el paciente sufra alergia.

Existen dos tipos de pruebas de inmunoglobulina:

  1. Prueba de inmunoglobulina E total– Mide el número total de anticuerpos presentes en la sangre.
  2. Prueba de inmunoglobulina E alergeno específica– Mide el nivel de anticuerpos que el cuerpo produce como respuesta a alérgenos específicos. Los anticuerpos son diferentes dependiendo del alergeno que provoca la reacción. La prueba de IgE alérgeno específica puede desvelar cuál es la sustancia que ha provocado la reacción alérgica.

Tipos de prueba de IgE alergeno específica

La prueba de inmunoglobulina E alérgeno específica puede llevarse a cabo por dos vías: un test en la piel y un análisis de sangre. Los expertos recomiendan diseñar la prueba basándose en el contexto clínico del caso que se vaya a estudiar:

  • Si se sospecha que un alérgeno presente en el aire, se recomienda probar alérgenos de exterior, con árboles, césped y plantas presentes en la flora típica de la zona en la cual vive el paciente.
  • Los alergenos de interior deberían incluir especies de ácaros del polvo como
    • Dermatophagoides pteronyssinus
    • Dermatophagoides farina
    • Cucarachas
    • Ciertos mohos
    • Restos de piel de mascotas (perro y gato, típicamente)

Por otro lado, ciertos alimentos, venenos y medicamentos se incluirán si así lo sugiere la historia clínica del paciente.

Prueba de IgE alergeno específica in vivo- Se lleva a cabo sobre la piel del paciente. Sigue siendo uno de los test de alergia que se realizan con mayor frecuencia.

Prueba de IgE alergeno específica in vitro- En la prueba de inmunoglobulina E alergeno específica se cuenta con la ventaja de que solo hace falta una muestra de sangre. Eso permite realizarla en:

  • Pacientes con la piel afectada (como personas con dermografismo o dermatitis atópica)
  • También es una opción para personas con riesgo de anafilaxis (reacción alérgica grave)

Un inconveniente es que su coste es más elevado que el de las pruebas cutáneas.

La extracción de sangre suele durar menos de cinco minutos y no requiere una preparación especial.

Interpretación de los resultados de la prueba de inmunoglobulina E alergeno específica

Las concentraciones elevadas de anticuerpos IgE suele sugerir que el paciente experimenta una reacción alérgica. No obstante, también es un hallazgo compatible con otras enfermedades, incluyendo:

  • Inmunodeficiencias primarias
  • Infecciones
  • Enfermedades inflamatorias
  • Cáncer

A veces, la prueba se emplea para determinar la dosis exacta de medicamentos que el paciente necesita.

La prueba es más sensible para los alérgenos presentes en

  • Polen
  • Ciertos alimentos
  • Ácaros del polvo
  • Moho

Y menos cuando se trata de

  • Venenos
  • Medicamentos
  • Sustancias químicas

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Auge de las alergias alimentarias

Curar la alergia, ¿es posible?

¿Es posible la curación de la alergia? La realidad es que, actualmente y en términos estrictos, no, excepto en algunos casos de alergia en niños.

La alergia no se puede curar al 100% en la mayoría de casos y es una afección que nos va a acompañar el resto de nuestras vidas. Sin embargo, se han hecho enormes avances y, de hecho, es posible reducir los efectos de la misma a un mínimo, mejorando la condición que la produce, no sólo los síntomas a corto plazo.

De hecho, con esa mejora de la condición es posible reducir tanto dichos síntomas de la alergia en ciertos casos, que representan prácticamente una curación virtual.

La alergia estará aún ahí, ciertos síntomas pueden no desaparecer, pero sí dejar de ser una molestia, de modo que el alérgico puede llevar una vida normal, sin que la afección la interrumpa o disminuya su calidad.

Y en muchas otras ocasiones, sin tener que ir cargando con medicamentos o extremando las precauciones de no viajar o exponerse en ciertas épocas del año o ciertos lugares.

La mención aparte de la alergia en niños

El tema de curar la alergia requiere una mención aparte cuando se trata de alergia infantil.

En general, para un adulto, cuando la alergia se ha instalado, es algo que permanecerá constante y le acompañará siempre. Lo mismo se puede decir de la mayoría de casos de alergia en niños, pero no todos.

En esta misma web hemos visto las diferencias entre alergias en adultos y en niños. Una de esas diferencias es que las alergias infantiles son de carácter más volátil, no se asientan siempre de una manera fija, pueden resultar cambiantes y, de hecho, con una alerta y una edad tempranas, se pueden gestionar algunas alergias controlando, por ejemplo, la alimentación del niño.

De ahí la importancia siempre de esa detección temprana por un especialista, que nos puede guiar.

Así pues, en ciertos casos puntuales, las alergias en un niño pueden desaparecer y no sufrirlas de adulto, aunque no es la norma.

En el caso de adultos, tras varios estudios que a veces han durado hasta 8 años, se ha comprobado que, por una parte, las remisiones de alergias son relativamente infrecuentes, y por otra que la insensibilización a los síntomas es rara.

Es decir, que esos amplios estudios corroboran la naturaleza crónica de una alergia.

Sin embargo, no tenemos que depender de la suerte de una rara remisión o resignarnos, porque aunque la cura al 100% no sea posible aún, lo que sí es factible es que la alergia esté, pero no suponga un sufrimiento o incluso se note, ¿cómo?

La inmunoterapia como la opción más cercana a la cura de la alergia

Hoy día la mejor opción para tratar los síntomas de la alergia, desde la raíz, es la inmunoterapia.

Está claro que no es el único tratamiento a nuestra disposición, pues el alergólogo puede recomendar antihistamínicos, corticoides, broncodilatadores, descongestivos nasales y antileucotrienos… Pero hay una gran diferencia con la inmunoterapia: Todas esas opciones anteriores sólo atenúan los síntomas, pero no afectan a la causa de los mismos.

Si tan solo se tratan los síntomas, cuando la alergia vuelva la próxima estación, o cada vez que haya demasiado polvo en el aire, lo hará con la misma fuerza de siempre.

Para corregir eso se dispone de la inmunoterapia, que sí actúa sobre el mecanismo principal.

La clave de por qué se produce la alergia es que el cuerpo desata una reacción inmunitaria desproporcionada ante la presencia de cuerpos normalmente inocuos, y la clave está en ajustar esa reacción, haciendo que sea normal y no cause complicaciones.

Toda cura de la alergia va a pasar necesariamente por ahí y, hoy día, la terapia inmunológica es el único tratamiento que sí tiene influencia real y demostrada sobre ese mecanismo.

Enseñando al cuerpo la reacción correcta

Mediante vacunas inyectables, o administradas oralmente, siempre bajo la supervisión del alergólogo, la terapia inmunológica introduce niveles controlados e inocuos del antígeno provocador de la alergia.

Eso hace que el cuerpo reaccione y, con cada administración, aprenda a hacerlo un poco mejor, ajustando el mecanismo en vez de desatar un infierno de picores y congestión.

Igual que los músculos crecen cuando se encuentran ante un estímulo que primero los agota, las vacunas funcionan por el mismo principio, es necesario exponernos a dosis benévolas del alérgeno para luego hacernos más fuertes.

Así, la próxima vez que se ve expuesto al antígeno, nuestro cuerpo ha aprendido por experiencia a hacerlo un poco mejor con él, y afina un poco más ese mecanismo que, en los alérgicos, es desmedido.

Cuanto más avanzada la terapia, mejor ajuste se va produciendo.

Es posible que los síntomas se reduzcan hasta en un 70% con la terapia inmunológica, algo que se suele mantener incluso después de haberla abandonado.

Con eso, en muchos casos, nos podemos quitar el lastre de tener que ir cargados de medicamentos en cuanto el mes de marzo asome por el horizonte o viajemos a algún sitio concreto.

La terapia inmunológica es lo único capaz de influenciar y corregir el mecanismo que anda desafinado dentro de nuestro cuerpo si sufrimos de alergia, no sólo los síntomas. Y es la mejor solución y la más parecida a una cura de la alergia que tenemos hoy.

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Auge de las alergias alimentarias

Hablemos de Alergia

El sistema inmunitario sirve para defender al organismo de agresores externos, sobre todo bacterias, virus y parásitos. La alergia es una respuesta anómala de este sistema inmunitario que percibe como peligrosas sustancias inocuas como los pólenes o el polvo, y los ataca.

La patología más frecuente de causa alérgica es el asma, caracterizado por una sensación de ahogo, falta de aire y  “silbidos” en el pecho. El asma tiene una mortalidad baja, pero en cambio afecta cada vez a más personas y además, los expertos auguran un aumento de la frecuencia de las enfermedades alérgicas en general y especialmente del asma, en el mundo occidental. Éste aumento se atribuye  a la industrialización, los aditivos alimentarios y la disminución de las enfermedades infecciosas y parasitarias, que antes acaparaban la atención del sistema inmunitario.

La rinitis alérgica y la rinoconjuntivitis son las enfermedades alérgicas más conocidas, ya que cada primavera se habla de ellas en los medios de comunicación. Se debe a los pólenes y se manifiesta por estornudos, mucosidad de nariz, picor nasal y de ojos,  y  a veces también obstrucción nasal.  Algunas rinitis  se sufren durante todo el año, ya que son debidas a alergenos perennes como los ácaros o los epitelios de animales domésticos.

Son muchos los antígenos inhalantes que pueden producir asma o rinitis, pero como hemos explicado, los más frecuentes son los ácaros del polvo y los pólenes (gramineas, parietaria, etc.) y, con menor frecuencia, los epitelios de animales domésticos y los hongos de la humedad.

También hay patologías alérgicas que afectan a la piel: Dermatitis atópica, dermatitis de contacto, urticarias, angioedemas (hinchazón de ojos, párpados o labios) que pueden ser debidos a una alergia a alimentos o a aditivos alimentarios y también a medicamentos.

Precisamente la alergia a medicamentos puede dar cuadros muy graves de  shock anafiláctico, incluso con resultado de muerte. Igualmente grave puede ser la alergia al veneno de abejas o avispas, como hemos visto en el caso del faraón Menes.

El tratamiento principal de una alergia es siempre evitar el antígeno que la produce y para ello se han desarrollado una serie de medidas de protección frente los ácaros, hongos y pólenes, pero casi nunca el antígeno puede evitarse del todo y entonces hay que usar medicación farmacológica adecuada a cada caso.

En el tratamiento de una alergia hay que destacar la inmunoterápia, conocida como “vacunas terapéuticas para la alergia”, que consiste en inyectar pequeñas dosis de polen o de ácaros para que el organismo “se acostumbre” a ellos.  Suele dar muy buenos resultados con los ácaros,  pólenes o veneno de insectos. Es el único tratamiento etiológico (de la causa) que puede ofrecerse al enfermo alérgico. Cuando está bien indicado y bien controlado por el Alergólogo es muy eficaz y tiene muy pocos efectos secundarios, ya que al ser un producto biológico, no hay que metabolizarlo por hígado y excretarlo por riñón como los fármacos habituales.

He tratado en pocas líneas de explicar toda la patología que puede ser debida a una alergia, pero en estas enfermedades se cumple más que en ninguna otra la máxima de que “no hay enfermedades sino enfermos”, y hay que personalizar en cada caso tanto los medios de diagnóstico como el tratamiento.

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

 

Auge de las alergias alimentarias

Alergias e Intolerancias alimentarias

¿Qué son las alergias y las intolerancias alimentarias?

Los alimentos nos provocan reacciones adversas que podemos dividirlas en dos grandes grupos: las reacciones alérgicas mediadas por el sistema inmunológico que reconoce como extraño algo en principio inocuo como es un alimento, y las reacciones no alérgicas, no inmunológicas, identificadas también como intolerancias. Las primeras, a su vez se dividen dependiendo del mecanismo por el cual se producen en reacciones mediadas por la inmunoglobulina Ig, que es lo que popularmente todo el mundo conoce como alergia alimentaria. Otras reacciones inmunológicas no mediadas por esta inmunoglobulina, fundamentalmente la más importante que es la enfermedad más conocida que es la Celiaquía, y otras entidades más infrecuentes como son los procesos de esofagitis o gastroenteritis eosinofílica. Frente a todos estos procesos de origen inmunológico tenemos los procesos no inmunológicos, no alérgicos, fundamentalmente asociados a una causa metabólica, normalmente por déficit o malfuncionamiento de ciertas encimas que provoca una incorrecta absorción de ciertos azúcares. Fundamentalmente tenemos en este sentido a las intolerancias a lactosa e intolerancias a fructosa. Hay otros cuadros de mecanismo incierto, sobre todo problemas de intolerancia a alimentos marinos, en particular los bivalvos. Y luego, finalmente algunos cuadros de mecanismo farmacológico por sustancias que los alimentos liberan directamente o que incluyen en su propia composición, como puede ser sobre todo  la Histamina. Cada una de estas entidades tiene un planteamiento diagnóstico y terapéutico diferente.

¿Cómo se pueden diagnosticar?

Ante todo, lo más importante en el diagnóstico de una alergia o intolerancia alimentaria es una correcta historia clínica. Dependiendo de la sospecha de esa historia el estudio diagnóstico será diferente en cada caso. Las alergias alimentarias se diagnostican fundamentalmente con test cutáneos, en su caso también análisis de alergia y en muchos pacientes las llamadas pruebas de provocación o de exposición. En ocasiones también son útiles las dietas de exclusión y reintroducción controlada. En los pacientes con sospecha de Celiaquía tenemos análisis y, en muchos casos, es necesario remitir al gastroenterólogo para hacer el diagnóstico mediante una biopsia intestinal. Los cuadros no alérgicos, de mecanismo enzimático fundamentalmente se hacen mediante determinaciones con aire exhalado, pruebas de aliento, que nos van a dar una información muy precisa y fiable. Quiero advertir que todos estos paneles de análisis de supuestas intolerancias alimentarias, no tienen ningún tipo de validación diagnóstica, no tienen ningún tipo de utilidad clínica real. Ningún tipo de academia ni sociedad científica, tanto de alergología, digestivo o endocrinología los avalan en ningún sitio del mundo.

¿En qué consiste su tratamiento?

El tratamiento en general en todos los procesos de alergia o intolerancia, una vez que hemos conseguido un diagnóstico correcto, es fundamentalmente la evitación de ese alimento que nos provoca el problema clínico. Evidentemente esto a veces condiciona dietas muy restringidas donde es muy importante el apoyo adecuado por parte de especialistas, colaboradores en nuestro grupo, nutricionistas, que pueden aconsejar cuales son las dietas personalizadas más adecuadas teniendo en cuenta esas restricciones. Es muy importante también evitar aquellas trazas alimentarias de aquellos alérgenos, de aquellos alimentos que nos puedan crear problemas clínicos y en ese sentido es importante detectar cuales son en concreto las marcas o fabricantes que podemos utilizar para ciertos procesos alérgicos o de intolerancia. Cuando tenemos ya establecido el problema clínico, las reacciones alérgicas que pueden provocar los alimentos se pueden controlar adecuadamente con tratamientos con antihistamínicos corticoides y en algunos casos de reacciones severas adrenalinas autoinyectables que el alergólogo les va a prescribir. En los cuadros de intolerancia los tratamientos con probióticos en intolerancias a lactosa e incluso intolerancia a fructosa pueden ser de gran utilidad clínica como apoyo a las medidas de evitación, a las dietas de exclusión.

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Auge de las alergias alimentarias

Rinitis alérgica: alérgenos comunes y tratamiento

La rinitis alérgica se manifiesta en forma de mucosidad o goteo nasal, estornudos, congestión y picor nasal. Los alérgenos más comunes son los ácaros del polvo, animales domésticos, pólenes u hongos. Existen diversos tratamientos, que variarán en función de la gravedad del caso. No obstante, un tratamiento adecuado a tiempo puede evitar posibles casos de asma.

Rinitis alérgica: qué es
La rinitis alérgica es una inflamación de la mucosa nasal y se manifiesta con síntomas como mucosidad nasal, estornudos, congestión nasal o picor nasal. Estos síntomas se presentan generalmente durante dos o más días seguidos y persisten más de una hora.

En la rinitis alérgica la reacción suele ser inmediata cuando se expone a un alérgeno que causa alergia en el paciente.

Diferencia entre rinitis alérgica y catarro común
En la rinitis alérgica la mucosidad nasal es transparente, sale de forma continuada, como un goteo, varia a lo largo del día y dura más tiempo. El catarro, que es una infección, se acompaña de fiebre o febrícula, los síntomas persisten durante todo el día, suele durar una semana y la mucosidad es más espesa y de color.

Causas comunes de rinitis alérgica: alérgenos
Los alérgenos más frecuentes que intervienen en la rinitis alérgica y el asma son:
– los ácaros del polvo y animales domésticos (alérgenos de interior)
– los pólenes y hongos (alérgenos de exterior)
– los alérgenos laborales. Surge como respuesta a un alérgeno que se transporta por el aire y que está presente en el lugar de trabajo. Las causas más comunes son animales de laboratorio, maderas, látex, enzimas, harinas, ácaros y sustancias químicas.

Otras causas de rinitis alérgica
La causa de rinitis más habitual es la rinitis infecciosa, también conocida como rinosinusitis, que es una inflamación que afecta a la mucosa nasal y a los senos paranasales. Esta rinitis puede ser vírica o bacteriana, y según la duración de los síntomas, aguda o crónica.
Otras causas de rinitis:
– relacionada con el trabajo, que puede deberse a una reacción alérgica o a un factor irritante
– la rinitis inducida por fármacos, por efecto de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE)
– rinitis hormonales
– rinitis inducidas por alimentos
– rinitis por cambios de temperatura bruscos
– el humo del tabaco
– la humedad 
– los olores fuertes, que conocemos como rinitis vasomotora
La rinitis medicamentosa, por otra parte, es la obstrucción nasal de rebote que presentan los pacientes que utilizan descongestionantes nasales de forma crónica. En estos casos es necesario retirar el medicamento responsable y aplicar otros fármacos para tratar la rinitis.

Influencia de la contaminación en la rinitis
Los efectos agudos de la contaminación exterior en la rinitis alérgica son el aumento de los síntomas o de consultas por rinitis alérgica los días de mayor polución. La contaminación de los vehículos a motor favorece, por otra parte, el desarrollo de rinitis polínica.
Igualmente, la contaminación es una causa importante de los síntomas nasales en las personas no alérgicas.

Diagnóstico de la rinitis alérgica
El diagnóstico de la rinitis alérgica por parte de un Alergólogo se basa en la concordancia entre una historia clínica de los síntomas alérgicos y las pruebas diagnósticas mediante pruebas alérgicas cutáneas para inhalantes como ácaros, pólenes, hongos y animales. El hallazgo de pruebas positivas sin una clínica asociada no tiene ninguna utilidad, ya que muchas personas sin síntomas pueden presentar algún resultado positivo.
Cuando exista duda de si el resultado de la prueba cutánea es responsable de la rinitis alérgica se puede realizar una prueba de provocación nasal o conjuntival, que consisten en la aplicación del alérgeno sospechoso en la nariz o el ojo, con el objetivo de reproducir los síntomas referidos por el paciente.

Tratamiento para la rinoconjuntivitis alérgica
El tratamiento farmacológico de la rinoconjuntivitis alérgica se debe adaptar a los síntomas del paciente y a la gravedad de estos.

Los antihistamínicos son un tratamiento sintomático (para reducir el picor y mucosidad líquida) pero no se considera que curen la enfermedad. Por ello, parece lógico tomarlos a demanda en función de los síntomas alérgicos.

También podemos utilizar los corticoides tópicos inhalados, que  están indicados tanto en la rinitis alérgica como en la sinusitis y en la poliposis nasal. Se consideran como los fármacos más eficaces para el tratamiento de la rinitis. Resultan eficaces para reducir la congestión nasal, pero también en la disminución del prurito (picor) nasal, los estornudos y la rinorrea (secreciones). Aunque sus efectos se detectan a las pocas horas, su efecto óptimo se consigue al cabo de varios días o semanas consecutivos.

Existen otros tratamientos como descongestivos nasales, con los que hay que tener cuidado porque pueden producir rinitis medicamentosa. Y otros tratamientos menos potentes para la rinitis incluyen tratamientos locales en spray como antihistamínicos locales, anticolinérgicos, cromonas o antileucotrienos orales.

Además de la medicación para controlar los síntomas, se dispone de las vacunas con alérgenos (inmunoterapia) que, en la actualidad, es el único tratamiento específico para tratar la causa responsable de la alergia y alterar la evolución natural de las enfermedades alérgicas.

Relación entre la rinitis alérgica y el asma
La nariz es un órgano con varias funciones. La principal, probablemente, sea el acondicionamiento del aire inspirado, calentarlo y  humedecerlo, y la alteración de esta función se relaciona con la presencia o gravedad del asma.
En los pacientes con rinitis alérgica se ha comprobado aumento de la inflamación bronquial, al aplicar la sustancia que produce alergia en la nariz.
Diversos trabajos han demostrado la mejoría clínica y de la inflamación que ocurre en los bronquios tras el tratamiento de la rinitis con corticoides, antileucotrienos y antihistamínicos.
Si dejamos sin tratamiento a los pacientes con rinitis alérgica tienen más posibilidades de desarrollar asma. Y, al contrario, los pacientes con rinitis alérgicas que se tratan con vacunas para su alergia, no suelen desarrollar asma.

 

Al final la recomendación es visitar a su ALERGOLOGO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/alergologo-pediatra/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Broncoscopia Infantil

Broncoscopia Infantil

¿Qué es la Broncoscopia Infantil?

La broncoscopia infantil es una prueba diagnóstica que permite explorar la laringe, tráquea, bronquios y pulmones para así poder diagnosticar enfermedades de las vías respiratorias en niños. Para efectuar esta prueba, de acuerdo a la edad y la indicación del procedimiento, se puede utilizar broncoscopio flexible o rígido.

¿Porqué se realiza la Broncoscopia Infantil?

La broncoscopia infantil se utiliza para explorar la vía aérea de los niños cuando se sospecha de alguna anomalía congénita o adquirida. Dentro de sus principales aplicaciones podemos mencionar:

  • Extraer cuerpos extraños alojados accidentalmente en las vías respiratorias.
  • Indagar sobre causas de síntomas crónicos como tos, sangrado y dificultad para respirar.
  • Determinar las causas de infecciones respiratorias agudas, tumores u otras patologías de la laringe, tráquea y parte del árbol bronquial.
  • Estudio de expectoración de sangre (hemoptisis) o pus
  • Definir causas de hemorragia pulmonar
  • Evaluar estenosis de la vía aérea (disminución del diámetro) y posibilidad de dilatación de la misma
  • Aspiración de secreciones bronquiales, liberar atelectasia (taponamiento de un pulmón por secreciones)
  • Intubación de vía aérea difícil (pacientes con malformaciones craneofaciales, apertura bucal limitada, etc)

Broncoscopia-Infantil-en-Mexico-Cirujano-Pediatra-en-Mexico_v003

¿Cómo se realiza la Broncoscopia Infantil?

  • El paciente necesita estar en ayuno de acuerdo a la edad.
  • Se lleva a cabo el procedimiento en quirófano bajo anestesia
  • Se introduce el broncoscopio por la nariz o la boca llegando hasta los bronquios, explorando la faringe, laringe, tráquea y los pulmones (dependiendo de la patología a evaluar o tratar)
  • Se efectúan muestras de tejidos adyacentes si es necesario.

Broncoscopia-Infantil-en-Mexico-Cirujano-Pediatra-en-Mexico_v002   Broncoscopia-Infantil-en-Mexico-Cirujano-Pediatra-en-Mexico_v001

¿Cuáles son los riesgos de la Broncoscopía?

La broncoscopia infantil es un procedimiento muy preciso que debe ser efectuado por un médico pediatra certificado en endoscopia pediátrica de vía aérea. Sin embargo, como en cualquier otro procedimiento quirúrgico, podrían presentarse algunas de las siguientes complicaciones:

  • Efectos adversos causados por la sedación.
  • Rompimiento accidental de las vías aéreas con el broncoscopio.
  • Irregularidad en los latidos cardiacos, acompañados de espasmos.
  • Infecciones, neumonía y falta de aliento.
  • Tos persistente, náuseas y vomito.
  • Hemorragias nasales, somnolencia y dificultad para hablar.
  • Debilitamiento general del organismo.
  • Dolor en el pecho, escalofrío y depresión.
  • Hematomas y laceraciones en boca, nariz y garganta.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación tras un procedimiento de broncoscopia en niños no requiere mayores cuidados, sin embargo, se debe tener en cuenta algunas recomendaciones para evitar complicaciones:

  • Es necesario no consumir alimentos hasta recuperar por completo de la anestesia.
  • Se indicaran medicamentos en caso necesario para contrarrestar el posible dolor y malestar en la garganta.
  • Vigilar en casa dificultad para respirar, tos prolongada o sensación de falta de aire.

 

Al final la recomendación es visitar a su CIRUJANO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cirujanos-pediatras/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Broncoscopia Infantil

Colecistectomia Infantil

¿Qué es la Colecistectomia Infantil?

La colecistectomía en niños es un procedimiento quirúrgico que se realiza en niños y bebés para extirpar la vesícula biliar. Esta cirugía se lleva a cabo cuando la vesícula biliar causa inflamación (colecistitis aguda) en más de 2 ocasiones. Ésta inflamación puede ser ocasionada por cálculos compuestos por colesterol y sales biliares en la mayoría de los casos (colecistitis aguda litiásica) o incluso sin presentarlos (colecistitis aguda alitiásica).

La vesícula biliar está ubicada por debajo del hígado, su principal función es la recolección y concentración de bilis producida éste, para facilitar la digestión. Al padecer colecistitis aguda el paciente presenta dolor agudo, vómito, acidez y dolor intenso posterior a la comida e incluso puede sufrir alguna infección puede hacer el cuadro más severo.

Cirugia_Pediatrica_Mexico_Dra_Ebenezer_Cruz_Cirujano_Pediatra_Colecistectomia_v001

¿Porqué es necesario realizar la Colecistectomia en Niños?

Si el paciente sufre colecistitis aguda litiásica (secundaria a cálculos o piedras) su simple presencia puede causar dolor e inflamación. El cuadro se puede agravar si éstos cálculos se movilizan y obstruyen el tracto de salida de la vesícula (colelitiasis) o la vía biliar principal llamada colédoco.

Ésta inflamación recurrente puede ocasionar síntomas más severos, pudiendo incluso causar adherencias de la vesícula con los órganos alrededor de ella y también inflamación del páncreas (pancreatitis)

¿Cómo se realiza la Colecistectomia en Niños?

Actualmente la Colecistectomía en niños es un procedimiento quirúrgico de mínima invasión si se realiza por cirugía laparoscópica. Con el paciente bajo anestesia general, se utiliza una óptica de 5mm que se conecta a una cámara, ayudados por otros 3 a 4 puertos de 5mm donde se introducen instrumentos necesarios para la liberación y extracción de la vesícula biliar. Algunas veces no es posible realizar la colecistectomía por medio de laparoscopia y debe realizarse por cirugía abierta. Esta decisión queda a manos del cirujano pediatra después de los análisis y según el mismo organismo del paciente.

En caso de que un cálculo se movilice y obstruya el conducto colédoco (coledocolitiasis) causando inflamación extrema y acumulación de bilis e inflamación del hígado (coloración amarillenta, aumento de enzimas hepáticas y bilirrbuinas) se puede realizar una colangiopancreatografía endoscópica (CPRE), el cual es un procedimiento endoscópico donde se introducen canastillas para extraer los cálculos previo a la colecistectomíaque es el procedimiento definitivo.

¿Cuáles son los riesgos de la Colecistectomia en Niños?

La Colecistectomía en niños es un procedimiento quirúrgico que puede generar pequeñas heridas, por lo tanto la presencia de sangrado es inminente. También pueden presentarse daños a otras estructuras corporales, aunque éstas no son muy comunes, por otra parte , debido al tipo de manipulación, siempre estará presente el riesgo de contraer alguna infección. Como en todo la recuperación y el cuidado es clave.

¿Cómo es la recuperación?

Después de realizarse una Colecistectomía, el paciente deberá someterse a un régimen alimenticio estricto por algunos días mientras se recupera por completo el proceso digestivo. Su médico pediatra le recomendará evitar ciertos alimentos que puedan causar malestares digestivos a los niños.

El descanso es importante aunque se recomienda caminar continuamente. En una semana o menos los pacientes estarán de nuevo en capacidad para regresar a su vida cotidiana. Las heridas provocadas por éste procedimiento sanarán pronto y los niños podrán tomar baños incluso al día siguiente de la cirugía. Si alguno de los síntomas persiste como el dolor abdominal, fiebre o nauseas, lo mejor es que lleve a su hijo con su médico pediatra o cirujano pediatra lo más pronto para una evaluación.

 

Al final la recomendación es visitar a su CIRUJANO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cirujanos-pediatras/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Broncoscopia Infantil

Apendicectomía

¿Qué es la Apendicectomía?

El apéndice es el productor de una proteína destructora de bacterias conocido como inmunoglobulina, y su principal función es ayudar a combatir las infecciones que se presentan en el organismo de los niños. La apendicitis es una enfermedad inflamatoria del apéndice cecal, que aunque puede manifestarse a cualquier edad, su mayor incidencia es en niños entre los 6 y 12 años, convirtiéndose en la patología quirúrgica abdominal más frecuente de la infancia.

La causa más frecuente de apendicitis es la obstrucción de la luz apendicular, seguida por edema (hinchazón) de pared, congestión venosa, ulceración de la mucosa, incremento de la presión intraluminal (la presión dentro de ella) y finalmente perforación.

¿Porqué es necesario realizar la Apendicectomía en Niños?

La apendicectomía se realiza una vez que se haya presentado la apendicitis y esté en riesgo la vida del niño. Un apéndice defectuoso puede filtrar su contenido, contaminar e infectar toda el área abdominal, cuando esto pasa puede ser mortal. El síntoma más común de una apendicitis es la presencia de dolor localizado, inicialmente al principio alrededor del ombligo y posteriormente en la fosa iliaca derecha. Este dolor aumenta en intensidad de forma gradual y persistente limitando poco a poco las actividades del niño. Cuando el proceso es complicado se presenta en todo el abdomen. Otro síntoma importante es la presencia de fiebre la cual incrementa gradualmente conforme avanza la enfermedad.

El diagnóstico de la apendicitis se realiza evaluando la historia clínica y realizando una exploración física del abdomen del niño. Sin embargo, existen procedimientos de diagnóstico adicionales que pueden dar mayor certeza como: radiografía de abdomen, ultrasonido e incluso tomografía si el médico lo considera necesario. Realizar una apendicectomía laparoscópica tiene muchas ventajas, el dolor postoperatorio y tiempo de hopsitalización es menor ya que es una mínima invasión. Se moviliza menos el resto de intestinos por lo que se recupera más rápido el transito intestinal. En caso extraordinario que el apéndice se encuentra sana, se puede realizar una exploración para encontrar la causa de los síntomas (diagnóstico diferencial).

¿Cómo se realiza una Apendicectomía?

En la actualidad existen dos técnicas usadas para realizar una Apendicectomía: la Apendicetomía Laparoscópica y la Apendicectomía por Cirugía Abierta. Cuando se realiza por vía laparoscopica se realizan 3 pequeñas incisiones a través de las cuales se introducirá el laparoscopio y las herramientas necesarias para extirpar el apéndice inflamado. El paciente deberá recibirá anestesia general.

Cuando se realiza por cirugía abierta, el cirujano pediatra hará una pequeña incisión al lado derecho del abdomen y retirará el apéndice. Si ésta filtró su contenido, se deberá realizar un lavado en el abdomen durante la cirugía y dejará un tubo pequeño para drenar fácilmente los líquidos y el pus en caso necesario. El paciente deberá permanecer un par de días en el hospital bajo observación.

En algunos casos no se podrá realizar la apendicectomía por via laparoscopica porque en algunos pacientes no se facilita la visualización ni la manipulación de los órganos. El cirujano pediatra será quien dictamine como se realizará el procedimiento. El paciente debe tener en cuenta que la decisión se toma en base a lo que mejor convenga para su salud. Entre los factores que se toman en cuenta para determinar el tipo de apendicectomía a realizar , están los siguientes:

  • Infecciones o abscesos.
  • Que el apéndice se encuentre perforado.
  • Un paciente con obesidad
  • Historial clínico con cirugías abdominales
  • Dificultad para ver y manipular los órganos del paciente
  • Que el paciente tenga problemas de sangrado o haya abundante sangrado

¿Cuáles son los riesgos de la Apendicectomía?

Un riesgo importante de la Apendicitis es que si no se acude a tiempo a un hospital, el paciente puede sufrir una peritonitis y puede estar comprometida la vida del paciente. Cuando el apéndice se rompe, existen riesgos como la acumulación de pus la cual requiere de un drenaje y la aplicación de antibióticos. Cuando las condiciones del paciente empeoran debido a las complicaciones, la estadía en el hospital debe ser mucho más larga.

¿Cómo es la recuperación?

El paciente deberá permanecer internado en la clínica alrededor de 1 o 2 días, aunque algunos pueden salir en menor tiempo. Es muy importante la deambulación temprana, por lo tanto el paciente puede salir del hospital caminando, subiendo escaleras e incluso acudiendo a escuela sin realizar actividad física. Las actividades normales se reanudan en aproximadamente dos semanas.

 

Al final la recomendación es visitar a su CIRUJANO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cirujanos-pediatras/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Broncoscopia Infantil

La Fimosis

¿Qué es la Fimosis?

El prepucio es un tejido de recubrimiento del glande. Al final del primer año de vida, la retracción del prepucio por detrás del surco del glande (surco balanoprepucial) tan solo es posible en cerca del 50% de los niños, siendo normal que se observe únicamente una parte del glande y meato uretral (orifico donde sale la orina). Paulatinamente se puede retraer la totalidad el glande, llegando aproximadamente al 90% a los 3 años de edad.

La Fimosis es la imposibilidad de retracción del prepucio hasta el surco balanoprepucial por la estrechez del orificio prepucial. Esta condición puede provocar retención o acúmulo de orina, irritación, infecciones de vías urinarias de repetición, entre otras.

La incidencia de fimosis es del 8% en los niños entre 6 y 8 años. Puede ser primaria (sin signos de cicatrización) o secundaria a una cicatrización por manipulación extensa o balanitis de repetición.

Cirugia_Pediatrica_en_Mexico_Dra_Ebenezer_Cruz_Cirujano_Pediatra_Fimosis_Circuncision_en_Mexico_v001

Otras enfermedades del Prepucio

  • Parafimosis: Se llama así a la imposibilidad de regresar la piel del prepucio a su posición normal posterior a su retracción por debajo del surco balanoprepucial, provocando edema (hinchazón) importante y dolor. Si no se da manejo médico inmediato puede ocurrir casos severos con isquemia del glande y dificultad para la micción.
  • Quiste de esmegma: Es el acúmulo de secreción sebácea entre prepucio y glande. La mayoría se resuelve de manera espontánea, sin embargo puede ser necesario liberación del prepucio por el cirujano pediatra
  • Balanitis y balanopostitis: Es un proceso infeccioso inflamatorio agudo o crónico del prepucio y glande, puede acompañarse de secreción mucopurulenta. El tratamiento consiste en administrar antibiótico vía oral y antiinflamatorio, con posterior revisión por subespecialista.

¿Qué es la Circuncisión y cuáles son los tipos?

Es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes en los varones, la cual consiste en la remoción de la piel prepicual y su mucosa.

Existen dos tipos:

  • Circuncisión neonatal: Se busca eliminar en forma parcial o total según la necesidad la piel que cubre la parte final del pene del hombre. Esta cirugía por lo general es electiva con fines religiosos y culturales a solicitud de los padres. Se realiza los primeros meses de vida y para realizarla se pueden utilizar gomco, plastibell y pinza de Mogen.
  • Circuncisión formal: Se lleva a cabo a pacientes que pasan de la edad neonatal, en quirófano, bajo anestesia, por las indicaciones médicas que se enlistan a continuación.

¿Para qué es necesaria la Circuncisión en Niños?

La circuncisión es necesaria para corregir anomalías en el prepucio del pene del hombre cuando:

  • Se presenta dificultad para retraer en forma normal la piel que cubre el glande del pene
  • Existe estrechez de la parte final del prepucio (fimosis o anillo fimótico)
  • Se desarrolla unainfección bacteriana que muestra inflamacióndel glande y del prepucio. (balanitis o balanopostitis)
  • Se provoca abultamiento por acumulación de orina del prepucio al miccionar.
  • El prepucio se retrae en forma forzada y estrangula el glande sin volver a su posición normal. (parafimosis)
  • Se ha descrito indicaciones relativas preventivas para:
    • Infecciones en el tracto urinario.
    • Disminuir el riesgo de enfermedades de transmisión sexual.
    • Reducir el riesgo de cáncer de pene.

Cirugia_Pediatrica_en_Mexico_Dra_Ebenezer_Cruz_Cirujano_Pediatra_Fimosis_Circuncision_en_Mexico_v002

¿Cómo se realiza la circuncisión en niños?

En los pacientes recién nacidos se puede realizar a partir de las primeras horas de vida si el bebé esta en condiciones generales óptimas y adecuado peso. El primer paso al realizar esta pequeña cirugía es controlar el dolor para esto se puede tomar alguna de las siguientes acciones:

  • Colocar un anestésico tópico, aplicando una crema en el prepucio
  • Además se realiza bloqueo peneano inyectando un analgésico liquido en la base del pene provocando un bloqueo del nervio dorsal que evitara el dolor.
  • Escindir la piel circundante del prepucio:

Existen varias técnicas para realizar la circuncisión, entre las más usadas tenemos:

  • Separar el prepucio del glande con la ayuda de un dispositivo como una pinza Gomco, pinza Mogen o una campana Plastibell para reducir el flujo sanguíneo y luego remover el prepucio con la ayuda de un bisturí en la circuncisión neonatal.
  • Realizar un corte del prepucio sobrante y de la porción estrecha del prepucio (anillo fimótico) en caso de que exista. Colocando posteriormente sutura que se absorbe sola sin tener que retirar posteriormente en los niños más grandes.

¿Cómo es la recuperación?

En los niños recién nacidos el cirujano indicará analgésicos para contrarrestar el dolor y las molestias adyacentes a la intervención; adicionalmente recomendará observar cualquier síntoma atípico y una higiene adecuada. En los niños mayores y adolescentes se indicarán antibióticos y analgésicos según el caso; al igual que se hará recomendaciones sobre una exhaustiva higiene corporal. El reposo es relativo, posterior al procedimiento podrá caminar, subir escaleras e incluso acudir a la escuela.

El proceso de recuperación es corto. Los pacientes deben tener adecuada higiene, aplicación de medicamentos. Reposo relativo, puede acudir a escuela sin realizar actividad física por aproximadamente una semana. No se retiran suturas o material utilizado, todo se cae por si solo ya cuando se llevó a acabo la cicatrización adecuada.

¿Cuáles son los riesgos de la Circuncisión en Niños?

La circuncisión es considerada un procedimiento seguro que representa poco riesgo de presentar complicaciones; sin embargo, se puede presentar:

  • Reacciones alérgicas a la anestesia, con complicaciones cardiacas o respiratorias.
  • Infecciones
  • Hemorragia derivada de problemas de coagulación de la sangre o por rompimiento de algún vaso sanguíneo.
  • Hematomas o laceraciones en la cabeza del pene por causa de los instrumentos utilizados en la circuncisión.

 

Al final la recomendación es visitar a su CIRUJANO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cirujanos-pediatras/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Broncoscopia Infantil

Gastrosquisis

¿Qué es la Gastrosquisis?

La Gastrosquisis es una patología quirúrgica que se presenta en la edad neonatal. Éste padecimiento se desarrolla a lo largo de la etapa fetal del bebé y consiste en un defecto de la pared abdominal, habitualmente a la derecha del ombligo, a través del cual los intestinos protruyen fuera del cuerpo del bebé.

El tamaño del defecto influirá en la salida de uno o más órganos como el estómago o vejiga, aunque usualmente es de 5cm de diámetro o menor. La incidencia de la Gastroquisis se ha incrementado en las últimas décadas y actualmente es aproximadamente de 1 en 2mil niños recién nacidos.

Cirugia_Pediatrica_Mexico_Dra_Ebenezer_Cruz_Cirujano_Pediatra_Gastrosquisis_v001

¿Cuáles son los síntomas de la Gastrosquisis?

Su principal síntoma es la presencia de los órganos del bebé por fuera de su organismo y son observados cuando las madres son sometidas a ecografías donde se observan los intestinos flotando libremente en el líquido amniótico, aunque también puede observarse al momento de nacer. En el peor de los casos, el daño de alguno de los órganos del bebé puede desencadenar enfermedades y/o padecimientos que puede o no comprometer la vida del mismo. Se presenta generalmente entre la quinta y octava semana de gestación.

El intestino eviscerado se acompaña de peritonitis plástica (por el contacto con el líquido y el medio ambiente al nacer), se asocia a malrotación intestinal y en 12 a 15% a atresia intestinal.

¿Cuáles son las causas de la Gastrosquisis?

Si bien no se han logrado determinar a ciencia cierta las causas que generan Gastrosquisis, existen diversas teorías entre las que destacan:

  • Defecto en la diferenciación de las estructuras fetales (mesénquima somatopleural) con reabsorción subsecuente.
  • Involución anormal de la vena umbilical derecha, con defecto en el sitio de unión del tallo con la pared corporal.
  • Accidente vascular en etapa gestacional temprana (antes de la semana 12 de gestación) que involucra la arteria onfalomesentérica. Esto podría explicar algunos defectos asociados como la atresia intestinal.

¿Cuáles son los factores de riesgos de la Gastrosquisis?

Los órganos del bebe al encontrarse fuera del cuerpo puede causar infecciones sistémicas graves, pérdida de líquido y calor. La fácil movilización del intestino puede causar falta de riego sanguíneo y por tanto perforación o muerte de una porción de éste. Se pueden presentar adherencias (bridas) entre asas intestinales que dificulten su manipulación.

Los bebes luego de ser intervenidos pueden presentar problemas con la alimentación y la digestión. El riesgo es mayor al presentarse un embarazo de alto riesgo cuando están presentes durante el tiempo adicciones, infecciones, malos hábitos y cualquier conducta que haga que él bebé durante el periodo de gestación no gane peso.

¿Cómo se trata la Gastrosquisis?

El posible tratamiento está divido en dos etapas que dependen del momento en el que el problema sea diagnosticado, un tratamiento prenatal un tratamiento después del parto.

Prenatal: Una vez detectado el defecto, la madre y el bebé deben estar en constante control para garantizar la seguridad de ambos. Cuando se llegue el momento del parto, la atención debe ser mucho más especializada por la condición ya que se debe evitar al máximo las complicaciones como los daños intestinales.

Posterior al nacimiento: Se debe recurrir a cirugía de reparación, el cual consiste en poner en su lugar de nuevo los órganos del bebe.

Existen varias condiciones a tomarse en cuenta para el tratamiento. Inmediatamente posterior al nacimiento se debe intentar introducir nuevamente la totalidad de los órganos, sin embargo si el bebé es muy pequeño, tiene una cavidad muy pequeña o compromete la respiración o la circulación, se pueden introducir en una bolsa aislante (silo) para introducir paulatinamente el contenido dentro del abdomen.

 

Al final la recomendación es visitar a su CIRUJANO PEDIATRA o en su defecto visitar nuestro sitio web http://pediatrasenmerida.com/especialidades-pediatricas/cirujanos-pediatras/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.